domingo, 4 de febrero de 2018

OPINION: Zapatilla Mountain Bike para pedal automático FIVE TEN KESTREL LACE



Five Ten Kestrel Lace negra y roja




Ando muy motivado con esto de las opiniones de productos en el blog. He leído (y leo) tantas de tanta gente, que me parece una manera de devolver lo que recibo de Internet y también la manera de aportar una visión no profesional (pero currada) de un usuario de andar por casa que hace lo que hace por hobby y pasar el rato.

A las Kestrel Lace les he hecho ya un par de miles de kilómetros. Sucedieron a las Mavic Razor, que a su vez habían sucedido a otras de gama más baja de la marca Jhon Luck (ahora "Luck" a secas) y que a su vez, habían sucedido a alguna otra que ya no recuerdo hasta llegar a mis primeras zapatillas para pedal automático que fueron unas de la desaparecida marca española Kamet, en los albores del mountain bike.

Cuando empecé a preparar el Camino de Santiago desde Madrid, no tardé mucho en darme cuenta que mis Mavic no me acompañarían a ese viaje, ya que después de llevar un par de horas sobre la bici, los pies se me entumecían por quedarme demasiado justas de talla.  Las Mavic Razor son una zapatilla de cross country, estrechas, ligeras y más hechas para estar sobre la bici que para empujarla por Dios sabe qué caminos cargada con las alforjas.


Five Ten Kestrel Lace en el Camino de Santiago
Las Kestrel Lace en plena etapa del Camino de Santiago, junto al Canal de Castilla.

Comportamiento

La Five Ten Kestrel es más una zapatilla de all mountain/Trail o todo uso, más ancha, más cómoda  y más protegida de las inclemencias meteorológicas que una clásica de cross country.   No es una zapatilla con la que puedas ir a pasear sin la bici porque lógicamente es bastante rígida, pero si la puedes llevar comodamente todas las horas que sean necesarias durante una salida ciclista, y es también cómoda para andar en aquellos tramos no ciclables en los que haya que echar pie a tierra.

Una aspecto que me preocupaba un poco, dado que el Camino de Santiago lo iba a hacer en agosto y frío, lo que se dice frío, no era precisamente lo que esperaba encontrar  en los Campos de Castilla, era el como transpirarían y si se me recocerían mucho los pies, ya que están fabricados con un material de tacto plástico que resulta ser poliuretano (según la RAE Resina sintética de baja densidad obtenida por condensación de poliésteres) y además de las tres combinaciones de colores disponibles, elegí las de color negro con detalles en rojo, que para mí es la combinación más chula, pero también una de las más calurosas;  y tengo que decir que no tengo pega alguna que poner.   La lengueta está microperforda, también la zona que cubre los dedos de los pies, así como el logo en uno de los laterales, en el contrario dos ojales terminan de completar los canales de ventilación de la Kestrel.

Durante la marcha, los pies se mantienen a una temperatura óptima gracias al flujo constante de aire que reciben al pedalear.  Estuve muchas horas sobre la bici a más de 30 grados y pasé muchísimo calor, pero no lo sentí especialmente en los pies.

Ahondando en el  comportamiento térmico de las Kestrel, la experiencia con ellas ahora que estamos en invierno, es igualmente muy satisfactoria.  Siempre he pasado frío en los pies en las salidas invernales, algunas veces incluso con los cubrezapatillas.  Las Kestrel Lace también se defienden bien del frío.  Mucho mejor que cualquier otra zapatilla que haya tenido antes.  El tejido de poliuretano es una barrera infranqueable para el aire.  El que llega al interior del pie por los canales de ventilación de la zapatilla no logra que el pie pierda la suficiente temperatura como para pasarlo mal.

Hablo de temperaturas ligeramente por encima de cero y no digo que los pies no lleguen a sentirse fríos, lo que sí digo es que esta sensación es bastante manejable y se mantiene dentro de unos margenes de confort razonables.


zapatillas Five Ten Kestrel Lace maillot y culote Uglyfrog de invierno
Las Kestrel listas para una
salida invernal
Las Kestrel en Agosto
durante el Camino de Santiago




















Pegas

Aunque partimos de un producto bien pensado, bien acabado y con pinta de ser duradero se le pueden buscar pegas.   La suela está cubierta con  la excepcional goma Stealth C4 que todos los escaladores conocemos de sobra.  Esta suela es  una maravilla en cuanto a la adherencia en terrenos rocosos, duros y compactos y como cualquier otra sobre suelos terrosos.  Cuando hay que echar pie a tierra porque no somos capaces de remontar una pendiente sobre la bici, la estructura practicamente plana de la suela y su rigidez no ayudan mucho en la tarea. Quizás un par de tacos desmontables delanteros hubiera podido irle de perlas a las Kestrel.

Y no es todo, el sistema de ajuste del calzado lo conforman unos clásicos cordones y una tira de velcro relativamente estrecha que deja sin proteger parte de la lazada y expone al cordón a enganchones, incluso con el propio velcro del cierre. Nada grave, se trata de buscar los tres pies al gato. 

La marca anuncia para la talla 9 USA un peso de 463 gramos por cada una de las zapatillas (926 gramos el par).  Las mías, de la talla 43 (10 USA) pesan 521 gramos con la cala SPD puesta.  No son peso pluma pero son robustas y cómodas. A veces toca elegir entre una u otra cualidad.  Si lo que se busca es medir el peso al milímetro mejor comprar  una zapatilla de cross country puro.


Zapatillas ciclismo Kestrel Lace peso con las calas SPD

Conclusiones finales.

Se lavan bien en la pila con un trapo húmedo o frotando con un cepillo de cerdas duras, secan rapidísimo, son bastante hidrófugas, la horma es ancha y cómoda, la talla es más o menos la habitual (En Five Ten oscilo entre el 10 y el 10'5), son bonitas y polivalentes, a la vista pasan por calzado de calle, protegen bien el pie de las inclemencias climatológicas y de los golpes y parecen hechas para durar.

Para un biker polivalente no especializado en cross country, y para viajes cicloturistas, son perfectas. Me encantan. Las recomiendo. Repetiría la compra sin pensarlo.

Precio:

En Bikeshop: 119,99 euros
En Alltricks: 119,90 euros
En Chainreaction: 109,99 euros

Yo las compré en Bicimanía porqué siempre que no se van las cosas de precio prefiero tienda física, y sobre todo porqué me las quería probar antes de comprarlas. Su precio allí es de 139,99 euros  pero me hicieron un buen descuento que las dejó a "precio web".  

No hay comentarios: