lunes, 23 de marzo de 2015

Se vende la Pedriza, razón aquí.

A los amantes de la Pedriza, a los habituales de sus senderos, paredes de roca, carreras de montaña y al resto de los visitantes que la conozcan y la quieran en mayor o menor grado, les interesará esta noticia aparecida en la web de Desnivel fechada el miércoles 11 de marzo de este año 2015 y titulada:

"Los propietarios de parte de la Pedriza podrían prohibir el paso y desmontar vías de escalada"  (pinchadla para ver su contenido completo)

En resumidas cuentas, en este artículo se nos informa de que una importante parte de La Pedriza es de propiedad privada, que dicha parte, denominada por sus propietarios como Pedriza II (ver mapa) y que engloba riscos tan emblemáticos como El Yelmo, Peña Sirio o el Cancho de los Brezos, no fue vendida a la Comunidad de Madrid a mediados de los 80 cuando si lo fueron las otras dos parcelas colindantes, denominadas en el mapa Pedriza I y Pedriza III con la cual formaban en su día una única parcela propiedad de una sola familia.  Que en el 2007 se volvió a intentar la compra de dicha parcela por parte de la Comunidad de Madrid y que tampoco se llegó a un acuerdo en el precio.

Los actuales dueños quieren vender la citada parcela y como medida de presión para llegar a un acuerdo en el precio han planteado el cierre del acceso a la misma, la prohibición de carreras de montaña, la escalada y el desmontaje de las vías existentes.

Mapa enlazado desde la web de Desnivel
Recomiendo leer la noticia entera, escrita por José Manuel Velázquez-Gaztelu, (Autor de las diferentes ediciones de la guía de escalada de Patones), por lo interesante  de su contenido y lo relevante para el devenir de nuestra querida Pedriza y nuestra interactuación con ella.

Espero que nuestros gestores públicos, ya estén en la Comunidad de Madrid o en el Organismo Autónomo Parques Nacionales sepan llevar este trocito de naturaleza a las manos de todos los ciudadanos para que tanto ésta generación, como las futuras, podamos seguir difrutándola, cuidándola y respetándola como se merece.

No hay comentarios: