lunes, 11 de febrero de 2008

Chute Pedricero

El sábado conseguí atravesar la puerta de casa a las 21 horas tras un periplo serrano con el coche y tragarnos enterito el atasco de vuelta. Un clásico de la Nacional 1. Llegué matao', lleno de dolorosas heridas en los dedos y fundido del palizón. Sin tregua, me fuí al Alcampo a comprar lo necesario para hacer unos sándwiches para subsistir el domingo. Con los deberes hechos, y mientras lucho por conservar los ojos abiertos, anoto mis encadenamientos en 8a.nu... Cosas del mundo friki. Luego preparo cenita, la ingiero y a messengear un poco con una vieja amiga... Creo que me dan la una cuando finalmente me acuesto.

Sin darme cuenta ya es domingo y el despertador machaconamente insiste en que me levante... "`amos tío, que hoy toca nuevo chute Pedricero", a regañadientes salgo de la cama, me ducho y preparo la manduca y el material... a las 11 Gema me hace una perdida. Vamos huevón... parece que dice el zumbido del móvil... A las 12 estamos subiendo las escaleras de "Casa Julián", un nudo se me hace en el estómago cuando veo los nuevos chalés que nos van robando poco a poco, metro a metro nuestro monte, nuestra salud, nuestra vía de escape... Parece que ya no hay quien pare esta loca carrera por matar a la madre naturaleza por ensuciar sus ríos por profanar con cemento y alquitrán sus santuarios, da igual lo hermosos o inaccesibles que sean, pero sobre todo da igual lo necesarios que son ... Sí, yo también soy de los que habla y no hace nada, de los que tragan saliva y siguen con su vida... Mil excusas me pongo... el ser humano es corrupto, insaciable ¿Qué puedo hacer yo? La realidad es que esto hay que pararlo y yo, por ahora, no se como contribuir a ello. Siento que he soltado un discurso y que este blog no va de eso; o sí... soy de los que escala porqué primero me enamoré del monte.

Poco a poco vamos dejando atrás Manzanares y nos vamos adentrando en La Pedriza, el anticiclón ha reducido el invierno a una fresca primavera y subimos en manga corta, el corazón hace su trabajo y los pulmones lo que pueden... Gema tose continuamente "tengo que dejar el tabaco..." ¿Cuándo...? Silencio... sonrío. Poco a poco ganamos altura, llegamos a la pradera de la Gran Cañada y seguimos subiendo. Hace años que no subo por aquí y en un momento perdemos el sendero... reculamos, nos volvemos a ubicar y seguimos subiendo... Sí, hace mucho que no pateo por la Pedri, a menudo me viene a la cabeza María. A veces la vida se vuelve sencillamente irrespirable... solo queda recomponerse y seguir andando, seguir andando y seguir andando, mejor si es por parajes como estos y bien acompañado. Por fin tras una curva vemos el Yelmo, sus paredes están repletas de cordadas, parece que estamos en plena hora punta. Al contrario que a otros escaladores no me molesta la presencia de otras personas haciendo lo que a mí me gusta y disfrutando como lo hago yo... Hay otros sectores donde no nos cruzaríamos en días con nadie, ha sido nuestra elección venir aquí. Seguimos andando y nos sentamos frente al Rompeolas, bebemos y comemos algo. Ubicamos las vías... Constatamos lo bien hecha que está la guía de Bararrabés, todo lo contrario que la guía de Tino Núñez de "Escaladas fáciles" en más de un lío me he metido por ella... concretamente este sector lo trata de forma lamentable.

Repuesto un poco el cuerpo y recuperado el resuello decidimos subir a la cima, bordeamos el Rompeolas y tomamos la canal que rodea el Yelmo hasta su cara Norte, curiosamente hay mucho hielo y nieve congelada, escondo la mochila tras unas rocas y trepamos con precaución por la normal hasta llegar al pie de la grieta por la que se accede a la cumbre, el principio es algo claustrofóbico y Gema lo pasa un poco mal, pero no se descompone, ella también "sigue andando". Un señor nos "coloca" a Jose, un niño de 10 años, para que le subamos con nosotros mientras él espera a su hermano. No entendemos nada pero nos hacemos cargo del chaval.

Finalmente la grieta se ensancha y salimos de ella rumbo al vértice geodésico de la cumbre, la vista es impresionante, merece la pena emplear unos minutos en dejar que los ojos barran sin limitaciones el horizonte. Después de un rato explorando regresamos por donde habíamos venido y terminamos de comer en la Pradera, de nuevo frente al Rompeolas.

Tras un rato de cerrar los ojos tumbados al sol, nos decidimos a escalar, elegimos una vía del centro de la pared de 2 largos, la número 9 según los croquis de Barrabés, un IV+. A su pie repasamos las maniobras básicas y en seguida estoy escalando asegurado por Gema, la vía es fácil y agradecida, placa rugosa con infinidad de opciones para progresar, 30 metros más arriba monto la reunión y recojo cuerda, metro a metro Gema va ascendiendo y no tardamos mucho en encontrarnos en la reunión... sube sin ayuda, no parece una novata. El sol nos dice que no queda tiempo para el segundo largo y decidimos retirarnos. Casi a la carrera la enseño a rapelar allí mismo, en la reunión. No tiembla, no duda, simplemente rapela hasta el suelo. Bajamos rumbo al coche, la penumbra va ganando terreno al sol y no llevamos frontal, exhaustos alcanzamos las escaleras de Casa Julián con el último halito del día.

El Manín, la Mahou, las tapas, el 0-2 que le metió el Atleti al Racing y el tremendo buen rollo que nos quedaba en el cuerpo nos hacen saborear con gusto el palizón. Creo que repetiremos, nos quedaron ganas de más.

4 comentarios:

Fer dijo...

Muy bien narrado. La subida a El Yelmo es una clásica. Me ha hecho gracia eso de que os dejaran un chaval, así por las buenas.

Del tema chalés comiendo monte, mejor no hablar que nos encendemos. ¿Ok?

Slds.

FreeClimber dijo...

Gracias Fer me subes la autoestima literaria... Te aseguro que lo del chaval es tal cual lo cuento, Gema y yo nos quedamos tan sorprendidos que no supimos ni que decir, el niño estaba cagado de miedo y no paraba de hablar :-)

Respecto al tema de los chalés ojalá un día nos unieramos muchos e hicieramos algo, llamar la atención sobre lo que está pasando en la Pedriza o algo así... Pero yo no se como se hacen esas cosas y la mayoría no quiere problemas, además luego todo se manipula... En fin que yo también me enciendo.

Saludos compañero!

Nell dijo...

hhoollaaa!!!!! fijate tu... como mola leer de alguien que conoces... la gema es una makina jejeje...

lo mejor: la paliza del atleti :-)

a ver si escribes la de este finde... q ya la criticare...

FreeClimber dijo...

Hola Nell, sabía yo que tenías cara de buena persona... lo digo por lo del Atleti. Gracias por visitarme, he estado haciendo lo propio con tu blog. Si, es un gusto leer lo que nace de una persona a la que ya has puesto cara y con la que has compertido raciones en el Manolo. Te seguiré, Me gusta lo que he leido y las fotos que lo acompañan.