miércoles, 25 de abril de 2012

El Yelmo - Vía "Piratas"

Llevaba mucho tiempo reuniendo el valor para volver al Yelmo.  Había prospeccionado exhaustivamente la red en la búsqueda de cualquier dato relevante que terminara de darme el empujoncito, y la verdad, es que encontré muy poca información sobre la "Piratas".   El blog de Josetxu y su entrada "Granainos en la Sur del Yelmo"  y un comentario en el blog/web de Madclimber es todo lo que fuí capaz de encontrar sobre esta vía.


Josetxu, a cuyo blog ya recurrí cuando planificaba escalar la vía ASA, me terminó de animar, y aun así no conseguía poner fecha a la ascensión... Escalar una vía expuesta (M2) con mi chica era una responsabilidad que me costaba asumir solo, y aunque intenté animar a algún amigo... Reconozco que mi poder de convocatoria no tuvo ningún éxito.

Miles de cámaras han captado (y lo seguirán haciendo) esta misma fotografía de la imponente cara Sureste del Yelmo. Sin embargo sólo estando al pie de su base se comprende íntegramente lo que significa para un escalador.

Así que fuimos dejamos transcurrir el tiempo mientras íbamos incrementando nuestro rendimiento en la roca, combinando vías cada vez más duras en cuanto al grado, con otras más sencillas de autoprotección o con los seguros alejados.

En un momento dado ya me sentí listo y lo que en principio era una vía más de las propuestas secuencialmente en la guía de "Clásicas de la Zona Centro", se acabó convirtiendo en un deseo propio del que me esmeré en hacer coparticipe a Gema.

Sin embargo, la Meteo  jugaba al despiste, y si por un lado, nos trajo una bajada de temperaturas muy recomendable  por otro, y haciendo honor al refranero español, abril vino con  tanta inestabilidad en cuanto a precipitaciones,  que el solo hecho de poner fecha al proyecto, se convirtió en un reto que implicó la consulta compulsiva de las webs meteorológicas.

Por fin el sábado la lluvia concedió una tregua, y tras una fructifera tarde de escalada, la suerte estaba echada.  El domingo subiríamos al Yelmo y atacaríamos la vía.

Nuestro rutómetro, la guía de "Clásicas de la Zona Centro" no es que se explaye mucho aportando información.  No me detendré esta vez en la crítica.  La idea subyacente  es buena, las vías que hemos hecho nos han gustado  y por eso continuamos escalando sus propuestas.

A las 8 de la mañana del domingo nos pusimos en pie y a las 9 estamos camino de La Pedriza.  A la altura de Manzanares el Real una impresionante procesión de coches nos antecede camino de la entrada del Parque Regional.   Una rápida decisión nos reconduce al aparcamiento del Tranco donde logramos dejar el coche al lado del Casa Julián. 

La hora y media de continua subida nos resulta agradable.  Por una vez habíamos invertido tiempo  en filtrar todo el material no necesario, y  a pesar de no estar muy en forma, subíamos relativamente ligeros.   Pasada la Gran cañada empezamos a cruzarnos con los primeros montañeros, todos ellos senderistas

Montañera iniciando la ascensión de la Vía Valentina
¿Dónde están los escaladores?

El Yelmo se nos muestra imponente como siempre.   Mi estomago da varios avisos de que los nervios están sobrecargando los sistemas.  Gema traga saliva.

Sólo Pepa permanece al margen de una tensión que no va con ella, en un santiamén se ha hecho con una lagartija y por el rápido movimiento del rabo y el morro hundido entre las rocas, sospechamos que el día se le puede dar bien.

 
L1. (V+) Entrada común con la Ferroviarios.   El primer seguro, que se antoja demasiado alto, se alcanza en fácil trepada sobre un comienzo de vía con mucho canto. Ganar el siguiente, sin embargo, no resultará tan fácil. La línea recta entre seguros requiere ponerse a navegar por una placa de granito fino poco adherente.  La caída es mala.  Me noto muy nervioso y opto por seguir dos o tres metros por el canalizo ciego de la Ferroviarios, hasta un punto donde por fácil travesía alcanzo el siguiente parabolt.

Quizás la vía vaya por aquí o quizás me haya escaqueado un poco. A partir de este seguro ya no corro peligro de irme al suelo o golpearme con la repisa,  así que me relajo y disfruto.   El tercer seguro está cerca, luego nada hasta la reunión, lógico porque el terreno es ya tumbado y es difícil caerse.

Este largo es el más comprometido y el más exigente técnicamente.  Lo bueno para los mataos' como nosotros, es que todo el compromiso se concentra en los metros que median entre el primer y el segundo seguro; superada esta sección el largo, y la vía, imponen cada vez menos.

Reunión del primer largo

L2. (IV+) La vía continua recta por terreno tumbado hasta un nicho a los pies de un resalte donde chapamos el primer seguro.  Tal y como había leído en la guía de Barrabés, este se supera fácilmente pues tiene mucho canto y tiene un segundo parabolt en el sitio adecuado.  El resto son 10 metros de "tumbarral" sin chapas hasta la segunda reunión.

L2. Largo sencillo pero que sólo cuenta con los dos parabolt señalados

L3. (IV) El largo al que más miedo tenía, había leído en el blog de Josetxu que estaba "limpio" y que había que rodear un techo por la izquierda (Ellos se equivocaron y fueron por la derecha. Estaba avisado por Josetxu para no repetir el mismo error).   Ya desde la reunión comienzo a no verlo tan duro.   Unos metros a nuestra izquierda los cáncamos de "La negativa del taxista" nos ofrecen la posibilidad de eliminar el factor 2, el M2 y todo lo que acabe en dos y suene a chungo.   Chapo uno de ellos con una exprés larga y regreso a mi placa. La trayectoria de la vía permite un recorrido de cuerda sin rozamientos.   Una vez bajo el techo meto un Camalot del 3.

 Al bordearlo descubro dos cosas: que lo que hay al otro lado es fácil y que el friend bajo el techo produce una  "Z" que me va a causar problemas.

Destrepo y desmonto el friend. En su lugar emplazo un Camalot del 0,75 en el borde izquierdo del techo.  Ahora sí, casi corriendo, llego hasta la reunión, que además resulta ser bastante cómoda.  A pesar de ello, nuestra guía "favorita" había olvidado señalarla en el croquis.


L4. (III)  Iniciamos el último largo relajados, a pesar de estar límpio de seguros, en busca de una cercana bavaresa muy tumbada que nos deja a pie del famosísimo arbolito.   Lazando una seta con un anillo muy largo y el susodicho arbolito con otro más corto, monto una reunión a prueba de hecamtombes.

Gema se reune conmigo poco después, llevamos tres largos de pleno disfrute y ahora sólo queda rematar.
Desmontando la reunión del último largo

Desencordados, caminamos por terreno evidente hasta la cumbre.   La cara de felicidad de Gema al reencontrarnos con el vértice geodésico refleja que esta vez no ha sido para tanto.

Imprescindible foto de cumbre

Pero las vías no acaban hasta que nos reencontramos con Pepa, así que tras las fotos de rigor alcanzamos la grieta Norte (justo antes de que la ocupen un batallón de boy scout) y en un santiamén estamos devuelta en la base del Yelmo.

Descenso normal por la "grieta Norte"
Pepa, escapista profesional, se había desecho del nudo con el que la habíamos dejado atada bajo unos árboles y sale a nuestro encuentro.   Ahora si podemos decir que la Piratas es "nuestra".

Cuando regresamos al pie de vía una númerosa cordada progresaba por la pared combinando vías... Tengo algunas fotos vuestras, si os interesan ya sabéis.

 Información adicional:

- Todas las reuniones, salvo la del famoso arbolito (limpia), están equipadas con parabolts y anillas de descuelgue.

- Con 10 cintas exprés se sube sobrado. No las usarás todas en ningún largo, pero cuenta conque algunas las destinaras a los friends (si decides subirlos)

- Nosotros subimos tres friends (Camalot de las tallas 0,75, 2 y 3) con la idea de hacer una última reunión unos bloques más arriba en el caso de que el arbolito estuviese ocupado (a la manera de Alfonso en la Ignatius). Además nos evitaron improbables peligros en el L3 (0,75) y practicamos un poco protegiendo la bavaresa del último largo (en este caso sólo por ese motivo).

- Un anillo de cinta muy largo puede venir bien si estamos sólos y podemos permitirnos triangular la seta con el árbol.

- En general y salvo lo comentado del primer largo, es más fácil, menos obligada y menos mantenida que la Ignatius.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Que bien me lo pasé! si en un hipotetico caso pudiera escalarla de primera me daría un infarto, pedazo de alejessss!!!

Pablo y Bea dijo...

Bueno, qué tal se dio al final por Tres Coronas?!! se dejo hacer la "Me pica un huevo"? espero que disfrutarais tanto como haciendo la Piratas, la verdad es que hace un huevo que Bea y yo no pisamos la Pedri.

Un abrazo pareja!

javi_varek dijo...

Emm... ahora que pones fotos me he animado a leer el relato, si no... me cuesta mucho más. Es buen principio darle a esas vías para en un tiempo ¿dentro de un mes? meterse en otras más difíciles.. jeje

Puedes hacerlo, en el Yelmo hay que ir con cuidado pero sin miedo. Y es que hay muchas bestias pintadas en lienzos de blog´s que luego son corderitos que amansas entre tus piernas... o si no, estocazo y para abajo. ¡Buena suerte!

Saludos!

Free dijo...

Hola Pablo, Tres Coronas parecía la Gran Vía, probablemente estábamos allí hacinados más gente que en toda la sierra de Madrid... Así que no pudiendo elegir vía acabamos entre otras en Dr. Bacterius, que resultó merecer la pena y se vino directa para la libreta.

Ke hay Javi? Peleo más el contenido de las entradas que algunas vías de 6c, si no las publico por entregas... primero texto y luego fotos, al final no las publico nunca. Me alegro de que con o sin fotos, te pases por aquí y dejes tu huella.

Un abrazo a todos y a disfrutar escalando, que mañana aseguran tiempo anticiclónico

Josetxu dijo...

Me alegro de que por fin os decidierais a darle a la Piratas y también de que os haya gustado la vía.

En el tercer largo, que desmitificaste desde la reunión (hay que tener mucho cuidado con como se dicen las cosas... jejeje), nosotros nos equivocamos y nos metimos por la derecha del techo (sin seguros en 30 metros, via Ferroviarios), por eso pasamos un poco más de miedo en ese largo. Digo esto porque, según lo has escrito, parece que ese largo lo haya mitificado yo (que no es el caso), más que nada porque luego los hay que sin saber hablan y califican... aunque la verdad es que yo no les hago ni caso...

Venga tronko, a ver si coincidimos un día de estos, que tengo ya ganas de conoceros (sobre todo a Pepa, jejeje!).

Un saludo!
Aupa!

Free dijo...

Hola Josetxu, gracias por pasarte por aquí y gracias por tus ánimos previos que me diste en tu blog. Evidentemente el "kulunguele" que sentía hacia el tercer largo no venía derivado de cualquier descripción que hubiera podido leer en tu blog... Que por cierto, fue el único lugar donde puede encontrar información sobre la vía.

Mis miedos, que siempre me acompañan, se acrecientan por si solos cuando se trata de una vía de largos, con pocos seguros (5 creo, en cuatro largos) y de la que nadie te sabe decir nada.

En todo caso en el blog de madclimber, había leído que un escalador se había metido un talegazo contra una repisa y eso me hacía estar súper condicionado. Por eso también me escaqueé unos metros en el paso duro del primer largo.

Me gusta mucho tu blog Josetxu y las cosas que hacéis. También espero coincidir cualquier día por esas paredes pedriceras. Verás que, al menos Pepa, es más maja de lo que parece.

Un abrazo.

javi_varek dijo...

Si alguien se ha ofendido en algún momento pido disculpas, no era mi intención "maltratar el nombre de nadie" Nunca he tenido pelos en la lengua, y si he de decir algo lo digo concretamente (no tengo temor a nadie, lo que tengo es un salón muy grande para soltar una carcajada, una risa o deslizar una lágrima) Sólo comparto opinión con mis amigos y conocidos, aquellos que creo que son interesantes y para los que comentar sirve de algo; en vez de levantar humos y sospechas... avlanzándose sobre las chepas... Rimas trovadorescas... Ultimamente de la filosofía y es más, de Sócrates he aprendido el método de la Ironía pura, la mayéutica y la gran frase: "Sólo sé, que no sé nada"
De hace un tiempo aquí, pues soy joven y por tanto inexperimentado, tambiém he aprendido que la gente que no es nadie, no merece una disculpa; es importante saber quien puede ser "alguien" o "nadie"
En fin termino ya con ésto, el que quiera entender, que entienda (buena canción del exiguo grupo Mägo de Oz) y declaro que me voy a escalar, al fin y al cabo es lo que cuenta. No las palabras buenas o malas, sin o con sentido, que todos escribimos aquí.

Saludos a los amigos. Me pasaré a leerte Alberto, si no estoy ocupado escalando (lo importante) o en los temas del amor (muy necesarios)

Free dijo...

Hola Javi... ¡Ke me aspen si me entero de algo! Tú pasate por aquí y di lo que te salga del alma.

Pablete, el otro día le dí un pegue al primer largo de "Me pica un huevo" y descubrí 12 metros de roca imposibles para mí, A cambio, la misma vía me regaló un tercer largo que no podré olvidar. Trasteando por ahí he visto que te encadenaste en un mismo día la Rara (o Rharha) y ésta creo... joer, que bicho estás hecho.

Josetxu, releí "el tercer largo" y le di una nueva redacción, la "posible interpretación" que le dabas era una interpretación que podía darse y no procedía.

Ahora que empieza a torrar se complica la cosa... Pero si a alguno le apetece hacer "la negativa del taxista" Que sepais que está en mi agenda.

Un abrazo y a escalar.

Pablo y Bea dijo...

jajjaja, Alberto, no te equivoques, de bicho tenemos más bien poco, en todo caso, y en los días de inspiración bichito. ;)
a ver esa actualización del blogtrepando en Tres Coronas!

ah! y estoy con Javi Varek, cuando les metes fotos a las entradas, están mucho mejor!

un abrazo