lunes, 1 de diciembre de 2014

Que sí, que nó, domingueando en el Vellón


Estaba la previsión del tiempo revuelta para el fin de semana, y habiendo ya perdido la fe en las distintas previsiones oficiales, decidimos salir e ir cubiertos para cualquier eventualidad: Escalar si la cosa se dejaba, o darnos un paseo por el monte si la lluvia tomaba protagonismo...  El sábado salió cruz y en consecuencia nos acercamos a La Cabrera donde improvisamos un paseo de dos horas que nos hizo resoplar, y a la vez nos recargó las baterías del tarro algo exprimidas por una semana complicadilla.

El domingo jugamos las mismas cartas pero esta vez salió cara y dimos con nuestros huesos en El Vellón.  No fuimos originales en apostar, y desde luego no estuvimos solos, pero contamos con un amplio espacio vital para no incordiar ni ser incordiados.

El Vellón estaba ciertamente bonito, el pantano, bastante crecido, no barrunta un invierno escalable por estos pagos, pero por el momento allí estábamos, disfrutando de un huidizo sol que a ratos permitía el lujo de escalar en camiseta.

Es difícil mantenerse motivado si uno se limita a repetir las mismas vías sin más.  Hay que buscarse proyectos que nos hagan pelear por cruzar ese desierto llamado "estancamiento" y hay que entrenar para compensar esos días que la lluvia se aliará con el fin de semana o en que el horario de invierno limita las horas de luz disponibles entre semana.

Gema y yo en "El Rastro del Caracol"


Aplicándonos el cuento, Gema intenta escalar más de primero y yo vías que de momento no puedo encadenar.  Volver al roco es algo que estoy haciendo pero que me está costando mucha mentalización, lejanos quedan aquellos tiempos en los que también disfrutábamos peleándonos con los paneles de resina del Espacio Acción... Disfrutar o volver a disfrutar es siempre el objetivo para no equivocar las cosas.

Zulema asegura a Gema en "Navegando entre el Liquen"
La última vez que hablé con Javi me lo resumió más o menos así:  La escalada te devuelve normalmente lo que le dediques, no le pidas más.

1 comentario:

Anónimo dijo...

ole, ole y ole!!