viernes, 13 de abril de 2012

Semana Santa 2012, proyectos y otras incursiones

...Las temperaturas frías están haciendo sus últimas incursiones en una primavera cada vez más abocada al verano y con ellas los proyectos ubicados en las caras Sur de La Pedriza cotizan al alza...  Se están vendiendo los últimos billetes para sectores como Los Brezos, Tres Coronas o la vertiente más conocida del Yelmo, y los escaladores "estacionales", como este que escribe, permanecen atentos a las señales del cielo (y de Canal Meteo) dispuestos a  no desaprovechar la más mínima opción para asaltar vías cuyo nombre, ubicación y descripción tenemos  más que sobeteados en las guías.

Frío atardecer en las inmediaciones de Mataelpino

La Semana Santa ha resultado como siempre lluviosa... o bien a Dios no le gusta nada el rollo procesional, o bien la considera el mejor regalo a tanto fervor desatado, o quizás, simplemente tiene un insondable sentido del humor... Sea lo que fuere y pese a los intentos frustrados por escalar, la lluvia era necesaria.  En días así,  sólo los cobardes y los débiles sustituyen un día en el monte por la televisión.


El jueves había prometido a Gema hacer la ascensión a la Maliciosa. Para ello nos daba igual la lluvia o el sol. No sólo porque molan íbamos a tener botas y chupas de Gore-Tex.

Gema ante el Peñotillo y la Maliciosa
Después de dos horas de agradable treking nos damos la vuelta. Unas densas nubes nos envuelven mientras dejan caer parte de su carga en forma de nieve. En otras palabras, que no se ve un carajo y que las vibram sobre las que se levantan nuestras Bestard resbalan sobre la roca casi como si fueran de hielo.  Cambiamos la aventura por comida y tan anchos.

El viernes por la tarde las webs meteorológicas vaticinaron una tregua en las precipitaciones.  Era la señal: Teníamos en la cabeza resolver algunas cuestiones en Los Brezos y finiquitar el sector Moro, y como plan B, en caso de lluvia ligera, unos estribos para  intentar nuestros primeros pinitos en escalada artificial a cobijo del Tolmo.

Una impresionante e inesperada nevada nos dejó primero turulatos, luego sorprendidos y finalmente nos faltó aplaudir:   Cuanto habíamos echado de menos ver algo así... Que te pille en La Pedriza, bien abrigado y con capacidad de reacción no tiene precio.

Así pues, aunque nos acercamos al Tolmo, la intendencia vertical se quedó en el maletero de la furgo, y nuestros pasos simplemente se fueron sumando para dar forma a un paseo bajo la nieve que nos permitiera disfrutar del espectáculo natural en primera fila, y de paso, acercarnos al refugio para saludar a Guzmán y Luís, por los que sentimos un gran aprecio.

El sábado por la tarde ya no me hacía falta ir a escalar para subirme por las paredes.  Necesitaba escalar o en su defecto desfogarme con la bicicleta.  Después de dar al asunto varios cientos de vueltas apostamos por coger las mochilas e irnos de nuevo para la Pedri.

Dicen que la persistencia suele ser recompensada. Nada más coger la M-30 vemos que la sierra, al contrario que la capital, está soleada.  Algo bueno hemos debido de hacer, porque no solo no nos llueve sino que nos encontramos la barrera de Cantoco levantada y con "el pase", nos regalan una sesión privada en Los Brezos. 
Cabras haciéndonos compañía en Los Brezos

Como podíamos elegir cualquier vía, cualquier zona o escalar en pelotas, optamos por ser pudorosos y lo habitualmente imposible, es decir, las vías de la izquierda de la pared principal de Los Brezos.   Una tras otra, fuimos disfrutando y encadenando las vías con las que me había estrenado en la Pedriza quizás 9 años atrás con José Miguel y otro amigo suyo "de cuyo nombre no logro acordarme"
Gema ante la pared principal de Los Brezos

Curiosamente aquel día concluí, sin margen para la duda, que la Pedriza no era un buen lugar para escalar y que jamás volvería con ese fin...  Como en tantas otras cosas sobre las que he profetizado, me equivoqué del todo, y me alegro.


Histerismo ecológico (V+), Batucada (V+), Mis amigas no me dejan poner nombres guarros (6a+) y Por culpa de la novia (6a+) se dejan  hacer mientras compartimos nuestro pase "ya no tan privado" con una agradable cordada de Eibar...

Y por fin llega el momento:  La temperatura baja rapidamente, está nublado y podría llover... He hecho un buen calentamiento, me siento a tope de power  y por delante aun tengo una hora y media de buena luz.

Nos trasladamos al subsector Moro y dejamos las mochilas a pie de "El Recuperador de Caminos" (6c).  Le doy un pegue para ponerle las cintas y un segundo para encadenar.  Me sorprende lo fácil que supero el paso.  Esta vez no quiero afearlo con el "síndrome de la vía encadenada" que tan bien se describe en "Guerreros de la roca".    Cuando llego a la reunión estoy contentísimo; al contrario que en "Doble Buril" (6c)  el pegue me ha salido limpio y he escalado suelto hasta la cadena.

Gema pide la hora, pero confio en su paciencia para no desaprovechar el tope rope a "El vuelo del abuelo" (IV) y a "Hazañas Bélicas" (6a).  La primera es una vía limpia y aparentemente fácil de autoproteger... (bueno, esa info ya la tenía de un flasheo al blog de Vlady) un buen terreno para practicar "esa otra escalada" que tanto temo, y sobre la segunda, la guía de Santamaría advierte que los seguros alejan tanto que no se puede considerar deportiva...  Escalando al tope no la vi con tanto factor de riesgo... Pero es que los toros, siempre se ven más pequeños desde la barrera.

El domingo volvimos a la carga, en principio queríamos subir al Yelmo a por la Piratas, pero nos despertamos tarde y cansados... casi mejor, porque de nuevo el día sorprendió dando un golpe de timón hacia una importante torrajera que, en la Sur del Yelmo, nos hubiera convertido en pellejo seco.

En su defecto, después de un par de años regresamos a Tres Coronas que se resistía a dejarse robar una nueva vía. Así que hubo que arrancársela  pagando con piel y fuerzas que no pensaba gastar aquí

"Siente el metal" (6b+) es una vía corta, de unos 10 ó 12 metros, pero muy puñetera, y de la cual ya había sido rechazado un 1 de marzo de 2008 cuando la asediamos Jorge Andreu y yo.  Esta vez me pilló pletórico de ganas y conseguí doblegarla al tercer pegue...  Lo más difícil fue dar con una secuencia válida de movimientos con la que sin escaquearme a la vía de al lado o por la fisura de la derecha me condujera a la reunión.

Creo sinceramente que es de las vías menos obvias con las que me he topado y su desciframiento me dejó realmente exhausto.

Yo ya estaba pal`tinte, pero Gema supo motivarme para usar la última bala en "Rara", un 7a de la Sur de la Tortuga, a la que le había dado un par de pegues meses atrás.

El caso es que la última bala ya la había disparado sintiendo el metal y en el pegue más que sentirla cerca lo que hice fue sentir el acero de la cinta exprés de la que tiré para superar el paso.

Rara (7a)
Me gusta esta vía, por donde está, por como es y porque el grado lo da un único paso, y eso me hace pensar que un día me puede pillar con fuerzas y con inspiracion y me puede salir.

Hasta aquí muchas lineas hablando aparentemente sólo de mi, pero no escalo solo.  Gema comparte o soporta mis neuras, mis filias y mis fobias  y juega en el mismo campo.   En esta fase pedricera está escalando al tope rope y me atrevo a decir que empieza a pillarle el rollo a esto.   Después de altibajos continuos, llevamos unas cuantas trepadas donde la cuerda del tope no hay que llevarla tensa, pisa bien, va entendiendo como moverse y sobre todo, no baja de las vías con cara de haber estado a punto de morir.

Quizás me equivoqué en su día insistiendo en que escalara de primera. Quizás.    Pero aquí nadie nace sabiendo, ni siquiera sabiendo enseñar, que por otro lado lejos de ser fácil, es más bien un arte para el que se requieren algunos atributos que me hubiera gustado poseer.

Tampoco escalé sólo unas semanas atras en Mataelpino.  Llamé a Alfonso y Alfonso me invitó a incluirme en su plan con Javi-Varek.  


Cuando escalas con gente diferente y te dejas llevar aprendes cosas nuevas y pones a prueba tus certezas sobre conclusiones a las que has llegado de forma endogámica.

De aquella jornada, además de pasarlo francamente bien, me quedo con haber suprimido las reticiencias a abrirme a conocer otras formas de escalada que creí que no me interesaban en absoluto como las fisuras... o en realidad cualquier otra.
Alfonso y Javi_Varek

Ya estamos a jueves, la previsión para este finde me trae de cabeza... Parece que el domingo puede aguantar sin llover  ¿Podremos escalar? ¿Ir al Yelmo?  por si acaso la maquinaria ya procesa posibles alternativas:  Los archiconocidos planes B y C.

Seguiremos informando.

2 comentarios:

Pablo y Bea dijo...

Aúpa Alberto!! seguro que poco a poco vas tachando esos proyectillos que por ahí tienes. La "Rharha", la verdad es que es una vía que está guapa, ya que aunque es simplemente un bulder con cuerda, el paso ese pelatobillos está entretenida...
Nosotros hace tiemp que no pisamos La Pedra, pero la verdad es que este invierno no ha sido para nada bueno para el difícil arte de la fe pedriZera...

Que vaya todo bonito! un abrazo!

Free dijo...

Hola chicos, me alegro de no perderos la pista. Nosotros resistimos en la Pedri... que ya vemos cerca el final de temporada granítica. Enhorabuena por los encadenes por Jaén y más aun por los buenos ratos que habéis vivido.

La Rara o Rharha que de ambas formas la he visto escrita en las guías, podría ser un buen colofón pedricero... Pero vamos, que este año me doy con un canto en los dientes si encadeno por aquí uno o dos 6c's más.

un abrazo.