miércoles, 8 de diciembre de 2010

Puente de la Constitución 2010 - primera parada: Cerro del Bu (Toledo)

A veces tienes tantas ganas de que lleguen unos días de descanso, que cuando los tienes encima pueden pillarte bloqueado y casi pasarte por encima.

Habíamos pedido el mártes festivo y con el resto del puente de la Constitución sumabamos 5 días completos para hacer con ellos lo que nos diera la gana y quizás eso era demasiada libertad para dos presos de las inercias de la rutina diaria.

Habíamos pensado de todo, pero además de escalar, lo que más nos motivaba era tomar esas clases de esquí a la que por distintas razones, llevamos tantos años renunciando. Mientras, por poner un poco de tensión en la toma de decisiones, dos frentes de nosedonde se proponían barrer con lluvia y nieve la península y las Baleares de Norte a Sur y de Este a Oeste.

Después de mucho pensarlo y de hacer pocas cosas prácticas, nos vimos el viernes sin haber tomado ninguna decisión, por lo que hubo una que se tomo sola: El esquí tendría que esperar, pues la logística que conlleva, a esas alturas, ya no estaba a nuestro alcance.

El caso es que cargada la furgo hasta los topes y petado el maletero de techo con todo tipo de intendencia aun no habíamos tomado la decisión final: ¿Sella o Leiva? La primera opción suponía la aventura total, pues sólo teníamos buenas referencias pero no información fiable sobre donde dormir ni tampoco guía de la zona. Leiva es un escuelon que ya conocemos y cuyas posibilidades sólo hemos comenzado a explotar... Puesto así y a las once de la noche del viernes nos acabamos decantando por Leiva... aunque decidimos hacer una parada en Toledo, para dormir y explorar las dos propuestas de la zona de mi guía de reciente adquisición "Clasicas de la zona centro. 58 vías de iniciación" de Daniel Blanco García.

Cerro del BU - Toledo. Aunque la guía da una georreferencia, esta es más exacta N 39º51'11.0 W 004º01'10.0
A pesar de que el Cerro del Bu, no tiene demasiada buena prensa en los mentideros de Internet, 2011 puede ser un año con ciertos derroteros "clásicos" y el programa de puesta a punto de esta guía, toma esta peña como punto de partida. Así que a las 12 de la noche arrancamos la furgo y nos fuimos para Toledo.
Puente de la Degollada: al final del puente, en la dirección hacia donde camina Pepa sale un sendero a mano izquierda que hemos de tomar, en la otra acera, justo enfrente del comienzo del sendero, queda el acceso a la Academia militar
Un mal habitual de muchas guías, es que no gastan mucha tinta en explicaciones sobre como llegar a los sitios; ésta no es una excepción en absoluto, pero al menos daba una georeferencia que el GPS supo interpretar para llevarnos a la zona de aparcamiento sin dar demasiados rodeos.

Allí dormimos al lado de un merendero y a pie de carretera, en una zona con el doble uso de mirador por el día y picadero durante noche, así que con algo de dudas, plantamos la furgo y pusimos los parasoles... al fin y al cabo y de esa guisa, tampoco nos diferenciabamos tanto de los coches que por allí hacían "paradas técnicas".

El sábado amaneció tarde para nosotros y a pesar de ser más de las once un frío intenso nos mantenía de un humor algo extraño... O quizás no fuese el frío, sino que a veces es más fácil ser esclavos que hombres libres y la transición conlleva tensiones en la maquina de las rutinas que nos mantiene aletargados y medio vivos que es lo mismo que decir atontados y medio muertos.

El caso es que todo resultaba muy difícil y por eso en recorrer los 500 metros que nos separaban del Cerro del BU tardamos casi 3 horas. Quizás ese tiempo se escapó por alguna fisura interdimensional, tampoco tengo recuerdos muy claros de que es lo que hicimos, cogiendo el sendero dibujado en rojo, que parte desde el Puente de la Degollada llegaremos al río. A mano izquierda queda el Cerro del Bu.sólo soy capaz de ver con nitidez que dimos unas cuantas vueltas por el entorno del río y que a cada paso yo me sentía más vivo y la parte de mi habitualmente más viva se desinchaba por momentos por no ser más que una impostura.

Eran las 4 de la tarde cuando a pie de vía juntamos material, cámara de fotos y mejor humor... nos estábamos poniendo los arneses cuando decidimos retirarnos. Hacía un tiempo realmente gélido potenciado por estar en el mismísimo margen del río y además nos quedaba sólo una hora de luz. En el plan no cabía una escalada contrareloj sino un par de ascensiones relajadas que nos aportasen algo de eso que el dinero no puede pagar.

Gema conoce muchísimos bares de Madrid y bastantes de Toledo, tras una parada para hacer fotos, acabamos en uno tomando un Cola Cao y un Croissant... por las noticias de la tele nos enteramos que no era una buena semana para ser controlador aéreo y seguimos viaje rumbo a Leiva.


2 comentarios:

Fer dijo...

Ni me sonaba este sirio. Slds.

Pep dijo...

... martes ...
... 14 de d1z13m8r3 ...
...
...
...
... solete ...
... frío ...
...
...
... no sé ké + se pué pidir ...


Saluz (klaro)