miércoles, 14 de enero de 2015

Póker de vías para empezar el 2015

El Rastro del Caracol (7a) es una vía de escalada del sector Monódromo de  la escuela de El Vellón, en Madrid.

Esta vía recorre 10 ó 12 metros de roca en los que predomina el agarre romo que la caracteriza. Es una vía corta que se hace muy larga: Una vez que despegan los pies del suelo ya no hay descanso hasta después de chapar la reunión.

La encadené el día 1 de enero y supone mi quinto 7a, el primero en los últimos 4 años y la primera vía de este grado que me apunto en El Vellón.

Como no soy septimogradista ni "sextocegradista" encadenarla me ha llevado 15 pegues repartidos en  sesiones de 3 pegues por día, sumando un total 5 visitas específicas en los últimos dos meses.

En este tiempo hemos pasado de ir andando por el centro del valle junto al río, a tener que hacer  travesías expuestas al chapuzón  por estar el pantano inundado.


¿Merece la pena asediar así una vía?

Pues depende de lo que se busque y de las sensaciones que se obtengan en el proceso... A mí me gusta medirme con vías que me supongan un reto, pero ésta la encadené al límite de mi paciencia.

Ahora que tengo cierta estabilidad en mi vida profesional, uno de mis principales retos como escalador es  igualar mi mejor estado de forma y eso supone enfrentarse a muchos "ya no puedo" y darles la vuelta... Meter en la buchaca "El Rastro del Caracol" es importante para confirmar que se está en el camino correcto... Y porque es una vía super interesante.

El Gendarme (6c+) 

Quebrantaherraduras superior es un sector muy conocido de La Pedriza, no es muy grande pero alberga unas cuantas vías cuyo nombre todo el mundo se sabe por la calidad que atesoran que las hace ir de boca en boca y ser objetivos codiciados dignos de cualquier libreta.

En invierno su pared principal es además un lugar resguardado del viento en el que el sol da de lleno y, en el que rompiendo la estereotipo típico de la escalada pedricera, predomina la placa con canto y en algunos casos desplomada.

Pero Quebrantaherraduras superior no es sólo la pared que cobija entre otras a la famosísima "El Diedro Azul" o la "Valery" (7a), existen también otros muros más pequeños desperdigados por las inmediaciones, mucho menos conocidos, pero de muchísimo interés si sabes apreciar las rarezas  de las que nadie habla en los bares.

La última guía de La Pedri de Santamaría recoje dentro del sector uno de esos reductos de vías cortas, desconocidas, poco visitadas y menos apreciadas en lo que te garantizas escaladas sui generis... En ese bloquecito encontramos "El Gendarme" (6c+) que si bien no es la más dura si es la más llamativa del "lote".

Estamos ante otra microvía de 10 ó 12 metros de logitud con lo más duro concentrado en la gran piedra caballera superpuesta con el meño principal.  La vía tiene buenos seguros y buena reunión, pero la parte crítica por la dificultad también lo es por ser algo expuesta. Me refiero a la sección justo anterior a la reunión... Así, aun con sabor agridulce, considero más que ético mi encadenamiento con un alargue de un par de cintas desde la reunión...

Me llevó un par de días y unos 5 pegues aunque siendo honesto confieso que fue un proyecto inconcluso de otro año.  Una vía divertida, de autor, con mucho suspense al final... Para los que tengan un paladar abierto a nuevos sabores,

Cinco Contra el Calvo 6b

A esta vía me la presentaron hace tiempo y no quise saber más de ella, su equipamiento era escaso y estaba vetusto, acabé dejando un maillón y me largué de allí echando en falta unos buenos dodotis.

No hace mucho tiempo (quizá uno o dos años) fue reequipada y hoy se nos presenta en todo su esplendor.

El Muro de los lamentos es quizás el sector con las vías más largas de Patones y estas tienen un grado duro que sorprende por comparación con los adyacentes, esta vía no es una excepción.

Mientras la escalo voy ganando metros leyendo con la roca en una danza extrañamente fluida.  Un seguro antes de la reunión la música se detiene bruscamente y yo con ella, ya nadie baila, el parabolt queda lejos y cagas vinagre para poner la exprés... Quedan 50 centímetros de roca lisa hasta que vuelven a intuirse cantos de todo tipo. Subo y reculo un par de veces, finalmente me agoto y pido que me pillen.  Al segundo pegue paso volando y casi ni me entero de como resuelvo el paso.  Sin duda la escalada "A vista" es una de mis asignaturas pendientes.

Serapis Bey 6b+

Finalmente y para finalizar este póker de vías con las que hemos estrenado el 2015 una vía también patonera y casi hermana de la anterior.

En la guía su recorrido se desdoblaba de la de "5 Contra el Calvo" para ganar la fisura de su derecha y luego continuar por ella hasta un lugar inespecificado.  Hoy la vía está reequipada de manera bastante juiciosa y discurre totalmente independiente de la de "Cinco..." encontrando una reunión propia justo antes del bloque que cierra la fisura-diedro.

La parte más difícil, la que le da el carácter y marca el nivel de dificultad es la cimera, pero esta vez el paso se hace bien chapado y la dificultad estriba únicamente en atinar con los movimientos que te dejen en la reunión... Yo lo hice a la segunda y, sin ánimo de hablar "Ex Cátedra"  para mí que es más fácil que la de "Cinco contra el Calvo".

No hay comentarios: