lunes, 14 de junio de 2010

La Pedriza - La Majada de la Quila y el Puente de los Poyos

Panorama de la zona Este del Circo de La Pedriza Como al tiempo le ha dado por volverse inestable y está todo tan verde y tan bonito, malgastar un sábado en Madrid por el mero hecho de que llueva, se nos antoja absurdo y más aun en una época de inventos tan realmente trascendentes para la calidad de vida humana como el Gore-Tex y otras fibras sintéticas de parecida denominación.

Como la masa es cómoda, pudimos entretenernos antes de arrivar a Cantocochino, en cosas tan triviales y tan necesarias, como encargar el interior de un armario en San Sebastián de los Reyes y aun así, tener la certeza de que podríamos pasar con el coche la barrera y plantarnos sin quemar fuerzas en el principio de nuestra nueva excursión "exploradora" por el interior de La Pedriza.

Esta vez, el punto de referencia era un Vivac conocido como "La Majada de la Quila".

Pero... Por qué La Majada de la Quila y qué supone para la Pedriza y su Historia

Define el diccionario de la RAE Majada como:
Esta foto es del blog Foro Picos y la url de la entrada donde la cogí es http://www.foropicos.net/foro/viewtopic.php?f=3&t=17531&start=784























1. f. Lugar donde se recoge de noche el ganado y se albergan los pastores.
2. f. Estiércol de los animales.
3. f. Excremento humano.
4. f. Arg. y Ur. Manada o hato de ganado lanar.
5. f. ant. Mesón, posada, albergue.

En este caso, la Majada hace referencia a la primera acepción de la RAE... pues el vivac de roca fue utilizado como refugio avanzado de los primeros "protoexploradores" pedriceros. No he conseguido informarme del origén de la segunda parte del nombre "...de la Quila" pues ningún mapa de los que tengo a mi disposición referencian esa zona de forma igual o parecida.

Está en la web y viene también recogido en el libro "Madrid desconocido, excursiones inéditas por las Cuencas del Alberche, Guadarrama y Manzanares" lo siguiente:
Ocurrió durante las fiestas de Carnaval de 1914. Juan A. Meliá y José Tinoco, miembros fundadores de la flamante sociedad de alpinismo Peñalara, Los Doce Amigos. Andaban a la sazón reconociendo la zona de los Llanillos con vistas a construir un refugio de montaña en la Pedriza Posterior, cuando se les vino encima tal tempestad de nieve que se vieron obligados a guarecerse en "un agujero cónico que hay en un murallón de granito, orientado al Sur. Donde pueden permanecer, sentados o tumbados, hasta tres individuos". Así describiría cuatro años más tarde el propio Meliá, en "Andanzas castellanas", el covacho de La Majada de la Quila.

Confiados en que pronto amainaría el temporal, los dos amigos se holgaban cantando el racconte de Lohengrin, el brindis de Amleto y la Celeste Aida: tocando la ocarina, preparándose con alcohol sólido el five o'clock tea y leyendo en alta voz "un librito francés de cuentos no muy espiritual, pero graciosísimo". Mas pasó la tarde, y pasó la noche, y al alba, la ventisca, lejos de ceder, había arreciado. Temiendo por sus vidas, pues la nieve amenazaba con sepultarles en su madriguera, Meliá y Tinoco salieron embozados en las mantas y avanzando a locas por aquella blancura cegadora y uniforme -disparando sus "Browning" para advertir al mundo de su errática presencia, rodando por las llambrías heladas como peleles zamarreados por el ventarrón..., lograron llegar cuatro horas más tarde arrecidos y ensangrentados, vivos de puro milagro, a la garganta del Manzanares cuando en otras circunstancias no les hubiera supuesto la bajada más de tres cuartos de hora.

En otro blog, concretamente http://www.pedriderencia.com/ encontre otra referencia a la Majada, que esperando no molestar a nadie he tomado prestada:

J.A.Meliá escribió en 1918:

"Necesitamos un refugio que no sea el Giner,nos convendría disponer de un refugio más avanzado,más dentro de la Pedriza,y mas alto.Hasta ahora venimos conformándonos
con el agujero de la Quila,sirve solo para meterse a dormir y no caben mas de tres personas.
Cuando el tiempo es bueno resulta utilísimo,pero cuando es de noche a las seis y media o se presenta un temporal(como nos ocurrió a Tinoco y a mí en el carnaval de 1914),es terrible
pasarse alli 17horas encerrado" "Cuando seamos más los conocedores del agujero, será cuando
el Peñalara sentirá la necesidad de gastarse 40 duros en mejorarlo. Bastará con poner unos barrenos para agrandar la oquedad,poner un hogar ,una salida de humos y una puerta.
No pretendemos que haya colchones, ni mantas, ni cacharros; aquello pertenece a los cabreros.Con la reforma saldrían ganando éstos, lo conservarían,pero dicho sea con franqueza,no es cosa de hacerles una instalación doméstica"

Casi 100 años después de aquellos experiencias de Tinoco y Juan A. Meliá, junto con Gema y "la" Pepa y armados con un GPS y el mapa de la Tienda Verde, nos plantamos en Cantocochino a la nada temprana hora de la una de la tarde y, bajo un manto de agua que hacía parecer a los chiringuitos de Cantocochino un Oasis del que parecía una insensatez querer alejarse.

A fin de abarcar el mayor número de kilómetros vírgenes para nuestras botas, había dibujado con el CompeGPS una ruta en la que partiendo de Cantocochino, subiriamos al Cancho de los Muertos pasando por El Dante, enlazáramos con el Collado Cabrón y tomando desde allí una senda paralela al PR-M1 nos internaramos en La Pedri dirección a la Majada de la Quila.

Ni la catografía digital TopoEspaña ni la del IGN reseñan el sendero que, desvíandose del principal (senda ICONA, creo) accede a la Majada de la Quila. Por lo que tomando como referencia el mapa de la Tienda Verde, tracé un dibujo con CompeGPS sobre la cartografía digitalizada del IGN, ajustándome de la manera más fiel de la que fui capaz al modelo, y exportándolo luego al GPS. Hablando en plata, no estaba muy seguro de encontrar lo que buscaba, y al no haber hecho una búsqueda previa en Internet, tampoco sabía si sabría reconocerlo.

En todo caso, estábamos en La Pedri, haciendo lo que nos apetecía y dispuestos a disfrutar de cada segundo.

Nos costó un poco dar con el desvío hacia el Cancho de Los Muertos... Los GPS y los mapas digitales son casi perfectos pero, gracias al Dios de la aventura, no del todo. Así que, tras pelearnos un poquito con algunas jaras y algo de maleza fuimos a parar a nuestro sendero, más mojados por el roce con la vegetación que por la lluvia, que poco a poco iba atenuando su intensidad.

El sendero no es de los más pisados, se puede comprobar sobre el mapa que hay multiples variantes de acceso al Cancho y sobre el terreno, que esta no era la que se había impuesto. No obstante el nuevo punto de vista sobre paisaje pedricero merecía la pena... y como cada curva y recoveco del sendero eran nuevos a nuestros ojos, parecía que lejos de irnos agotando, a cada paso acumulábamos más energía.

Llegamos a la zona de la Majada de la Quila en poco más de una hora. Poco a poco, la lluvia había terminado de ceder y la temperatura era perfecta. Ahora solo tocaba dar con el desvío. Subiendo habíamos dejado atrás dos variantes señalizadas con hitos, pero las desechamos por estar 250 metros (la 2ª) alejada de la zona que habíamos marcado... El caso es que donde debía estar el desvío no había ni hitos ni sendero sino bosque cerrado, y pensamos que quizás hubiera sido un error de marcaje. Así que retrocediendo sobre nuestros pasos los 250 metros hasta el último hito que señalizaba un desvío.

Puente de los Poyos coordenadas 30 T 424978 4514554Poco a poco el GPS va reduciendo los metros al waypoint marcado sobre el mapa del TopoEspaña pero donde deberíamos encontrar La Majada de la Quila, encontramos otra maravilla pedricera, el Puente de los Poyos... aceptamos el cambio con agrado... la mole granítica suspendida es espectácular... y por si sola merece el tiempo invertido en la excursión. Por "to'l centro" se dibuja una vía de artificial (UBSA) que como dice el blog "josetxu.com" ha sido reequipada recientemente con parabolts (Si te gusta escalar, visita los croquis de esa entrada: http://josetxu.com/croquis/c_madrid/pedriza/puentedelospollos.JPG)

Pensando que la Covacha estaría cerca, investigamLo significativo de esta cavidad nos hizo pensar que estábamos ante la Majada de la Quila, pero esábamos equivocados.  Esta cueva no obstante es un buen vivac para un grupo de 5 o 6 personas, lo peor es que dentro no se puede estar de pie. Las coordenadas son 30 T 425027 4514539os la inmediaciones hasta dar con una vivac que tomamos por la Majada de la Quila, pues era bastante grande si bien no demasiado alto. Perfecto para dormir o comer unas cuantas personas. (Sin embargo nos equivocamos... lo constatamos en la inmesidad de la sabiduría de Internet)

Satisfechos de nuestra suerte, retomamos la senda que traíamos (¿Senda Icona?) y continuamos hasta cruzar la Autopista de la Pedriza, en un punto denominado "Cuatro Caminos". A fin de hacer el regreso más entretenido, atravesamos el crucEste salto de agua que es más alto de lo que se ve en la foto pues la vegetación lo minimiza viene reseñado en el mapa de la Tienda Verde por lo que debe mantener su cauce gran parte del año.  e en la dirección que llevábamos y, tras tomar varios cruces nos vemos en la Senda de la Majadilla al Collado de la Ventana que tomamos en sentido Sur acompañando en su discurrir al Arroyo de los Poyos... Después de un rato andando, una nueva sorpresa... Un salto de agua de considerable altura medio escondido por la vegetación pone banda sonora al impresionante espectáculo de la naturaleza.

Los últimos minutos del treking, ya en la Autopista de la Pedriza, se me hacen duros, pues no he comido mucho y voy en la reserva. Una necesaria parada en "El Mesón del Montañero", un bocata de panceta con pimientos y una cervecilla, hacen milagros en mi organismo. Gema hace los bises hincándole el diente a un bocata de tortilla. Pepa no puede con su vida. Un sol que se ha tomado el día libre se empieza a retirar, nosotros también.

No hay comentarios: