martes, 20 de febrero de 2018

Opinión sillín de bicicleta Duopower modelo Arrow

Hoy voy a dedicar esta entrada al sillín Duopower Arrow, un sillín diseñado y fabricado en España con características muy particulares, que uso en mis bicicletas desde que el producto se puso en circulación hace ya unos cuantos años.

Sillín Duopower Arrow versión 2017

El sillín es uno de los componentes que más influencia puede tener en que la experiencia final tras una salida ciclista, sea satisfactoria o un auténtico  calvario.  Pero no  solo la comodidad de nuestras posaderas está vinculada a llevar el sillín adecuado, también la salud, y no precisamente en cuestiones menores. Especialmente en el caso de los hombres, la salud de la próstata, el cáncer testicular y los problemas de impotencia, son cuestiones que desde hace años son objeto de estudio por su posible relación con la práctica ciclista, y en los que el uso de un sillín u otro tiene su relevancia.

Las prohibiciones suelen ser vistas como algo negativo, pero gracias a la que un urólogo barcelonés  prescribió a uno de sus pacientes, nace la idea que acaba materializándose en los sillines Duopower.  Este médico, tras insistir su paciente en alternativas para no dejar el ciclismo, acabó diciendo que la única solución compatible con su salud era montar sobre un sillín sin punta en el que la zona perineal no apoyara en nada.

Dicho y hecho, ayudado por un ingeniero de producto y el propio urólogo se llega al diseño original Duopower cuyos distintos modelos son fabricados a mano en una fábrica alicantina de calzado.

bitacoravertical.blogspot.com.es
Bici en construcción, como no podía ser de otra manera, corona la tija un Duopower Arrow

La base científica no discutida es la siguiente, los nervios y las arterias llegan al pene a través de un área llamada periné cuya área más afectada por el ciclismo es la que se encuentra entre el orificio anal y la base del escroto. Al montar en bicicleta con un sillín con punta (los de toda la vida) el peso del cuerpo recae sobre esa área de tal forma que se ejerce presión sobre los nervios y vasos  sanguíneos que se cierran por el peso del cuerpo, provocando la sensación de adormecimiento. El problema no es pequeño, algunos autores reportan hasta un 65% de disminución de la sangre que llega hasta el pene.

Independientemente de que la doctrina médica no es unánime respecto a las posibles consecuencias negativas de la práctica ciclista en la salud, hoy en día todos los fabricantes de sillines incorporan en la totalidad de sus gamas, diseños destinados a proteger la salud del ciclista. Hay que aclarar que no todos los diseños se basan en el mismo concepto, pero lo que si buscan todos, es conseguir reducir la mencionada presión sobre la zona perineal.

Los sillines Duopower solucionan el problema de raíz eliminando la punta del sillín y con una hendidura que a modo de canal lo recorre de extremo a extremo.  De esta manera dejan la zona del periné libre de cualquier apoyo que es trasladado íntegramente a los isquiones.

En mi época universitaria, una de las más activas como ciclista de montaña, empecé a notar que después de algunas salidas notaba adormecimiento testicular y pinchazos en la zona baja de la pelvis.
En aquella época en la que Internet era algo anecdótico y más que autopistas de la información contábamos con abruptas carreteras de montaña, no era fácil saber si eso era algo normal, anormal o nocivo.  Contextualicemos aquí que los primeros estudios sobre la relación del ciclismo con la impotencia se realizan en la década de los 80 pero que no es hasta finales de los 90 cuando estos estudios no cuentan con datos más nutridos de los que sacar conclusiones.
No obstante, había rumores y considero haber tenido la suerte de que algún compañero de facultad, expusiese el asunto con sorna.

Con 20 años y las hormonas revolucionadas, la mera sospecha de que pudiera acabar teniendo problemas con una de las partes de mi anatomía a la que daba más importancia, me puso en guardia, desmonté mi ligerísimo Flyte Titanium, y lo sustituí por otro sillín de gama alta, un Nisene de la casa fi'zi:k que contaba con una protección de gel en la zona de la nariz que aseguraba reducir la presión en la zona del perineo y  acabar con  el adormecimiento testicular.

No funcionó, y además el sillín me resultaba una tortura, no todos los cuerpos están hechos para el mismo traje, ni todos los sillines para el mismo culo; en cuanto pude lo volví a sustituir. El siguiente que recuerdo fue un Specialized con abertura central y más mullido,  que me funcionó mejor y que mantuve operativo hasta que compré la Giant Trance en 2011, una gran bici con otro sillín tortuoso de la marca fi'zi:k que a penas llegué a estrenar, pues aparecieron en escena los novedosos Duopower,  aposté por el Arrow y acerté de lleno.

bitacoravertical.blogspot.com.es
Duopower en Giant Trance antes de participar en una carrera

Lo que es una lata es la imposibilidad de probar un sillín antes de comprarlo, es como si nos tuviéramos que comprar la ropa a ojo, la mayoría de las veces nos equivocaríamos.

Un poco más arriba hemos contado la razón por la que el uso de un sillín sin punta como los Duopower es una garantía en la protección de la salud del ciclista pero su diseño tiene también consecuencias en la comodidad y en el pilotaje de la bici que hace que muchas personas no se adapten a ellos. Las detallaremos unas líneas más abajo.

Mi experiencia personal


De la gama Duopower escogí el modelo Arrow por su polivalencia, y comencé instalándolo en mi bici de doble suspensión,  cuando volví a tener bici rígida repetí modelo y poco antes de partir para hacer el Camino de Santiago, compré la versión  actualizada 2017.

Soy de los afortunados que se han acoplado al sillín desde el primer momento y mi cambio a este tipo de sillines no tiene vuelta atrás. Sin embargo, es importante dejar constancia de que no todo el mundo consigue adaptarse. Recordemos que el apoyo se concentra únicamente en los isquiones y que los Duopower sólo se fabrican con una anchura de 132 mm.  medida con la que morfológicamente unos serán compatibles y otros no.

Duopower recomienda dejar pasar un periodo de adaptación antes de decidir si nos hemos equivocado de sillín.  Lo que es seguro, es que con este o con cualquier otro se requiere tener algo de "callo" en el culo, y que incluso personas que no tuvimos ningún problema de adaptación en su momento, después de un largo periodo sin montar en bici (3 años en mi caso), la vuelta a las dos ruedas puede hacer que pases un periodo con irritaciones/rozaduras en las zonas de apoyo. Echar la culpa de esta fase al tipo de sillín, creo que es ir demasiado lejos.

Existen otros inconvenientes relacionados con el pilotaje.  Muchos ciclistas echan en falta la punta del sillín en las zonas técnicas en las que se progresa de pie sobre los pedales. En esas zonas el ciclista suele ayudarse, para orientar la bici, del apoyo de la zona interior de los muslos con la punta del sillín y evidentemente, al no tenerla, hay que readaptar la técnica buscando el sillín más atrás.

Relacionado también con la posición sobre la bici, la postura se adelanta unos centímetros, quizás 3 ó 4.  Esta circunstancia sitúa el cuerpo encima de los pedales favoreciendo una posición más escaladora. Cuestión de gustos.   Esto no quiere decir que no se pueda bajar una trialera, pero sí que el culo abandonará el Duopower, buscando una posición más retrasada, antes que con un sillín convencional.

Por último, hay quien opina que el sillín afea la estética de la bici,  yo opino todo lo contrario.

Hay otros sistemas, fundamentalmente se han extendido los que manteniendo el diseño tradicional con punta incorporan un espacio abierto en el centro, no eliminan los riesgo del todo pero evidentemente los menguan. En algunas marcas es incluso posible elegir la anchura del sillín, lo que nos garantizará un mejor apoyo al ajustarlo a nuestra anatomía, e incluso existen ya otros sistemas de sillines sin punta. Se trata de no obviar los posibles problemas de salud y elegir el sistema que a cada uno le vaya bien. Lo que sí recomiendo si el ciclismo es una afición a la que dedicamos algo más que salidas esporádicas, es no mantener en la bici un sillín que no incorpore estos sistemas de prevención.

Con el sillín Duopower he hecho de todo: trialeras, pistas, asfalto, subidas, bajadas, salidas cortas, medias, largas y un Camino de Santiago desde Madrid y lo mejor que puedo decir de él es que no me planteo el regreso a un sillín convencional con punta.

bitacoravertical.blogspot.com.es
Sillín Duopower Arrow (versión 2017) durante el Camino de Santiago
Foto en Ciguñuela, Iglesia de San Ginés

Inconvenientes:


  • La página web de Duopower es un horror.  La información es escasa y la navegación por ella una tortura.  No esperes salir de dudas sobre que sillín elegir de la visita al sitio web oficial.

  • El mayor inconveniente que le veo al sillín es que no se puede elegir entre diferentes anchuras de sillín que garanticen una mejor adaptación  a nuestra anatomía.

  • No se pueden probar antes de comprarlos (como en el resto de marcas y modelos que yo sepa)


Características técnicas Duopower Arrow 2017

Forro: Neopreno negro

Rail y peso: Cromo Molibdeno ( 190 gr.) o acero al carbono (235 gr.)

Ancho: 132 mm

Largo: 180 mm.

Grosor de la espuma: 8 mm en la punta y 13 en la zona de los isquiones.

Precio: 107,91 euros en Hispanoracing.com  la versión de railes de cromomolibdeno y 68,31 euros la versión normal de acero.  Yo lo compré en esta página y no tuve ningún problema.

Alternativas


Si los sillines Duopower no te convencen pero quieres proteger tus nobles partes, aquí dejo algunas otras alternativas que gozan de buen prestigio entre los ciclistas y cuyo diseño innovador busca, al igual que Duopower, una práctica deportiva sana.  Todos ellos son modelos de montaña y más o menos de la misma gama y precio.

Sillín ISM Adamo Peak

La marca ISM tiene toda una gama de sillines que tienen muy en cuenta nuestra salud. Para la foto he escogido el modelo ISM Adamo Peak aunque aquí puedes ver toda su gama.

Él sitio web oficial está en inglés, así que si tienes dificultades puedes por Neopren.es donde en este enlace tienen toda la gama y sus características traducidas.

El P.V.P. en Neopren.es es de 106,48 euros.



Selle SMP modelo Well
La marca Selle SMP cuenta con otra familia de sillines que tiene en cuenta en el diseño de sus sillines la salud prostática.  En la foto el Sillín Selle SMP modelo Well para montaña. La web de Selle SMP está en español y es fácil echarle un ojo al catálogo.
El sillín se puede encontrar por 96,99 euros en la web británica Chainreaction






Selle Italia SLR TM Superflow
La prestigiosa marca Selle Italia tiene varios modelos salva prostátas, el SLR Superflow que se puede encontrar a un precio de 136,15 euros en Wiggle, es uno de los más populares y bonitos.

1 comentario:

  1. Alberto muchas gracias por el magnífico artículo que has puesto a nuestra disposición.
    Enhorabuena por el blog.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en Bitácora Vertical.