martes, 21 de diciembre de 2010

Lámpara Coleman F1 Lite

Estábamos muy satisfechos del rendimiento lumínico de la lámpara equivalente de la marca Campingaz de la que ya habíamos tenido al menos un par de modelos (del estilo al Lumostar), esta cualidad principal, unida a la duración de los cartuchos minimizaba otras menos positivas como el volumen o un peso superior. Sin embargo, lo que nos acabó hartando del modelo de Campingaz fue la fragilidad del cristal de la lámpara. No se cuantos nos cargamos a pesar de empaquetarla con el máximo esmero y siempre en la parte superior de la mochila. Este gran inconveniente sumado al precio elevado de dicho cristal y a que no es fácil de encontrar, nos hizo fijarnos en el F1 Lite, que lo sustituía por una campana hecha de rejilla metálica y que para terminar de asegurar su durabilidad, encima venía acompañado con una funda protectora rigida.

Para rematar la faena, el volumen y el peso resultaban ventajosos, así que nos decidimos a preguntar.

"Este es el Rastro señores
vengan y animense
aqui estamos nosotros
somos Papa Noel

Lo vendemos barato
con el precio en ingles
somos todo lo honrados
que usté quiera creer [...]"


Como decía Patxi Andión en su famosa canción dedicada al Rastro Madrileño nos fuimos a una de las tiendas de la Rivera de Curtidores (Roca) y con la candidez propia de otra edad le preguntamos al dependiente sobre el producto en cuestión y sobre todo, acerca de su potencia lumínica comparada con el producto de Campingaz

Como era de esperar, y particularmente en esta tienda, el dependiente nos contó exactamente lo que queríamos oír, es decir, que iluminaba mucho más
y que en comparación con el Lumostar aquel era un producto obsoleto y mucho más bla, bla, blá.

Así que soltamos los algo más de 60 euros de su precio, convencidos de lo que estábamos haciendo y nos fuimos a casa para instalar la camisa y dejarla lista para su uso.

Desde aquel día ha pasado más de un año y nos la hemos llevado a unas cuantas aventurillas de las cuales nos hemos hecho una idea bastante clara sobre su rendimiento:

La lámpara Coleman F1 Lite tiene muchos aspectos positivos pero peca gravemente en el
principal, la realidad es que da muy poca luz, la justa e imprescindible para vestirse, comer, o estar de tertulia en una tienda, pero absolutamente insuficiente para leer algo más que el croquis de una vía.

Para hacerse a la idea y teniendo en cuenta todo el tema de la exposición y demás, que en este caso hace parecer la escena bastante más oscura que la realidad adjunto esta foto de nuestro última visita a Leiva.

Otra característica que no me gustó, es su colgador metálico, que es conductor del calor y que puede llegar a fundir el gancho de la tienda (nosotros nos dimos cuenta justo a tiempo). En otra ocasión lo colgamos de la rama de un árbol y cuando nos quisimos dar cuenta estaba empezando a chamuscarse. Así que al loro, que el tema no es menor.

Es curioso que este problema no se de en la lámpara de Ca
mpingaz que también es metálica, supongo que será cuestión de la conductividad del metal o de la propia posición del asa respecto a la lámpara (actualmente sustituida por una cadena).

Evidentemente también tiene aspectos positivos, sería innegable no valorar una lampara que según el catálogo solo pesa 88 gramos, aunque en realidad
nos estemos yendo a los 500, pues haber quien es capaz de sustraer un sumando a la siguiente operación:

Lámpara + colgador + funda + cartucho Coleman C250 (lleno) = 500 grs.

No es el objeto de esta entrada comparar dos productos de marcas distintas pero a modo de referencia y tras una larga búsqueda en la red (las páginas oficiales solo cuantan lo bueno de sus productos) aporto la siguiente información:

Coleman F1 Lite ........................Campingaz LumostarPlus Pz

Potencia 38 W ..............................................(1) 80 W (todos los modelos Campingaz)
Consumo gas 25 g/h .................................. 37,91 gr/h (haciendo regla de tres)
Autonomía
9h (cartucho C250 = 220 grs netos) 6h20' (cartucho cv300 Plus 240grs netos)
Vidrio de malla irrompible *.........................Pantalla protectora de vidrio
Camisa talla
S ............................................ S
Encendido
manual .....................................piezo (automático)
Estuche incluido ...................................... ..incluido (2)
Peso total con cartucho
500 grs (C250) .. (3)
cartuchos
C100, C250, C500 ....................CV270 (230 grs), CV3
00, CV470 plus
PVP: 62 eur (49,00 eur ofertón Deportes Moya) ... sobre los 35,00 en la Web (ej. francobordo y tiendacoleman gastos incluidos)

(1) La medida definitiva no son los vatios (W) sino los lumen que es la unidad que realmente nos dice la intensidad de la luz, pero ese dato no he podido encontrarlo.
(2) actualmente el fabricante ofrece el producto en su página
web con estuche ¡Era lógico!
(3) 583 grs sin la pantalla de vidrio, sin funda y con cartucho cv 300 (lleno) y siendo un modelo ligeramente distinto al actual sin encendido por piezo.

Conclusiones Finales:

La potencia lumínica del Coleman le lastra negativamente pues esta cualidad es su razón de ser. De poco nos vale su peso pluma, su volumen comedido y su bajo consumo de gas, si estamos incómodos leyendo un mapa o no podemos leer un libro sin la ayuda añadida de
un frontal.

Quizás en montañismo extremo e invernal donde cada gramo cuenta y el calor de la lámpara puede proporcionar sensaciones agradables dentro de la tienda encuentre su sitio esta curiosa y, hay que reconocerlo, innovadora lámpara de Coleman.



Documentación:

No hay comentarios: