miércoles, 15 de abril de 2015

Patones. Sector Estradivarius.

...Dos nuevas vías para los que como yo, utilizan la web para conocer las impresiones de otros escaladores sobre las vías que han escalado o van a escalar:

-Bombardeolito (6b): **** No había oído hablar de ella, ni su nombre me resultaba familiar.  No tenía ni idea de que iba, pero por descarte de otras ocupadas en el sector,  la elegimos como primera vía del día.  

Tiene una entrada fina con la chapa alta y una potencial mala caída,  tras varios amagos y valorar las consecuencias pido ayuda a una escaladora a la que descolgaban desde la vía colindante, una sonrisa más tarde tengo puesta la primera exprés y la cuerda pasada.

La entrada tiene un apretoncillo, aunque sin el riego de caerte al suelo sale sin problemas, el resto se va escalando bien y el techo es disfrtutón, con un canto tan bueno que llega a sorprender.

La vía es muy, muy buena, de las que se disfrutan de principio a fin.

La vía está re-equipada con parabolt bicromatados, alguno de los cuales estaba un poco flojo o incluso girado. Aprovechando que llevábamos la llave inglesa recolocamos y reapretamos el primero que era el que peor estaba.

-Con el Higo en el Ombligo (6b+): ***** Buenísima vía, perfectamente equipada y con uno de los techos más brutales y divertidos que he escalado nunca.  Es perfecta, no le falta ni le sobra nada.  Si alguien que lea esto no la conoce y quiere al menos imaginársela, sería lo más parecido a una vía de esas de rocódromo muy desplomada, en la que  todas las presas son buenas y donde a pesar de que no está excedida de seguros, nunca se pasa miedo y todas las cintas se ponen bien.   Aquí sólo hacen falta buenos brazos.

El paso clave está al dejar la repisa del arbolito (¿higuera?) rumbo al siguiente parabolt.   Chapar es difícil, pero no recular al seguro anterior.  Yo hice varias idas y venidas y no fui capaz en el primer pegue. Una vez marrado el "a vista"  y puestos a montar las cintas, agarrando la higuera se llega bien al siguiente seguro y desde él no es difícil alcanzar la reunión.

En el segundo pegue, con las cintas puestas, ya no es difícil chapar la cinta y remontarse,  aunque yo tiré de mis brazos con toda el alma, luego leí por ahí (8a.nu) que sale mucho mejor y probablemente mucho más estético talonando el paso.

No hay comentarios: