martes, 7 de abril de 2015

Dexosidando hábitos saludables en Valeria, Semana Santa 2015

...El maldito relé de la furgoneta que no se si funciona o no, la batería auxiliar que parece no cargarse, visitas constantes a Roulot, Bricomart, Leroy Merlin y Electrocolor a por cables, terminales, fundas termoretráctiles y demás,   y así han pasado dos años desde que invertí en toda la parafernalia camper y casi un año desde que el Richard y yo nos aplicamos en instalar "El paquete eléctrico" a La Fiera, pasando de tener la Dobló sólo con la cama y viajar todos los fines de semana, a tener una súper furgo (al menos para nosotros) y no poder salir por no tenerlo todo a punto...

Últimos minutos antes de caer la noche en el Rincón de Valeria con nuestra casa rodante al fondo. Foto tomada desde la ciudad romana, junto a la moderna Valeria
Había que romper el bucle maligno y salir de Madrid, dar descanso a Patones y recuperarnos un poco de esa intoxicación de estrés, prisa y cansancio con los que poco a poco te envenena la capital de España.

En dos días apañamos las colchonetas que necesitaban un repaso, hicimos una nueva e infructuosa intentona de solucionar los problemas eléctricos con un nuevo relé, repusimos las bombonas de camping gas y conseguimos no encontrar una sola excusa de peso para no movernos.

La escuela de escalada de Valeria, o lo que más concretamente los escaladores conocemos como Valeria a secas y que se corresponde con la zona de escalada situada en la hoz del Río Gritos,  comparada con Madrid, parece otro planeta, está a menos de dos horas en coche y tiene todo lo que necesitamos: roca, naturaleza, aire limpio y el mogollón justo.  Súmale a lo dicho dos pueblos perteneciente al mismo Municipio "Las Valeras": Valera de abajo y Valeria, a los que se puede acudir a aprovisionarse de lo básico y tomarse una cerveza, a mí no me hace falta ni media coma más.
Plaza de Valeria, lo que está debajo de las banderas es un muy recomendable bar


Campo base en El Rincón de Valeria

Por ser más descriptivo y sin pretender ofender a nadie, Valera es más industrial, parece hija del ladrillazo puro y duro y no he conseguido encontrarle el encanto aunque sí la utilidad, pues además de una buena fuente donde recargar agua, está mejor equipada y tiene supermercados, indios, chinos, bancos, piscina, gasolinera y un tipo con un Mustang blanco.  Valeria pueblo (antigua "Valera de Arriba") es la otra cara de la moneda y ha sido el gran descubrimiento de este viaje: el pueblo en si es muy bonito, tiene una plaza preciosa con una iglesia románica  y un acogedor bar de piedra con terraza y precios razonables claramente expuestos; además, desde el Rincón de Valeria donde montamos el campo base, te plantábas allí  en 15 minutos andando atravesando las interesantes y bien tratadas ruinas del antiguo pueblo romano de Valeria.
La pared principal del Rincón, con la ciudad romana sobre ella, estuvo permanentemente concurrida aunque no parecía masificada, fuera del periodo de nidificación las paredes escalables se amplían notoriamente.

Panorámica de algunas de las paredes del Rincón de Valeria

Llegamos el jueves por la tarde en menos de dos horas de trayecto yendo muy tranquilos, Pepa que pensamos que no estaba pasando por un buen momento anímico, no se lo creía y pareció recargarse de energía/felicidad al instante... y no nos volvió a hacer caso hasta la vuelta a Madrid, su atención la iban a acaparar ahora los bichejos del lugar, el río... el olisquear aquí y el marcar allá con libertad y sin los encorsetamientos temporales de sus reglamentarios paseos diarios

A mí me cuesta meterme en harina el mismo día que llego de un viaje ya dure este dos horas o seis, pero a Gema no, así que con gusto la cedí la iniciativa para que, escalando siempre de primera, se aventurase en proyectos pendientes y repasase otros ya concluidos, el resultado fue que este es el viaje en el que más y mejor ha escalado y en el que yo más tranquilo he probado también mis proyectos.

De este viaje me traigo lo siguiente, que no es como para sacar pecho en lo bares, pero si vías bonitas  divertidas de escalar. En orden cronológico:
Sectores Chopera Sur y Huerto de Mencho

-Abuelo, ven a escalar (6b) * Esta cayó a vista.  Es un diedro entretenido y bien chapado. Recomendable.

-Vuelo Rasante (6b+) *** La guía anterior le daba medio grado menos, yo creo que es más correcto como está ahora, tiene un paso muy duro casi al entrar que le da el grado y luego un bonito desplome y unos cuantos metros de aguantar hasta la reunión.  Muy, pero que muy buena y disfrutona. Muy bien chapada.

-Más Zurra (6b+) *** A esta vía también le daban antes 6b, pero a vista no sale eso ni de coña, tiene un pasito a la mitad y luego una placa superior con algún paso fino, pero lo que de verdad la hace difícil si vas sin referencias, es el chapaje de la reunión con el último parabolt lejos y a la derecha.  A mí al menos, me costó algún que otro pegue mentalizarme y dar con la manera en la que resolver y atreverme a hacer el paso.  Una vez visto, no tiene dificultad alguna y se comprende el porqué de un distanciamiento tan alegre entre seguros.

- Juniperus Phoenicea (6a) *** larga y apretadilla arriba, a mi me recordó a algunas vías con ambiente de Quirós, el grado es justo pero hay que apretarlo, tampoco pasa nada si la reconsideraran de 6a+.

-Papageno (V) Aunque las vías de este grado ya no me motivan mucho, ésta había quedado pendiente de encadenar  y había llegado el momento de acometerla como parte del calentamiento y escaladas del día. No está mal, pero en la zona de la reunión se estorban tres vías y para mi sobra una o quizás falta una reunión independiente para "Girasoles".

-National Geoyanki (6c), ***Al segundo pegue. Me habían hablado muy bien de esta vía y ya tocaba meterse en algo durillo. Tiene lo más duro en una placa cimera una vez ganada una repisa ancha. Después de un par de pasos sobre ñapas duras se llega a buen canto y la reunión. Es tan buena como me había dicho nuestro amigo Carlos.

-Ojo Roque con el bloque (V+). *Ésta Gema se la merendó a vista y me puso las cintas. Buena y agradable, el grado fácil no quiere decir que la regalen.


El lunes salió ventoso y frío, estábamos satisfechos con nuestro esfuerzo escalando y no necesitábamos más... Quizás si hubiera hecho mejor hubieramos intentado algo un poco más duro, pero pasamos tanto frío preparando el desayuno que nos quedamos sin motivación.  Si la teníamos para dar un paseo y conocer mejor la zona, remontando el río que atraviesa "El Rincón de Valeria" nos montamos una circular de hora y poco que nos permitió investigar el cañón desde un punto de vista más alto y parte del valle desde su lecho.


Parece una casa ruinosa más, pero aun es visible un escudo en su fachada principal, quién sabe que historias a conocido y de que vidas ha sido testigo


Subiendo a lo alto del cañón

Volvimos con ganas de volver... tanto a Valeria como a casa ¿No es esa la mejor sensación para poner el colofón a un viaje?

Al final Pepa estaba pa' choped

3 comentarios:

patxiboy dijo...

muy buen articulo, yo soy d valeria y disfruto cada verano como un niño en esas paredes. Hay un error en articulo en Valera de abajo no hay un tio con un mustang blanco, sino dos. Propio de Valera

Free dijo...

Dos tipos con un mustang? Madre mía, esto parece Fast and Furious versión conquense. Fuera de bromas, lo que ofrecen "las Valeras" para aquellos que nos gusta la naturaleza y lo de escalar es como para hacernos sentir, como tu dices, como niños el
día de Navidad. Gracias por tu comentario.

Free dijo...

Dos tipos con un mustang? Madre mía, esto parece Fast and Furious versión conquense. Fuera de bromas, lo que ofrecen "las Valeras" para aquellos que nos gusta la naturaleza y lo de escalar es como para hacernos sentir, como tu dices, como niños el
día de Navidad. Gracias por tu comentario.