martes, 23 de diciembre de 2008

2008-2009

Tengo ganas de escribir aquí pero no se muy bien que contar... he escrito y reescrito la primera línea de este texto una y otra vez... Al principio pensé en hablar del entrenamiento... Hoy he llegado especialmente motivado del Roco y pensé en dar continuidad a una entrada que hice en su día sobre "la versión enlatada" de la escalada... pero luego, luego no he encontrado la manera de darle forma. La siguiente idea era, dadas las fechas en las que estamos, hacer un balance del año... pero a pesar de que lo he intentado, la muerte de María me condiciona al hablar de cualquier cosa buena que me haya podido sucecer después... No, el 2008 se acaba y aunque desde luego no ha sido un año más, prefiero pensar en el año 2009, que aun no ha nacido, pero al que se le espera con ganas, pues hay proyectos vitales en el horno que se están cocinando con especial ilusión. También pensé en escribir sobre mis más de 200 vías nuevas encadenadas, pero ya hizo Fer una entrada sobre el tema y hoy no creo que disfrute escribiendo sus nombres una a una... Quizás lo haga a las 300 o quizás no lo haga nunca. Si me hace ilusión reseñar que la que hacía el número 200 la compartí con Gema y eso la hizo especial, que respondía al nombre de "Un día de picnic" y que no pasaba de Vº en ninguno de sus dos largos de caliza de Montanejos.

El 2009 se presenta con ganas de subir de nivel, de entrenar más, de perder peso, de viajar a Turquía, de bucear, de esquiar, de reformar una casa, de tener un perro, de disfrutar más de aquellos que aun me aguantan, de tener una furgoneta, de irme de casa, de asentarme en el trabajo, de volver a estudiar, de ser feliz y hacer feliz, y un largo etc que no cumpliré o cumpliré solo a medias... pero que comienzo con ilusión y en inmejorable compañía.

domingo, 30 de noviembre de 2008

A veces, aquello que nos empuja, que nos da razones para vivir, que nos hace felices, diluye su efecto positivo abrumado entre obligaciones, problemas y una guerra a muerte contra el reloj... A veces, cuando llega el fin de semana estamos tan agotados, que no tenemos energía suficiente para dedicarnos a nosotros mismos... Entonces llega la desmotivación, normalmente disfrazada de pereza y en vez de disfrutar de tus dos días , te arrastras cual alma en pena esperando que llegue el lunes para volver a ajustarte los grilletes.

En esas me andaba yo y ni siquiera lo sabía, lo he averiguado hoy en El Vellón, cuando a pesar del frío reinante en toda la Comunidad de Madrid, he notado el agradable picorcillo del sol de invierno, la calidez de una roca que mira al Sur y la compañía de mi chica y un puñado de amigos con los que cualquier cosa es más agradable.

jueves, 23 de octubre de 2008

Proximamente... Back to KuenKa

Cuenca no cambia, la roca está igual que el primer día y seguirá allí de la misma manera, tanto tiempo que la vida de un hombre no llegaría ni al equivalente a un suspiro de su historia... Sin embargo cada viaje es diferente, cada uno deja su poso, su huella, vivencias que lo hacen distinto y reconocible, experiencias únicas que suponen retales de una vida, que le dan valor.

No tenía muchas ganas de escalar, no por nada, de ánimo iba perfecto, pero mi motivación había empezado a decrecer... Tenía todo tipo de excusas para no acudir esta vez a mi cita con la roca, Gema estaba en Málaga, la previsión meteorológica vaticinaba lluvias en la zona centro y me sentía cansado... Podría haber sido un buen finde para terminar de despegar el sintasol del suelo y quitar el papel pintado... Además, Javi estaba acompañado y el hecho de no ir tampoco hubiese resultado traumático.

Sin embargo, el sábado amaneció con poca pinta de llover en Madrid, y de una forma u otra acabé en el coche atestado de mochilas y bártulos varios y con Leonard Cohen de único compañero.

Pasado Tarancón las nubes se cerraron y empezaron a descargar lluvia, lluvia que no cesó hasta llegar a Cuenca.

Me encontré a Javi y a Susana desayunando tranquilamente, eran más de las doce y tal cual pintaba el tiempo, tampoco había que darse mucha más prisa. Me acocplé en la furgo y cuando ya me empezaba a apoltronar salimos rumbo a las paredes... Ni Susana ni yo dábamos un duro por escalar ese día, pero Javi ve cosas que los demás nos vemos y conviene en ciertos aspectos no llevarle demasiado la contraria, pues las cosas le suelen salir bien. Así fue, lloviznaba a ratos pero la pared donde están El Golfo y la Guarra estaba seca y decidimos darnos una oportunidad.
Estas dos vías, son de las más populares del sector. Las marcas de magnesio no engañan ni tampoco el constante ir y venir de cordadas que vienen a probarlas. Hoy no. Hoy están libres, como casi toda la escuela. Calentamos en El Golfo (6b+) calentamos, templamos y nos quemamos pues no está el grado para bollos y los 6b+ de Cuenca se cotizan caros aun en estos tiempos de crisis. Nada nuevo la verdad, pues la vía ya la había probado con Gema y sabía perfectamente a lo que me enfrentaba... Continuidad y Coco, una entrada con truco que te deja ya marcado hasta la reunión, un reposo cojonudo a media vía y un último apretón cuando los antebrazos ya van cargaditos de manzanas... Una buena vía, te hartas a escalar y la roca sigue en buen estado pese al tránsito de escaladores. Susana tampoco resuelve, se queda en el mismo punto y le da los mismos pegues... No problem, la dejamos tan estudiadita que caería al día siguiente sin ofrecer ya demasiada resistencia.

Javi quería que probáramos "Al Tran Tran", (6c) pero entre pitos y flautas fue él quien se acabó midiendo el cobre en "Bonni and Clyde" (7a+). Su pegue duró una eternidad. Susana y yo definimos la situación como "Entrar en estado Alcayata" y a partir de ahí sobreyevamos el pegue con el mejor humor posible... tanto duró la situación que se nos olvidó que Javi estaba ahí arriba. Nos lo recordó un fuerte tirón de cuerda consecuencia de un vuelo sin consecuencias. Cuando Javi bajó, la crisis había pasado, habían cambiado la hora, España se había proclamado campeona del mundial de fútbol y Rajoy era Presidente... Como compensación se comprometió a regalarnos una cena a la altura de los estómagos más exigentes, y la verdad, no defraudó.

Los momentos que vivímos a partir de la cena, la post-cena y la llegada de Alex supusieron los momentos más hilarantes de mi historia rocosa y no creo que puedan olvidarse facilmente. Las bromas y demás quedan para nosotros pero salió un proyecto que igual da de sí. Veremos a ver. Depende de si las cabezas siguen locas o no. Ya veremos.

jueves, 16 de octubre de 2008

domingo, 5 de octubre de 2008

Escalar de primero

Existen muchas opiniones sobre cuando se debe empezar a escalar de primero. Ninguna es cierta ni falsa, puesto que no deja de ser algo subjetivo y por tanto sujeto a la revisión de cada cual. Por tanto lo que yo aquí diga no deja de ser una opinión basada en mis propias sensaciones y experiencias y siempre en el contexto de la escalada deportiva y en vías de un solo largo.

Que la escalada es una actividad física es algo innegable, pero también es cierto que no deja de ser una actividad mental. Respecto a cual de los dos factores prima, es algo que en mi opinión, no ofrece duda alguna, pues una buena disposición mental hará escalar a un cuerpo fuera de forma, mientras que por el contrario, un cuerpo en plena forma no llegará muy lejos si por cualquier razón la mente flaquea en cuanto sube el voltaje de la tensión.

Estando claro, que las sensaciones que produce la escalada provienen de ambos factores, físicos y piscológicos, en mi opinión, escalar de segundo o al tope rope castra gran parte de la esencia de la actividad: el control del cuerpo y de la mente en una situación de estrés físico y mental.

Particularmente creo que a escalar de primero se debe empezar cuanto antes, en cuanto se adquieran los mínimos conceptos técnicos y de condición física... es decir, un par de meses si se es constante en escalar al menos una vez a la semana... Antes podría producir tanto estrés que nos acabe desmotivando y mucho después provocaría tanto miedo a enfrentarse al momento de escalar de primero que puede que nunca lo hiciéramos.

En mi opinión tiene cincuenta veces más valor un Vº escalado de primero encadenado o no, que cincuenta 6a encadenados al tope rope... Sería como si nunca le hubiéramos quitado los ruedines a la bicicleta con la que aprendimos a montar, o como si el profesor de la autoescuela siguiera acompañándonos cada vez que cogiéramos nuestro coche particular... Escalar, es escalar de primero. Lo demás es un sucedáneo sin poder adictivo, algo solo válido ante situaciones puntuales como primeras tomas de contacto en el aprendizaje, o como precaución en el proceso de recuperación de una lesión. Pero como decía esto es hablar por hablar.

jueves, 2 de octubre de 2008

Encuentros en "Los Patones"

Todo empezó un día cualquiera después de haber tocado fondo anímicamente... se habían juntado varios factores: heridas que no cerrarán nunca, estrés laboral, cansancio y sacar todo ello fuera de mala manera con quien menos se debe... No me levanté precisamente con muchas ganas de escalar ese sábado, más bien me hubiera quedado en la cama hasta bien entrada la mañana. El caso es que me levanté y que mi humor estaba de vacaciones. Gema llegó puntual, sonriendo como siempre y a lo largo del trayecto me fue lanzando cables para atemperar los ánimos... pasado el Circuito de el Jarama, la cosa estaba más suave y cuando aparcábamos en el "Parking de arriba" yo ya era yo, y de nuevo acumulaba motivos para sentirme en deuda con quien se pone en primera fila en esos días chungos. Ojalá conociese a muchas personas dispuestas a hacer eso por mí, lo cierto es que cuento con una y tengo la suerte de salir con ella.

cargados con las mochilas atravesábamos los sectores dirección al Maracaibo, cuando al doblar un recodo, una voz conocida me llama por mi nombre.

- Pasa Alberto... ¿cómo tú por aquí?
-Ey Gema, mira quien está aquí, Pablete, el Capitán Bultaco "in person"

No puedo decir que conozca mucho a Pablo, solo 2 días en un salto a Montanejos, pero joder, es de estas personas que deja sello y te alegras de ver. Tanto, que este encuentro terminó de enderezar las cosas y cambiar el color del día.

Gema abandonaba por fin pesadas costumbres y finiquitaba los "Derechos de los Novatos" escalando de primera y al primer pegue. Por fin se había decidido a coger el toro por los cuernos y acometer proyectos a su altura sin recurrir a redes innecesarias. Su confirmación llegaría en "Obra de Jardinería" un Vº "pulido a espejo" al que asedió a pegues. Siempre de primera, creyéndoselo un poco más a cada pegue y motivándonos a los que hemos visto en primera fila crecer al mismo tiempo su motivación y el tamaño de sus antebrazos.

No había bajado Gema aun de "Los Derechos de los Novatos" Cuando Pablo y su dos colegas, el Dani y el Chemita, arriban al sector y lanzan un guante --"Yo quiero hacer ésta". Esta resulta ser "El viejo indecente". Un 6c del que ya había oído hablar en los mentideros verticales. Por ellos ya conocía que era una vía dura con un paso particularmente difícil. Una vía a la que ya había echado el ojo pero que todavía no me había decidido a probar...

-- Venga, ¿Quién es primero?... silencio... Chema y Dani acaban de salir de sendas fracturas en el pie que les ha mantenido muchos meses en el dique seco... Pablo mira lo bonito del paisaje y yo, bueno, pues me voy haciendo el ocho mientras intento no aparentar la tensión que siento. Metro a metro me voy metiendo en la vía, desflorandola, robándola el misterio... me llegan ánimos desde el pie de vía... Llego a pensar que no parece tan difícil... y finalmente me veo de lleno en el paso de la vía. Se me disparan las pulsaciones, no se si respiro, tanteo con los brazos buscando algo bueno que no existe y doy por concluido el pegue. Necesito serenarme y entrar un poco más en calor.

Pablo es el segundo en probar... sin dificultad llega la punto donde yo no pude seguir, se cuelga, estudia el paso una y otra vez... me empiezo a desesperar -- "Venga tío baja y luego le das otro pegue..." No me hace ni puto caso y cuando ya se sumaban a mis demandas Chema y Dani va y saca el paso aguantando el tipo hasta la reunión... le vemos bajar borracho de alegría, coger el movil y mandar un mensaje a Pep, "oye tío que estoy en Patones y acabo de escalar entera El Viejo Indecente"...

Chema quería darla un pegue al Tope Rope pero me colé vilmente. Me podía la ansiedad, necesitaba hacer esa vía cuanto antes para beber de lo que había emborrachado a Pablo. Cuando llegué al paso me flashean todo tipo de sistemas para superarlo, pero me bloqueo y pido que me pillen. Cada vez estoy más ofuscado... Pienso en Chema que no va a poder meter su pegue al tope rope y lo intento pensando que como mínimo he de darme un buen vuelo para no quedar como un gilipollas. Sorpresivamente, el paso me sale y encadeno el resto de la vía hasta la reunión... La vía es MUY buena, pero la motivación para resolverla no procedía del reto que suponía para mí, sino de no dejar sin el tope rope a Chema y eso me hizo bajar contento, pero no tanto como Pablo.

Chema la probó después. Su pegue va de más dubitativo a correr por la vía y mearse el paso ¿¿¿!!!??? No es un principiante... es un peaso bicho que vuelve a las andadas tras las penurias de su lesión. Baja con la mirada del tigre y la sonrisa de oreja a oreja, acaba de recuperar toda su motivación y parte de su confianza.

Dani cierra la ronda. Esta en una fase anterior en la recuperación y no supera el paso, le da algo de bajón... Son muchos meses parado y a veces los primeros pasos son muy pequeñitos... Lo se por propia experiencia.

Como no podía ser de otro modo, acabamos todos tomando las pertinentes vituallas en el Manolo, buen rollo por todas partes y pena al despedirnos... Quedaba mucho día y muchas cosas por hacer que nada tenían que ver con la escalada.

jueves, 25 de septiembre de 2008

24 años.

... Que nada, que quiero que sepas que hoy es tu cumple y que se que allí donde estés te gustará saber que ni mucho menos se me ha pasado, que llevo días viendo la fecha venir y que a falta de un regalo mejor te dedicaré unas horillas para, si te apetece, pasear contigo por La Pedriza. No te prometo subir hasta las Torres porque salgo machacado del curro y porque el sol, poco a poco, va reduciendo su jornada laboral, pero pondré todo de mi parte para que así sea. Por cierto, es curioso que en un solo mes, se junten tantos cumpleaños de gente imprescindible a la que quiero tanto... A lo mejor es verdad aquello de las constelaciones y las afinidades... en fin... ¡Hasta mañana!

viernes, 19 de septiembre de 2008

Tirando de Remos.- Cuenca

sales un poco a la derecha de la vertical del primer seguro, desde un canto lateral con la derecha puedes subir los pies y coger el monodedo de izquierdas para equilibrarte y sacar la mano derecha al primer cazo, que es lo suficientemente bueno como para sacar la izquierda a un agujero con forma de media luna y con muy buen canto. Sujetos de el con la izquierda, chapamos con la derecha el primer seguro. Ahora hay que darlo todo, es el tramo clave y se puede picar suelo. Sacamos la derecha bien alta a otro agujero, juntamos manos aunque nuevamente sacamos la izquierda cruzándola sobre el brazo derecho, en busca de una regleta neta, que es sufiente para recolocar pies y dinamizar con la derecha a un agujerito con menos canto del que parece, pero del que nos podemos quedar para hacer el definitivo dinámico de izquierdas al agujero bueno a la izquierda de la chapa. Desde aquí ya hay que aguantar los reposos que van apareciendo, pues iremos fundidos y lo que queda no lo regalan.

Es una vía poco comercial, con un aleje delicado entre la primera y la segunda chapa. Tampoco es fácil dar con la posición que debe tener el asegurador en los momentos clave. Esteticamente es llamativa y te fijas en ella en cuanto la ves. Metidos en harina no es tan agradable, y la posibilidad de tener un mal vuelo hace probable que la encuentres libre si vas a probarla. A mí me gustó descifrar los movimientos, lo cual me llevó 3 visitas y no me gustó el tener que reunir el coraje para tirar para arriba en la zona crítica. No creo que sea 6b. Una vez encadenada y tras 6 pegues supongo que será 6b+, el caso es que el darse el paso crítico con exposición hace que todo parezca mucho más difícil de lo que es en realidad.

buscando por la red he visto una vieja entrada de Vlady en la que hace mención a esta vía y añade una foto, el enlace es este http://vladimirbustof.blogspot.com/2006/08/cinco-comunidades-en-cuenca.html

domingo, 24 de agosto de 2008

Montanejos

Escalando en el Parientes Lejanos - Barranco de la Maimona














Había oído hablar de esta escuela con comentarios siempre apasionados pero no siempre positivos. Había oído denostarla por los alejes entre sus chapas y por lo desfasado de su grado (dicen los que la frecuentan, que un quinto en Montanejos podría perfectamente equivaler a un 6a+ en otra escuela). También por la peculiar idiosincrasia del antigüo gerente del Albergue (según algunos, un tocapelotas, según otros, sin él no habría escuela de Montanejos). Tambíen había oído hablar con admiración, que en cuanto a vías, había de todo: placas, desplomes, vías largas.... Que contaba con un sector de iniciación que por si solo merece una visita, que se trataba de un sector potente en cuanto a calidad de itinerarios, bien graduado y bien chapado. Que ni mucho menos la mayoría de las vías eran expuestas y que contaba con un entorno de ensueño bañado en aguas termales.

Como ambos argumentos eran buenos, la partida quedaba en tablas y la visita seguía quedando pendiente, hasta que una mañana, como no, en Cuenca, en un agradable encuentro a pie de vía con un matrimonio de escaladores valencianos, él, "el Litri" nos la vendió de tal forma, que ese mismo día dejamos cerrada la reserva para el fin de semana siguiente, el del puente de agosto.

Entre los argumentos sin contestación, el de lo acogedor que resultaba el refugio, el entorno, la posibilidad de bañarnos en pozas de agua caliente naturales en el río Mijares y la calidad de las vías de toda la escuela y en especial del sector de iniciación que además contaba con vías de varios largos. Pero sobre todo, lo que nos convenció, fue el entusiasmo con el que ambos nos hablaban de la escuela.

Tras 4 horas y media de coche llegábamos al Albergue rotos de cansancio por el viaje y el madrugón del día de trabajo y enseguida la primera sorpresa positiva, Pep y Pablo ("El Capitán Bultaco") estaban de camino con las mismas intenciones que nosotros de apurar el puente en Montanejos.

El Albergue de Montanejos tiene sus pros y sus contras, lo mejor desde luego es su ubicación a la salida del barranco de la Maimona, al ladito de las vías, a 5 minutos del centro del pueblo y de la zona más popular de baño del Mijares. También es de destacar su gran terraza, donde servían cenas y donde cenamos todas las noches (eso sí al ritmo de nuestro camping gaz), en el refugio se está ciertamente a gusto y eso es al 100% obra de sus gerentes Pascal y Alexandra. Por contra, solo cuenta con tres baños y una ducha que además está dentro de la habitación común, con lo que las colas y los ruidos son inevitables. El tema no es baladí y está en vías de resolverse con el antigüo responsable de la explotación y todavía dueño del inmueble (Ernesto López).

El Barranco de la Maimona es mucho más bonito de lo que hubiéramos podido imaginar, a lo largo de los dos días en los que escalamos en él, no dábamos crédito al lugar tan hermoso en el que nos encontrábamos y dimos por hecho que volveríamos más veces, quizás convirtiendo la escuela en un destino recurrente para los puentes y vacaciones cortas.

El primer día, escalamos en el Sector iniciación e hicimos la "Kombinado Komekakas" una vía de 4 largos con dureza media de V y un último largo de 6a. Era la primera vía de varios largos con Gema, así que las emociones estaban ahí y las ganas de vivir la experiencia juntos también. Me acordé con fuerza de María, también ella hizo cordada con nosotros, pero iba de primera dentro de mí.

Ensayamos el primer largo hasta la reunión, para repasar conceptos, maniobras y aclarar dudas, pero sobre todo para que Gema se convenciese de que nada de lo que íbamos a hacer era una temeridad y de que ella era capaz de hacer su parte y disfrutarla. Así, tras ese primer asalto, nos metimos en serio y largo a largo nos fuimos merendando la vía sin incidencias hasta que a partir del 2, el sol, que hasta ese momento solo se había mostrado tímido, se despojó de sus vergüenzas y arremetió con fuerza recalentando la roca hasta casi achicharrale los pies a Gema a través de la goma de sus gatos. Gema las pasó canutas en cada largo con el tema de sus pies, pero nunca sugirió retroceder, en el fondo no quería rendirse y eso la engrandecía ante mis ojos. Finalmente ganamos la última reunión y en tres rápeles volvíamos junto a nuestras mochilas con la espalda torrada y satisfechos con la experiencia. En una sola ruta, Gema aprendió a asegurar desde una reunión, a escalar de segunda asegurada desde arriba, a organizar los rápeles y a rapelar. Por mi parte yo confirmé lo que ya sabía, que tengo una estupenda compañera de cordada y que su techo en este juego está por ver.

Comimos con Pep y Pablo, al Capitán Bultaco no le conocía y al cabo de 5 minutos fue como si los 4 lleváramos toda la vida siendo colegas. La cosa acabó en el río, de termales las aguas tenían poco (de hecho se las califica de hipotermales) pero el baño nos dejó como nuevos, listos para visitar la Fuente de los Baños y más tarde el pueblo de Montanejos. Entre medias otro encuentro, Ramón (Mad Climber), su chica y otros amigos, hacían parada en Montanejos en su camino a Frankenjura. Todos juntos, acabamos compartiendo la espumosa bebida amarilla en una terracita junto a la plaza del Ayuntamiento.

El sábado nos pusimos en manos de Pep, quien al menos ya había hecho 10 visitas anteriores a la escuela y nos guío dentro del Capitán Bultaco escalando en el sector Parientes Lejanos. Foto by Pepbarranco de la Maimona hasta un sector denominado "Parientes Lejanos", donde permanece el grado apretado habitual de la escuela (más estandarizado en la guía de Ernesto que en la de Juan Martín y Hugo Merle que, aun actualizando los grados con respecto a lo que había, mantiene su caracter apretadísimo y difícil) allí los V se vendían caros con lo que lo mejor, como siempre, es olvidarse de las cifras y de las letras y simplemente escalar y disfrutar de las vías. Así se fueron sucediendo "Hola soy Boro" (V+), "El pintor kintogradista" (V), "RAM.O.P.U.", "Reme la Cubana" (6a) y "Javi - Pasillos" (6a). Vías excelentes y duras, sobre todo "Javi-Pasillos" un 6b disfrazado de 6a.

El domingo Gema y yo decidímos no escalar, dos días consecutivos está más que bien y planificamos volver a pasear por el pueblo, comprar en la famosa panadería (Todo lo que os digan de ella es cierto) y bañarnos de nuevo en el río. Finalmente acabamos compartiendo el día con Pep y Pablo con los que nos fuimos a bañar y comer. Tras una larga sobremesa, nos despedimos y tomamos rumbo a Madrid con la sensación de haber pasado un fin de semana que tardaremos en olvidar.

martes, 12 de agosto de 2008

Avidez de Roca - Cuenca II (20 encadenes más tarde)

Sector Paúles, pie de vía rodeado de caras conocidas mientras Pokol fuerza -Siempre igual-Abordo de "La Perla Negra" o a lomos del "Poyito", los 170 Kms. que separan Madrid de Cuenca parecen cada vez más cortos, tanto que a penas dan para desmenuzar un capítulo de "Guerreros de la Roca". Nos espera nuestra Suite del bosque, con suelo de loneta comprado en San Decathlon, cena de pasta de manos de nuestro ardiente amigo el "Camping Gaz" y un incandescente cielo trillado por millones de estrellas.

Por las mañanas tostadas, café y algún exceso con el azúcar nos ponen lentamente en funcionamiento. Aseo básico, quizás algún estiramiento y primera parada en el Martín Alhaja para abastecernos del agua que usaremos durante el día y terminar de quitarnos las legañas.

Cuando nos ponemos finalmente los arneses estamos en el sector Paúles, de los pocos a la sombra, y cuando nuestros dedos tocan la roca las emociones se mezclan destilando un poderoso combustible que alimenta nuestra energía vital.

La roca inerte se ha convertido en el contexto donde transcurre mi vida, al igual que las canciones de Loquillo, Burning y Sabina integran el hilo musical que suena en mi cabeza o los bares constituyen oasis perdidos donde resiste mi pasada juventud. Gema me cataliza, equilibra el kaos y le otorga sentido.

Señores, esto es Cuenca, mala escuela para acomodados al quinto grado, aquí las concesiones son las mínimas y hay que pelear por cada centímetro de roca ascendida. La roca muerde y se lleva las yemas, las suelas, algún maillón y hasta la moral... A cambio, los encadenamientos saben a gloria y nuestras habilidades son enriquecidas con solo ponerlas a prueba. Aquí si perseveras creces como escalador, pero si te quedas con la primera impresión es posible que tardes en volver.

Pero Cuenca no es solo un paraíso para los escaladores de la zona centro por su gigantesco ramillete de buenas vías, Cuenca es también una ciudad preciosa, un entorno envidiable... baños en el río cuando aprieta el calor, un bosquecillo silencioso y agradable para cenar y dormir... Cuenca sacia las espectativas más pretenciosas en una escapada de fin de semana.

En cuanto al menú vertical, en 4 visitas ya he degustado y digerido 20 de sus rutas, hasta la fecha me quedo con dos: Una por lo que sudé para encadenarla y otra por lo que disfruté hasta encadenarla... La primera la "Arrambla" (6b), mantenida desde la salida, de hecho cuesta encontrar el movimiento que nos mete en la vía. luego no da tregua, no hay reposos, no hay un buen cazo, todo 6b hasta el final... Durante su escalada, un pensamiento para mantener la lucha, "quiero encadenarla para no tener que volverla a hacer y sufrir lo que estoy sufriendo" y un resultado: encadenada A vista.

La otra vía la equipo Pep alrededor del año 2000 "Kágame en la boca" (6b+) y que pudo haberse llamado "Sorayaaaaaaaaaa" de no haber Pep, y Pokol (de quien generosamente proceden las fotos de esta entrada)mediado algún cambio en sus colaboradores de equipamiento. La vía recorre un diedro que tiende a desplazarse ligeramente hacia la izquierda. las chapas están en su sitio aunque un alejillo entre la tercera y la cuarta nos subirá las pulsaciones y le da vidilla. La vía es perfecta por su recorrido, por lo estéticos de sus movimientos, porque tiene su puntillo psicológico en el aleje y por la colocación de sus seguros. Sorprende que en la reunión haya que utilizar un maillón para descolgarse... Por lo visto, el mosquetón original fue sustraído por amigos de lo ajeno. Llevaba un par de fines de semana con ella en el punto de mira, pero nunca estaba libre cuando me proponía acometerla. Así que preguntaba a los que la estaban escalando y siempre me la ponían por las nubes... Me chocó el caso de un madrileño que dijo que venía de escalar séptimos en el Cañón de Uceda y no se atrevió a meterla un pegue de primero por que decía que las chapas alejaban mucho.
En resumen: Una maravilla de Pep y sus pipas. Una vía con sello de autor y por la que por primera vez siento ganas de escalar más vías de un equipador además de vías de una escuela en concreto... Lástima que las vías de Pep suelan llevar de apellido un grado de 6c para arriba...

lunes, 11 de agosto de 2008

Mi prima Bea

"Sea lo que sea lo que puedas hacer, o lo que sueñes que puedes, comiénzalo. La audacia lleva dentro genio, poder y magia" ---- Guerreros de la Roca ----

Hace poco mi prima Beatriz coronaba el Teide tras una aproximación nocturna con su chico y más amigos, con la romántica intención de ver amanecer desde el techo de España. La sola concepción de la idea ya me entusiasmaba a mí, a miles de kilómetros de distancia, imagino su borrachera de estimulos al llevarla a cabo.




martes, 15 de julio de 2008

Recauchutar Gatos - Coleto

COLETO: Reparación de material de montaña, Pies de gato, Botas...:

Llego a Coleto de la mano de mi Kolega Jorge, "Albert, tío, tienes que llevar los gatos allí, el tío es escalador y los deja mejor que Domingo... además es de tu barrio... "


c/ Hacienda de Pavones, 83
Telf.: 91 439 78 42
28030 Madrid

Horario: hasta las 20:30 (desconozco si cierra al medio día y la hora de apertura)

Lo mejor:

-La rapidez, 4 ó 5 días (algo más que Domingo)
-Poder elegir destintas suelas dentro de cada marca... por ej: Vibram XSV, Vibram XS Grip.
-Coleto es escalador y por tanto una voz acreditada si necesitas consejo sobre que suela necesitas.
-El precio está ligeramente por debajo de la media

Lo peor:

-No puedo juzgarlo aun, ni siquiera me he puesto los gatos que me ha recauchutado.

Acabado final:

En los Miura que he recauchutado se aprecia que las punteras son significativamente más pequeñas que las que monta Domingo, estás abarcan exclusivamente la punta del gato mientras que las de Domingo cubren toda la parte delantera ¿mejor? ¿peor? Ni idea, pero más estético sí, y deja la punta más estrecha.

Precios julio 2008:


-Suela Five Ten: ???
-Suela Vibram XS: 18,00 + punteras si hacen falta 3,00 = 21,00
-Suela Vibram XS Grip: 21,00 + punteras si hacen falta 3,00 =24,00
-Goma Cocida: ????

lunes, 14 de julio de 2008

Con dudas

Hoy es 14 de julio, desde hace meses intento ordenar las piezas de mi yo interior, he huido de mí, me he visto desde fuera, he vuelto a entrar y nuevamente he vuelto a salir, siempre las mismas preguntas, los mismos reproches, la misma realidad: ella ya no está, pero yo sigo ¿por qué? ¿de qué vale todo esto?, ¿por qué no entendí lo que ahora entiendo? ¿por qué no fui capaz de obrar entonces conforme a mis auténticos sentimientos? Cuando toda la maquinaria se acelera y coge calor, cuando parece que todo va a estallar, llega Gema y la espita se abre rebajándose la presión hasta rangos operativos de existencia. La escalada es el otro factor disipador y la gente con la que lo comparto buenas razones para mostrarse entero. ¿Me he olvidado de ella? Cómo podría. mis recuerdos la traen a colación a cada instante, siempre que me relajo aparece ella, siempre que estoy en La Pedriza, la veo a ella jugando con Lola, dejando que se la cuele por sus poros la esencia misma de la montaña. La música es el otro medio de llegada, Macaco en la radio del Javichu el otro día casi me hace tocarla...

¿Por qué cuento esto? Lo cuento porque una amiga suya me dijo hace meses que María me leía, ya no estábamos juntos y ella seguía leyéndome... También porque este blog es un escaparate a gran parte de mi existencia y en ella conviven la muerte, las miserias humanas y los estúpidos momentos banales de alegría. Lo dice Gema al respecto de "Tokio Blues" Murakami es agridulce, como la vida y si Gema dice que la vida es agridulce, es que lo es.

Quiero escribir aquí, quiero contar las tonterías que contaba antes y no se si soy capaz, las quiero contar porque en mi historia aun no han puesto el Colorín Colorado con el que un día alguien me golpeó en el alma. Al Flash, es mi otro intento de dar salida a mi bis parlanchina pero no es mi casa, solo es donde vivo. Quizás poco a poco me atreva y me sienta cómodo, mientras tanto si quiero ir completando algunas secciones como el tarjetero que no tiene sentido extrapolar a ningún otro lugar. Como última razón, no quiero dejar morir el blog, yo sigo vivo y él es mi reflejo. La muerte de María no tiene ningún sentido, pero su vida me ha enseñado cosas que solo he entendido con su muerte, ojalá mucha más gente la hubiera conocido, porque a mí me ha hecho mejor persona o al menos yo intento serlo para dignificarla como se merece.

lunes, 12 de mayo de 2008

Punto Final

Las cosas han cambiado en exceso desde que comencé a escribir en este blog allá por septiembre del año pasado. Lo único que perdura es que sigo escalando. Es increíble lo evasiva que puede resultar esta actividad... Tanto, que en este momento se que no escalo por diversión, si no porqué no podría hacer otra cosa que calmase el dolor que siento de igual manera. Ese dolor en el alma que no calma la química y que se manifiesta mientras sueño, en un pestañeo, en cuanto dejo la mente vagar libre a sus anchas.

Necesito estar ocupado, acompañado y escalando... entonces las cosas medio van y "sobre el escenario" todo llega a parecer normal. Ahora además trabajo en algo tan insensible como la declaración de la renta, en una compañía que exige una imagen personal básicamente impersonal, lo que también ayuda, porque aunque soy el mismo yo, soy un yo amortiguado en todos los aspectos.

Todos estos recursos, todas las corazas, se vienen abajo cuando como en un flash tomo conciencia de nuevo de que ha muerto. Sí, ha muerto y nada tiene menos solución que eso. Las cuentas pendientes quedan pendientes y no hay manera de saldarlas y dejar en paz mi espíritu. 24 años, 3 años y 27 días de lucha, esperanza y lágrimas con final trágico y con un proyecto en común fracasado por errores infantiles y falta de comprensión pero no por falta de amor.

No puedo escribir más en este blog, escalar, por mucho bombo que le demos, no es más que un hobby tonto al lado de otros aspectos de la vida como ser querido, querer y tener salud... Se me hace imposible, hablar de una vía encadenada, de lo bien que me lo pasé tal día o de con quien lo compartí, si supone echar arena sobre la realidad de que María, Meri, Meripenny, ha muerto.

La vida sigue. Hasta la fecha fracasé en sus aspectos más relevantes y con 34 años no tengo ni oficio ni beneficio ni se hacia donde tirar. Sin embargo tengo razones para intentarlo otra vez y la suerte de tener quien me transmita energía y me haga sentir que esta vez puede ser la buena.

Supongo que he madurado tarde y he visto con demasiada claridad lo gilipollas que he sido toda mi vida. Ser consciente de algo así no exime de la posibilidad de volver a serlo pero da argumentos para pensárselo dos veces y alguna posibilidad más de éxito.

Este blog termina hoy aquí, certificando el punto y final de mi anterior entrada. No hay espacio para más banalidades cuando entre ellas se ha colado la muerte de un ser amado... Dios, nunca antes he necesitado tanto que existas y nunca antes he creído menos en esa posibilidad.

Me gusta escribir y espero más pronto que tarde colar un nuevo blog en el ciberespacio desafecto del dolor que este me produce. Gracias por haberme leído y por haber opinado. La Bitácora Vertical ha escrito su punto y final.

lunes, 28 de abril de 2008

María Baltanás García - Meri -.


Querida María:

Cuando leas esto, estarás ya en el cielo y supongo que sabrás todo lo que pasa por mi cabeza en este momento y los sentimientos que siempre ha recogido mi corazón hacia ti. Por si te quedaban dudas, ya sabrás que te he amado, que te amo y que te amaré siempre, y que las meteduras de pata que tanto daño te hicieron me lo hicieron a mí tanto o más y me lo siguen haciendo. Ahora que estás ahí arriba, ya sabrás la clase de persona que soy, que he sido capaz de lo más bajo, pero que solo por ti también he sido capaz de lo más alto. Soy imperfecto, como todos, o quizás mucho peor que todos... Quiero que sepas, que no he conocido a nadie como tú, con tanto corazón, con tanta dignidad, con tanta fortaleza. Te agradezco muchísimo que me hayas dejado formar parte de tu vida unos años que ahora me parecen minutos, te agradezco cada segundo y cada sonrisa y cada vez que me he vuelto a casa a 20 centímetros del suelo por haberte oído decir que me querías.

Ayer me dijo tu madre que quieres que tus cenizas sean dispersadas por La Pedriza y que otra parte sean depositadas en un tiesto donde se plante con ellas una planta. Parece que te lo estoy viendo escribir... Recuerdo el primer día que te llevé a La Pedriza, a la Charca Kindelán, recuerdo tu mirada, la certeza de que habías descubierto tu lugar en el mundo. Sabes también como yo que la Pedriza nos unió, que en ningún otro lugar conectábamos como allí. Pero solo con eso nos bastaba para ser más felices y mucho más especiales que el resto de las personas del mundo.

El último año ha sido especialmente duro para mí, lo nuestro se iba apagando, la oposición consumía todo el tiempo que hoy te hubiera dedicado a . No fuí capaz de tirar con todo mi niña, ni di la talla... No supe entenderte y tu no conseguiste hacerte entender por mi... Era frustrante, querer a alguien y hacerla sufrir y sufrir yo mismo hasta lo infinito... No pudiste más conmigo y yo no pude más. La última vez que se te escapó un Te Quiero nos pilló a los dos en nuestros sacos de dormir en la zona de Quebrantaherraduras... tu manita salía del saco hasta coger la mía.

Te echo de menos, no desde ayer que te has ido, sino desde que nos perdimos el uno al otro. Nunca una pérdida me ha dolido tanto. Y ahora que te has ido para siempre solo espero haber aprendido la lección, no cometer los mismos errores y recordarte siempre; especialmente tu bondad, tu falta de vanidad, tu sonrisa y tu fuerza interior esculpida en granito pedricero pero también tu físico, tú cara perfecta y tus ojos achinados encendidos de ilusión. Del resto de tu cuerpo no hablaré aquí por que siempre fuiste vergonzosa y yo envididado. Por favor, desde donde estes no me dejes de querer.

Te hablé de Gema, ella es médico como te hubiera gustado ser a , tiene un grandísimo corazón y estoy seguro de que te hubiera gustado como yo se que a Gema le hubiras gustado tú. Dame fuerzas para hacerla feliz y guíame para no perder el camino. No me dejes nunca solo y ayúdame a no flaquear.

Ya no eres inmortal, eres eterna. Lola tú yo formamos una familia y algún día nos volveremos a reunir. TE QUIERO.

miércoles, 23 de abril de 2008

Placa de las Nueve (La Pedriza)

foto by FreeClimber Extraordinario sector puramente plaquero con, actualmente, once vías entre el 6a y el 6c. Su acceso más rápido es desde el Tranco, subiendo las escaleras de "Casa Julián" y tomando el sendero hacia la derecha, cruzamos una cancela y tras unos metros accedemos a una pradera con un bloque redondo en el centro, denominado "El Tamboril". El sendero que buscamos surge una vez cruzada la pradera, como una ramificación a la izquierda del que llevamos. De cuando en cuando el acceso transcurre entre bloques donde habrá algunos hitos que nos orientarán, aunque la mejor orientación es que el sector está al alcance de la vista y muy cercano... En alrededor de 15 minutos estaremos a pie de vía. foto by Pep - Retoques FreeClimberEsta foto no es de la Placa de las Nueve, pero sí de un bloque muy cercano, Pep me llevó allí para que lo conociera y hacernos unas fotos... Como Pep es el motor del blog "Mundo Pipa" caracterizado esteticamente por su colorista forma de distorsionar las fotos, no podía subir esta sin más... y tras darle varias vueltas y no conseguir exactamente los efectos de su página he reculado hasta buscar algo más básico y simplista... ¿A qué mola?

jueves, 17 de abril de 2008

Y tal y tal.

A lo mejor este post suena egocéntrico... Normalmente en un blog uno habla de si mismo y de lo que hace con otras personas, lo cual ya es egocéntrico en si mismo... pero el motivo de éste, al menos, no es dar a entender lo súper mega güay que soy y las cosas fantásticas que hago... Porqué no es así... como persona tengo mis luces y mis sombras y como escalador soy de la segunda división ... No obstante quería hablar de porqué escalo y como veo yo algunas cosas de este circo y se me ha ocurrido hacerlo en forma de preguntas y respuestas. Si a alguien le parece pedante... pues a lo mejor es que lo es.

-Para empezar ¿Cuánto tiempo llevas escalando"

Pues empecé en el 2003 cuando empecé a trabajar en Soto del Real, sin embargo estuve parado 2 años durante mi oposición y 6 meses por un desprendimiento de retina... así que de tiempo efectivo 2 años y medio pero, como he dicho, no de forma continuada.

-oye, entonces tú... ¿por qué escalas?

-Pues escalo por diversas razones... La primera y principal porqué me divierto, me divierto muchísimo y además en la naturaleza, que es algo que en si mismo ya me hace sentir bien. También escalo porque cuando me subo a una pared desbloqueo mis nudos internos, me exige tanta concentración vencer el miedo, que no existe nada más... Cuando termino de escalar mis conflictos se han transformado en contratiempos y mis problemas en situaciones que no me devoran. También escalo porque es algo que disfruto en compañía, que me hace vencer mi timidez y me obliga a conocer a gente. Escalo porque necesito hacer deporte para sentirme bien, porque puedo compartirlo con quien más quiero, escalo porque es una actividad que me ha ensanchado el horizonte y me ha enseñado una manera integral de disfrutar de la vida. Por último, escalo porque economicamente me lo puedo permitir.

-¿Sentiste algo parecido con alguna otra actividad?

-Sí, durante muchos años, la bici de montaña ocupo un lugar parecido en mi vida... pero no es una actividad con tantas variantes y tampoco se ramificó en tantas facetas de mi mismo como la escalada... yo fui un biker, pero ser un biker implica muchas menos cosas que ser escalador, después de muchos años agoté sus posibilidades y me saturé... probablemente para siempre.

- ¿y de lo del grado?

Escalar más grado permite escalar más vías, en más lugares y con más gente. Mi aspiración es asentar un grado cercano al 6c en cualquier tipo de roca y en cualquier escuela. Actualmente escalo a vista, normalmente 6b (salvo en las placas pedriceras) que es un grado en terreno de nadie... para los escaladores de quintos eres una máquina y se aburren contigo y para los de séptimo grado, eres una patata y también se aburren contigo... creo que el 6c es la puerta para tener a todo el mundo cerca y poder escalar muchas vías en cualquier sector.

-¿Compañero de escalada ideal?

Como decía un pirineista famoso cuyo nombre no se escribir (era franchute) ... Mejor una mala vía con un buen amigo, que una buena con un gilipollas. En términos teóricos compañero ideal es, quien además de ser tu amigo, escala en un nivel próximo a ti. No obstante ahora mismo escalo habitualmente con Gema que es una "begginer" y no la cambio por nadie. Jorge es mi colega habitual para apretar y picarme, "Avista" fue un buen proyecto de compañero y en los últimos tiempos me he sentido genial compartiendo cuerda puntualmente con Pep y el Chavo. También es un lujo tener la posibilidad de escalar con Javi y de haberlo hecho con María. Alberto "El Maestro" me señaló el camino que va del V al 6b+, Marce fue el colega con el que me inicié y Omar el primer amigo que conocí gracias a la escalada. Antes era más endogámico... Ahora estoy encantado de quedar con gente diferente, lo único que necesito para repetir es que además de cierta empatía, haya buen feeling personal.

¿Cuál es la vía más bonita que has escalado?

Si tuviera que quedarme con una... sin duda "Rejas de Cuarzo" (6c+/7a) en Patones. No la he encadenado aún, aunque en su momento la cosí a pegues. Es muy física, pero también técnica y larga. Es una auténtica pasada. De las que he encadenado, me quedo con "La Tragedia del 12 y 13 de julio de 1997" (6c) en La Pedriza y "El Escorpión" en El Vellón.

¿...Pero escalar no es una tontería...?

Pues sí, como casi todo lo que hacen los humanos, Lyonell Terray lo definió mejor que nadie cuando tituló su libro autobiográfico "La conquista de lo inútil", pero por las razones que he expuesto antes, mola y me hace sentir genial.

-¿Cuál es la escuela de escalada que más te gusta?

Las vías que más me gustan, de lo que conozco, son las de Patones, sin embargo como escuela considero que la mejor de cuantas he visitado, por roca, vías, entorno y facilidad para hacer otras actividades es la de Quirós; Cuenca también me parece un escuelón y La Pedriza tiene una magia que no tiene ningún otro sitio. Creo que salvo excepciones, me gustan todas, de todas maneras conozco muy poco y como propósito para este año me gustaría moverme más.

-Puntos débiles y fuertes como escalador

Débiles... soy pesado 80 Kg. me encanta comer, así que no le puedo echar la culpa a mi constitución, aunque también tengo las tiroides jodidas. Me da miedo la altura y es algo contra lo que siempre estoy luchando, también creo que me falta mentalidad ganadora a la hora de escalar vías.

Fuertes... Aunque mi relación fuerza peso no es muy buena, soy fuerte y suficientemente alto. Si escalo tranquilo tengo cierta técnica que desaparece cuando me tenso por encima de mi nivel de control. En actitud, lo doy todo, me entrego hasta el último átomo de energía y cuando siento miedo, si es un miedo subjetivo siempre sigo pa' lante, no me rajo nunca, y no me vuelvo a casa hasta que no estoy reventado y no me he tomado una cerveza (aunque esto no se si es un punto fuerte).

-Para terminar. Algo que no te guste de la escalada.

Cada vez hay más gente que escala sin que les guste la montaña, a veces me recuerda un poco al ambiente de una estación de sky. Esa gente NO me gusta. En esa misma línea de pensamiento tampoco me gusta que seamos un colectivo tampoco cohesionado a la hora de defender nuestras montañas. Yo también critico lo que está sucediendo con el urbanismo en nuestros montes y luego no hago nada; esa parte de mi mismo como "criticador pasivo" tampoco me gusta y quisiera cambiarla.

Tampoco me gustan los abanderados del "pensamiento único vertical" que ningunean a otros por practicar esta o aquella modalidad de escalada y que incluso la sabotean en nombre de "altos valores" que no tienen. Así mismo, no me gustan las "Tecnovías" porqué no las comprendo y escapan a la lógica de mi sentido común.

....y colorín colorado....

lunes, 14 de abril de 2008

Peña del Reloj: gusarapo climbing, snow climbing and water climbing

Mi estreno en La Peña del Reloj fue cuando menos curioso... pues hice entre otras actividades "snow climbing", "water climbing" y el "gusarapo climbing" y lo peor de todo es que me gustó.

Yo quería ir a Tres Coronas, pero Pep me cogió por los hombros y me dijo "voy a tratar de convencerte en 3 minutos de ir a la Peña del Reloj" Le sobraron 178 segundos, cuando su dedo apuntó al cancho que coronaba nuestra perspectiva junto a Casa Julián, yo solo sabía balbucear "El reló, el reló..." con los ojos hipnotizados.
Peña del Reloj, foto by Pep http://mundopipa-pep.blogspot.com/
No se cuantas veces habré pasado junto a ese sector... a lo mejor 50, pero no lo había visto nunca. Cuando llegamos hacía un día espléndido... pero lo dejó de hacer inmediatamente, dominando la situación un frente nuboso que ponía sobre el tapete las previsiones meteorológicas de la tarde anterior.

El gusarapo lo hicimos arrastrando nuestros huesos por una fisura llamada "La Chimenea"... Necesito una clase urgente de como se escalan este tipo de vías... Quizás Vlady me acepte un día de pequeño saltamontes o en su defecto el INEM ofrezca un curso, porque cada vez que escalo una fisura vertical, acabo sintiendo que no tengo ni idea de escalar, hago pucheros y la gente me mira mal.

Snow-climbing; lo probé a mitad de "El Egido nos ha vencido", consiste en empezar a escalar con el cielo azul y cuando llegas al paso delicado de la vía tirarte encima nieve y granizo. El cabrón de Pep debe tener contactos con el servicio de meteorología porque cuando le tocaba a él
pasaba la tormenta y salía el sol. Supongo que como en todo, la veteranía es un grado.

El water climbing convirtió un "anónimo" 6a, a la derecha de "Guapita", en una pista de patinaje. Llegar a la reunión con los gatos empapados fue toda una experiencia que no me satisfizo demasiado... Cuando llegué a pie de vía, aun acongojado.. le digo a Pep "oye bicho, esto no merece la pena, nos vamos a accidentar... cobijémonos en los brazos maternales de cualquier bar.." contestación... -"Cuando pasan estas cosas hay que escalar rápido bicho" Sí claro, ya quisiera yo...

Fernan y Ruth componían el resto de miembros de la expedición. Mucho más avispados no se pusieron el arnés en toda la jornada y cuando las cosa se pusieron feas tenían dispuesto un aperitivo a base de distintos quesos, pan y frutos secos... con gente así se puede ir al fin del mundo. con un botellín en la mano debatimos sobre las conveniencias y las inconveniencias de ser asquerosamente rico y sorprendentemente no nos pusimos de acuerdo, pero... para realmente sorprendente, la actitud del (deduzco) señor Julián de Casa Julián, dando manguerazo sin cuartel al suelo de su terraza... Acababa de llover y estaba más que limpio y él venga a echar litros y litros de agua a las losetas. Nos puso un poco de los nervios y al final dejo aquello "enguachinnao"

Un poquito de Vellón.

La mirada del tigre fija sobre la regleta buena, las manos bajas y los pies altos, balanceo el cuerpo arriba y abajo hasta que me decido ha hacer el lance... ¡zás! pilló cacho con la derecha, los pies vuelan hasta encontrar de nuevo la pared, la mano izquierda acompaña a la derecha afianzando la posición. Busco con la vista el siguiente paso, inicio una travesía en diagonal hacia la derecha... empiezo a dudar... la caída es pendular y con mucha cuerda, respiro, descanso el brazo derecho, miro mi mano... la tengo llena de sangre que gotea hasta el suelo. Ahora también siento dolor, me vengo abajo, reculo hasta el último parabolt -¡Pilla!

En el lance me he rebanado los callos de la mano, nada serio, pero si doloroso y sangriento. Gema me hace una cura con agua y un esparadrapo. El agua escuece y el esparadrapo sujeta la piel arrancada sobre la carne viva. Suficiente. 5 minutos después me veo en la misma situación, pruebo el paso una y otra vez... Estoy picado, también disfruto. Al final cedo, subo a la reunión suelto del arnés el mosquetón de la Daisy Chain para anclarme a la reu. Al hacerlo noto como un mosquetón se suelta no se de donde y cae... ¡Cuidado!!!! El mosquetón pasa cerca de Gema y rebota en una piedra. Supongo que al colocarme el mosquetón en el portamateriales del arnés debí de dejar el gatillo sin cerrar pillado con la camiseta. Me quedo blanco, nunca me había pasado y en dos meses ya se me han caído dos expreses desde la reunión. Me siento torpe, idiota... si le llega a dar a Gema la desgracio. Exceso de confianza supongo. La mala suerte no existe en estas cosas. Del mal el menos, una cinta expres para desechar y damos por terminado un día con algún que otro susto más. Lo mejor fue encontrarnos reequipada la vía "Chapas Tri Roc" un V+ del sector Las Placas, hasta hace poco en desuso por tener el equipamiento antiguo. Esa vía llevaba varios años en el olvido por el mal estado de sus Spit y por ello aun tiene la roca en perfectas condiciones. Enhorabuena a quien se lo ha currado, solo una advertencia: de los dos cáncamos de la reunión, el que está más alto pertenece al equipamiento antiguo y está sobre roca hueca... mejor a la hora de desmontar unir nuestra línea de vida al otro.

Superación humana: a lo mejor a ellos no les gustaría se objeto de dos líneas en mi blog o en ningún otro... pero nos impresionó verles escalar, y verles como escalaban y me es difícil contenerme: Había una cordada especial en El Vellón, se merendaban las vías sin mirar ni siquiera el grado... su estrategia era hacer todas las que pudieran en el orden de "izquierda a derecha" bailaban con la roca como auténticos crack, su grado consolidado el 7b+... unos fieras... Ah... sí, y además tenían una pierna amputada.

Además tuvimos en el menú:

"Hernia discal" (6b+) 4 pegues y sin encadenar (este año)... es la vía de la crónica.

"Riándale" (6b)

"Miami Vicio" (6a)

"Sigourney" (6a). Muy sobregraduada, es la de la izquierda del todo del bloque principal del sector Los Bloques. Una vía sin historias ni complicaciones que no aporta nada a quien la escala, salvo el hacer tiempo mientras quedan libres el resto de vías de este sector.

"Ke os den si no vais" (V+) Un quinto sin historias y con la entrada algo lavada. Aun así, mejor que "Sigourney" y ya exige pensar algo los pasos.

"Chapas Tri Roc" (V+) una placa vellonera que se va poniendo más interesante cuanto más nos acercamos a la reunión. Ojo al descuelgue, concentrar las cargas en el cáncamo de abajo.

lunes, 7 de abril de 2008

zapatillas de trekking Five Ten Campo 4

Os presento lo que para mí ha sido un auténtico descubrimiento, la zapatilla de Trekking de 5.10 modelo Campo 4. Llevan ya conmigo 4 meses y estoy realmente alucinado de sus prestaciones. He tenido otras zapatillas de trekking y nunca he escatimado dinero a la hora de adquirir botas de montaña... Las Five Ten, dentro del mundo de la escalada, como zapatillas de aproximación, literalmente humillan a todo cuanto ha pasado por mis pies con anterioridad.

Al principio me resultaban un poco duras, este modelo, el Campo 4, se ofrece como una alternativa a las tradicionales botas de caña alta y por eso son más robustas. Con el uso esta dureza cede lo suficiente para conseguir que, sin ser unas playeras, nos resulten infinitamente más cómodas que unas botas de montaña. No obstante, y si en nuestros gustos está una zapatilla más blanda, Five Ten oferta tres modelos más en su catálogo con, en teoría, las mismas prestaciones en su suela.
El sistema de ajuste de los cordones es efectivo y cómodo y enseguida notaremos como se ciñe fácilmente evitando el mínimo juego entre calzado y pie.

El calzado es extraordinario, pero donde alcanza su máxima excelencia es en las aproximaciones pedriceras... pisar placas o saltar entre rocas nunca nos resultará tan seguro... tanto que te da la sensación de ser más ágil y con mayor sentido del equilibrio.

Son tan buenas que hasta me he animado a probarlas en vías fáciles con buen canto tanto en Quebrantaherraduras inferior (La Pedriza) como en El Vellón. su rigidez lateral hace que canteen bien en regletas anchas y su suela con puntera C4 nos aporta lo justo para confiar en que no se nos escape cuando la apoyamos en cantos netos de tamaño suficiente.

Son algo caras, ya que cuestan poco menos de 100,00 euros, pero son una inversión excelente. De esas cosas materiales, en las que tienes la sensación de haber acertado y que mejoran tu calidad de vida en la montaña.

29 de diciembre de 2008

El año pasado por estas fechas llegaron, como regalo de Navidad, a mis pies y doce meses después aun me sigo "emocionando" cuando las uso por el terreno para el que fueron específicamente coaspecto el día 26 de mayo, tras 17 meses de usoncebidas, las zonas rocosas. Por sendero son buenas... con el uso, como era previsible, se ablandaron un poco y mejaspecto el día 26 de mayo, tras 17 meses de usooraron mucho en comodidad, pero siempre sin llegar a ser unas playeras, te puedes tirar andando con ellas horas y da igual lo que pises, pueden con todo. Pero cuando pisan roca... cuando pisan roca fliiiiipas.

Una cualidad que se ha ido haciendo destacable con el tiempo es que, aunque no sean de Gore-tex, ni dispongan de otra membrana por el estilo, es que son bastante difíciles de calar. En estos días me ha tocado andar con ellas sobre nieve blanda y bajo la lluvia y, aunque por fuera se humedecían, nunca se trasladó esa humedad al pie.

En cuanto al desgaste, las he usado mucho, muchísimo pero he evitado el uso urbano... el desgaste es evidente en la suela, aunque bastante razonable. Aún me quedan zapatillas, al menos, para otro año.

¿Son perfectas?

No. A pesar de todas sus virtudes también cuentan con un punto débil, y es que el buen ajuste de los cordones se ve bastante mermado por la proximidad de ambas hileras de ojales (impecablemente remachados, por cierto). El resultado final es que es difícil ajustar la zapatilla a lo ancho, pues al tirar de los cordones queda poco margen para ceñirla al pie. En la práctica no lo notas cuando andas por caminos de montaña pero llegados los terrenos abruptos o sueltos yo solo consigo llegar al punto óptimo de ajuste por los pelos. Asi que ojito los que tengan los pies estrechos porque a pesar de todas sus virtudes, puede que haya que buscar otro modelo de zapatilla.

18/02/2010
Mi primer par de Five Ten Camp Four murieron en noviembre del año pasado, la herida definitiva no fue el desgaste del taqueteado de su suela, pues la goma se adhería a la roca exactamente igual que antes de perder el dibujo. Lo que las envió al cubo de la basura fue el agujero que se abrió junto al refuerzo de goma de la puntera.
Dos años de servicio activo bien valen el precio que costaron.
La sustitución de las difuntas Camp Four, se hizo de rogar un poco. Algo ha pasado este 2009/2010 con el distribuidor, porque las tiendas que las trabajaban cuando compré mi anterior par, solo mostraban restos de serie a precios de saldo y siempre en tallas de pie menos comerciales que mi 42,5.
Finalmente las volví a encontrar en la tienda de Manzanares el Real, esta vez por 105 euros. Me reconforta poder comentar que el único defecto que las había encontrado, el poco margen de ajuste de los cordones por estar los ojales demasiado juntos, había sido subsanado.
Ahora sí, creo que es una zapatilla perfecta para andar entre rocas o en trekkins potentes. Al menos, a mí, ya no se me ocurre manera de mejorarlas.

18/03/2015

En las últimas Navidades fui obsequiado con un nuevo par de zapatillas Five Ten modelo Camp Four, a parte de las mínimas diferencias típicas con los distintos modelos que he ido adquiriendo durante los últimos años, la zapatilla se ha mantenido básicamente igual en lo que a la estética y prestaciones se refiere, aunque ojo con la talla que creo que aquí ha vuelto a cambiar algo pues o me han crecido los pies, o el modelo ha vuelto a encoger un poco.  En su día ya hubo una modificación de medio número en los tallajes USA o británicos, y creo que ha vuelto a suceder...  Así que cuidadín con las compras por internet sin confirmar la talla, que la podemos liar.

...Pero estas nuevas zapatillas Five Ten modelo Camp Four han resultado ser un remanente de un modelo que ha dejado de existir, pues aunque la denominación persiste  nunca más nos darán esto cuando pidamos unas Camp Four en nuestra tienda de montaña:

En su lugar nos darán esto:
Así de primeras no parecen tan diferentes, y sin embargo basta con tenerlas un momento en las manos para percibir que nada es igual.  El peso, mucho más ligero en el nuevo modelo, la suela de un compuesto totalmente diferente mucho menos "gomosa" y con un dibujo en espiga que parece obtenido de un mal molde del modelo original, hacen generar desconfianza hacia quien esto escribe

¿Evolución, involución o engaño?. El precio permanece más o menos igual (por encima de los 100 euros) pero la sensación "en la mano" es de que se trata de una zapatilla mucho más frágil en su construcción, con una suela casi de plástico y al mismo precio.   Sabemos lo que dice el producto en las manos pero ¿Qué dirán nuestros pies? y sobre todo,  ¿Que dirán tras seis meses de uso pedricero?, ¿Seguiremos teniendo zapatillas indestructibles para mínimo un año? ¿Seguiremos teniendo los pies secos cuando nos sorprenda la lluvia durante una larga caminata por la montaña?  ¿Seguiremos pudiendo confiar en su milagrosa suela?

No tengo las respuestas, gozo del privilegio de contar con un nuevo par de zapatillas del modelo original que me garantizan un mínimo de 12 meses de intenso maltrato montañil, probablemente mucho más.  Tampoco he encontrado opiniones en la red basadas en experiencias personales, si acaso alguna entrada en inglés con un tufillo bastante comercial.   Lo que es cierto, es que empiezan a verse en los pies de los escalatas a pie de vía y esas experiencias alguien pronto las llevará a la red.  Espero haberme equivocado en mi primera apreciación y que el nuevo modelo esté a la altura de la merecida reputación que se han ganado a pulso las míticas Camp Four originales.

domingo, 6 de abril de 2008

Malformaciones Fanáticas: Velloneando, Patoneando y Pedriceando

Esta crónica comienza difícil desde el principio pues ya desde el título me está produciendo auténticos quebraderos de cabeza. Si en vez de escalar tres días en tres contextos diferentes hubiera escalado solo uno, o si solo uno me hubiera aportado algo en lo vital, me centraría en el, en revivirlo, en dejarlo por escrito desechando todo lo accesorio. Quizás eso fuera lo más fácil de cara a no convertir en un ladrillo un Blog que ya vive de prestado en cuanto a fotos se refiere (Gracias Nell) quizás sí, pero ni loco hubiera renunciado a ninguno de estos tres días que han supuesto vivencias que por sus matices tienen "sabor a nuevo", en los que haciendo lo mismo de siempre, nada ha parecido igual.

VELLONEANDO

El miércoles serían las diez menos cuarto cuando, en la carretera de Burgos, creo ver que el coche que me precede hace una ráfaga con las luces largas... Estoy medio dormido y no proceso bien... Creo no haber hecho ninguna pirula o maniobra extraña. En la radio Loquillo y los Trogloditas dan lo mejor de si mismos en "La Mataré". Cuando ya se me ha olvidado lo de las ráfagas veo que el coche de atrás se me ha puesto en paralelo y antes de que pueda ver quien lo conduce vuelve a ponerse detrás de mí, pegado a mí. En el retrovisor veo una cara sonriendo de oreja a oreja... ¡coño, una loca!, pienso... una décima de segundo más tarde la adrenalina ha hecho despertar mis neuronas y comprendo que es Nell descojonándose de mi empanamiento.

Acaban de dar las 10 cuando saludo en el parking del Vellón a Fer y a su colega Ángel, un señor ciertamente simpático que decía que era la persona que mejor aseguraba del mundo, un viejo roquero de la montaña que ahora hace sus pinitos con la escalada. Cinco minutos más tarde hago lo propio con Nell y su amigo Alberto, un begginer que viene empujando fuerte y que pese a llevar nada y menos escalando ya se mete los 6a+ a vista con una facilidad pasmosa.

La primera crónica que leí en un Blog como acto premeditado y consciente, fue una entrada de "Desde Rocas y Montañas" en la que Fer relataba su pelea con "La Bruja" ilustrada con una foto de él mismo tras un vuelo en el último paso antes de la reunión. Yo acababa de hacer esa vía y le escribí un comentario... Mientras le aseguraba y le daba ánimos, sentía como si hubiera atravesado la pantalla del monitor y yo mismo me hubiera colado físicamente en esa entrada.
Claro que a lo mejor él pudo pensar lo mismo cuando cambiamos los papeles en "Quita las tetas de encima de la mesa" Ninguno de los dos encadenamos nuestros proyectos, así como Nell no pudo con "Ficus Carica" Lo cual además de no fastidiarnos en absoluto supone motivo y excusa para volver al escenario del crimen en la misma compañía.

Foto By Nell http://nellescalada.blogspot.com/ foto by Nell http://nellescalada.blogspot.com/


foto by Nell http://nellescalada.blogspot.com/ foto by Nell http://nellescalada.blogspot.com/

Ese mismo día, ya en casa, me estaba lavando los dientes (Ley de Murphy) después de un tardío almuerzo cuando oigo zumbar en mi móvil la melodía de "El Bueno, el Feo y el Malo" La pantalla exhibe un número desconocido. -¿Sí? - Alberto, soy el Chavo, me apetece escalar contigo el viernes ¿Qué dices?

PATONEANDO

A las once de la mañana del viernes el Chavo une su arnés con un ocho a mi Roca Free, rumbo a la reunión de "Yo tenía una novia" en el sector Maracaibo de Patones. No sé cuantas veces me he prometido no volver a escalar esta vía y no se cuantas veces he incumplido esa promesa. Chavo no la tenía en el curriculum y las otras opciones de calentamiento están ya demasiado repetidas por mí... así que en mi turno (y también en el del Chavo) me vi hablándole a la laja característica que protagoniza los primeros metros de la vía, pidiéndole, por favor, que no le diera por caer mientras la escalábamos.

Chavo me cayó muy bien, es un escalador campechano y alegre, confeso seguidor del Blog de Vlady. Yo ya venía leyendo sus aventuras desde hacía tiempo y me parecía un honor formar parte de sus "Malformaciones Fanáticas". Como escalador, es pequeño de estatura pero grande en técnica, tiene una muy buena relación fuerza/peso, y lee las vías como si fueran libros abiertos. Con él disfruté apretando, tenía ganas de meterme en líos y si tienes a alguien así de sobrao' compartiendo cordada contigo la ocasión la pintan calva. Hicimos vías muy bonitas de nombres conocidos, me quedo con los dos largos de la "Maracaibo" y una anónima, a la izquierda de "Hombres de nocilla", por ser mi primer 6b+ a vista en esta escuela.

Acabar la jornada compartiendo tertulia y cervezas con los veteranos de la cordada de al lado terminó de enriquecernos y quien sabe si será motivo de que nos unamos próximamente a su cuerda en los Galayos, su territorio natural. Veteranos en muchos aspectos y jóvenes en otros muchos, es la primera vez que conozco a gente que lleve escalando más de 40 años y también la primera vez que veo a un padre y su hijo compartir cordada de forma tan equilibrada.

En letras y números:

"Maracaibo" 1L (6b)+2L (6b), ***** vióte cinco estrellas, no la había probado entera por miedo a un segundo largo que luego resultó no ser tan difícil y sí muy espectacular. Es la vía que da nombre al sector, fue abierta el 16 de octubre de 1988 como aun puede leerse escrito en la roca. Así pues 20 años de obra maestra. Los dos largos se unen con cuerda de 60, pues la reunión está a 27 metros.

"Alguien voló sobre la vía del Cuco" (6a+), *** muy recomendable, en la línea de cientounpiés y sábado negro, 29 metros de vía para disfrutar.

"Hombres de Nocilla" (6b), *** muy buena, la dificultad está en la salida, tras chapar el primer parabolt... así que ¡a apretar!

"anónima" (6b+) **** a la izquierda de la anterior y compartiendo reunión con ella, varios pasitos en los que medirnos, el más difícil arriba, cayó a vista y se fue directa para el 8a.nu.

PEDRICEANDO

El sábado, preocupados por la posibilidad de torrarnos en la Pedriza, cambiamos sobre la marcha el sector Tres Coronas por el Quebrantaherraduras inferior, menos ambiente a cambio de sombra y vías cortas de canto. Por compañero, dos compañeras, Gema y Nell que estrenaba unos gatos que pedían a gritos caña. Era la primera vez que podíamos disfrutar de Nell sin prisas y de manera relajada. Nell y Gema se estrenaban en vías de granito vertical con canto y sufrieron el proceso de adaptación. Aún así una y otra cumplieron con sus respectivos objetivos verticales, encadenándose algunas vías Nell a vista y Gema al Top Rope. También era la primera vez que veía a Nell escalar de primera poniendo cintas y de manera continuada la cordada integrada por ella y Gema. Me gustó poder despreocuparme un ratillo de todo y dedicarme a copiar los croquis de la nueva guía y a moñear tranquilamente. Las chicas acabaron echando los restos en "Estrella de Mar" y juraron volver a doblegarla.... Bien, ese es el espíritu.

En cuanto a vías a destacar me quedo "Pienso en ti con mi mano" un entretenido 6b de yemas que exige apretar de verdad en regletas ínfimas... lo mejor es que el granito es tan rugoso que los pies parecen pegarse como con velcro.
foto by Nell http://nellescalada.blogspot.com/ foto by Nell http://nellescalada.blogspot.com/

foto by Nell http://nellescalada.blogspot.com/ foto by Nell http://nellescalada.blogspot.com/

La terracita de "El Manín" hidrató nuestros éxitos y fracasos y nos permitió saborear en compañía el broche final al día compartido. Nos despedimos con la seguridad de que nuestros caminos se cruzaran muchas veces más.

jueves, 3 de abril de 2008

Perro vagabundo

Se nos acercó cuando ya llevábamos un ratillo escalando, silencioso, grande, sucio y cansado, con los ojos rojos llenos de tristeza. Junto a nosotros, una cordada de dos chicos y tres perros, de razas caras. limpios, fuertes y sanos. Todos ellos pululaban a nuestro alrededor libremente, sin molestarnos en absoluto. De cuando en cuando alguien alababa la raza de tal o cual y otro les pasaba la mano por el lomo. El protagonista de esta historia quiso dejar de ser un paria por un rato y se acercó a los otros perros como suplicando que le dejaran ser, por un rato, uno de ellos. En un momento dado, como en cualquier parque de cualquier ciudad, el paria y otro perro se mosquean y se marcan las jerarquías... nada más, tras 3 segundos el perro con dueño sale vencedor y el otro lo acepta sin más, cada uno tira por su lado, el derrotado, muy estirado como queriendo aparentar dignidad, el otro sin sacar demasiado pecho no fuera a ser que en un segundo asalto la cosa cambiara. Me recordó un poco a cuando iba con María y su perra "Lola" al Refugio Giner y la perra de Guzmán se enfurruscaba y la marcaba el terreno, sucedía cada vez que íbamos por allí, que era mucho... Son cosas de perros, sin maldad alguna, y ninguno de los dos parecía ni lo más mínimamente agresivo. A partir de ese momento las cosas se terminaron de torcer para ti socio. Tú y solo tú molestabas, sin hacer nada distinto a los "perros pijos", te querían echar de todos lados solo por no llevar collar y estar sucio, hasta hubo un chico que decía que era adiestrador de perros que salió a amenazarte con un pedrusco no fueras también a pegarte con su perro. Tú pasabas de todo ni te inmutabas... No he visto perro más tranquilo en mi vida, la verdad. Yo creo que nos perdonaste, a un Mastín como tú, abandonado por alguien despreciable, le basta con dar un mordisco para arrancar una pata a un perro o un brazo a una persona, al final te fuiste sin entender porque sin dar una sola muestra de agresividad fuiste tratado con tanto desprecio... Pero no cambies tío, de irme las cosas un poco mejor hoy te hubieras ido a una casa con dueño.

lunes, 31 de marzo de 2008

Recauchutar gatos -DOMINGO-

ZAPATERIA DOMINGO:

El más veterano entre los veteranos, antes todos los gatos de Madrid pasaban por aquí tarde o temprano. Tiene el sabor de lo clásico y tanto él como su mujer son muy agradables.

c/ Alcántara, 53
Telf.: 91 401 08 90
28006 Madrid

Horario: 9:30-14:00 y de 16:30-20:30

Lo mejor:

-La rapidez, en 3 ó 4 días tendremos los gatos listos para hacer kilómetros. Esa razón sigue siendo un grandísimo factor a tener en cuenta..

Lo peor:

-No tienen muchas opciones de suela, genericamente Vibram, Five Ten o Goma cocida, pero sin posibilidad de saber que modelo de cada marca te están montando ni tener opción de decidir el grosor de la misma.

Acabado final:

-Nunca se me ha despegado una suela de montada por Domingo. El acabado parece bueno, aunque dicen los muy "Pros" que no copia los cantos del gato como los originales y que el gato pierde bastante en ese aspecto.

Precios enero 2008:

-Suela Five Ten: 25,00
-Suela Vibram: ????
-Goma Cocida: ????

domingo, 30 de marzo de 2008

Tres Coronas

La temporada Pedricera toca a su fin, por lo menos en lo que a la adherencia se refiere, y eso supone que, cualquier pequeña bajada de las temperaturas, por mínima que sea, se celebre por los asiduos como si fuese una fiesta.

Cuando a las diez de la mañana del sábado, nos plantamos en Cantocochino, los senderistas y, sobre todo, los escaladores que ya colman todo el aparcamiento, comienzan a repartirse por los distintas zonas de la Pedriza, dispuestos a convertir en experiencias lo anteriormente planificado sobre todo tipo de mapas, croquis y guías de escalada.

Para nosotros, el plan podría sonar a repetitivo en una primera apreciación, pero no lo es, no es fruto del inmovilismo ni de falta de espíritu aventurero el que repitamos, una vez más, visita al Collado de Tres Coronas. El sector es, en si mismo, un resumen de todo lo que puedes encontrar en la Pedriza con una aproximación de 30 minutos de lo más entretenida y 40 vías de todo tipo con predominio del sexto grado.

Este sector, que casi parece una microescuela ofrece de todo, pero al reunir solo 40 vías, casi nos fuerza a salir del cobijo de nuestro “grado cómodo” y redescubrir que tal era aquello de “arrancar la moto” y empujar nuestros límites físicos y mentales.

Gema y yo, pero sobre todo Gema que “labora” sufrimos con el madrugón que exige escalar en la Pedri y con la boca chica deseamos que se acabe ya la temporada pedricera para poder disfrutar algo más de los viernes noche y de la cama los días de descanso… Para mí, desde luego, la hora perfecta para escalar son las once de la mañana y estos excesos solo merecen la pena si son las placas pedriceras quienes los demandan. Por otro lado, el hecho de volver a escalar con Nell y conocer a Pokol (Marta), Fer y Madclimber (Ramón) supone un aliciente lo suficientemente motivador como para terminar de desterrar la “caraja” de nuestros cuerpos.

El resultado final fue prometedor, tres cordadas dan para mucho y por primera vez desde que terAdolfo, Alpinista y Golfo + 2L Me pica un huevo, foto by Pokolhttp://pokolclimber.blogspot.com/miné el encierro de la oposición, supero los diez pegues en una sola jornada de escalada, con algún encadenamiento interesante como la variante “fácil” de “Doctor Bacterius” (6b), -primera chapa en Casa Dios- y una combinación en una sola tirada de cuerda de “Adolfo, alpinista y golfo” (V+) con el segundo largo de “Me pica un huevo” (6a), 35 metros de escalada en el que iremos resolviendo secciones de bavaresa, canalizos y placa… ¡Ojito con el final de la cuerda! La “Fisura Inés Rodríguez” salió indemne, una vez más, a sendos pegues de Ramón y míos… A ambos nos tumbó en el mismo paso cuando ya teníamos la reunión encima. Ramón coincidió en que se trataba de un “víote” y en ningún caso sentimos frustración por no poder encadenarla… Las fuerzas ya estaban al límite cuando la encaramos y supone la excusa perfecta para volver… Si es que hiciera falta alguna.

A nivel personal, fue más que agradable conocer a Marta y Ramón y tener un primer contacto con Fer, que a modo de estrella, hizo una breve aparición estelar y se marchó cuando el juego comenzaba a ponerse interesante. Nell tampoco llegó al largo de las cervezas por “motivos laborales” y Ramón pagó con caballerosidad la ronda en que participó antes de retirarse y que había comprometido, con afán motivador, en un poco ortodoxo inicio de la vía “Dr. Bacterius”, además, puso sobre la mesa una propuesta para hacer una visita a Montanejos y una posible quedada para escalar unas vías equipadas por él en la casa rural Peña Pintada. Marta también dejó pendiente otra ronda y varias pegatinas de “Mountain Wildernes” para la próxima vez que nos veamos…

Todos los planes fueron bien recibidos y espero que pronto se conviertan en entradas de este blog, señal de que habrán pasado de las palabras a los hechos, de los planes a las experiencias.

El resto del currículo:

- “Tiene migas la panadera (6ª): morfológica, si no eres alto, lo pasarás mal.
- “Towanda” (6ª): ** placa de adherencia muy chula.
- “Anónima” (IV+): a ambos lados de “Towanda”, es más fácil la de la izquierda y está mejor protegida.