jueves, 29 de octubre de 2015

No nos vamos, seguimos camino.

...No nos vamos, seguimos camino. La vida es un gran viaje en el que las etapas son más importantes que el destino.   El destino todos sabemos cual es, y más vale llegar a el sin prisas, cuando toque, y habiendo disfrutado un poquito del recorrido.

A veces  las jornadas en las que viajamos por lo cotidiano nos cansan, las cruzamos en modo automático y las damos por perdidas agazapados a la espera de que llegue ese momento del fin de semana o de las vacaciones en el que poder volar más alto y más lejos.  El error es que creemos que ese es el destino del viaje, que al llegar allí nos olvidaremos de todo y que podremos suplir en pocos días u horas todo aquello de lo que hemos carecido el resto del año, olvidando que con "suerte" volveremos a nuestra ritmo de vida habitual un lunes a golpe de despertador.

Yo, que lo que sé no lo sé por sabio sino por las hostias que me he dado, y porque por edad ya debo haber cruzado el ecuador de mi viaje personal, intento no ser tan torpe de dejar escapar un solo día sin haber echado algo al zurrón de lo que merece la pena y,  ya sea en computo diario, semanal o anual, ser capaz de decir que esto merece la pena y que voy a intentar que lo siga mereciendo.

Lo que quiero decir es que este sábado nos vamos a Nepal, que con suerte vamos a tener unas jornadas  intensas en las  que esperamos saber disfrutar de aquello bueno que el camino nos tenga reservado, sacarle el máximo provecho y aprender de las vivencias. También tener sabiduría para evitar los conflictos, que sepamos evitar los peligros, que no se nos ponga a prueba con toros que no podamos lidiar, que tengamos buenos encuentros con otros viajeros y con los propios nepalíes cuya tierra visitamos, que no le hagamos sentir mal a nadie y que nadie nos lo haga sentir a nosotros, y por último, que el camino nos devuelva a España más unidos y más fuertes para continuar  viaje por nuestra ciudad, nuestro barrio y nuestras vidas cotidianas.

Querida Pepa ya sabes que esta vez no podemos llevarte, pero aunque nos vamos a echar mucho de menos, no te preocupes porque te hemos organizado unas vacaciones con los tíos Almudena, Antonio y la prima Cora.   Zulema y Tula han prometido también cuidar de tí y colaborar para que todo vaya bien.  

Esta, al igual que aquellas caminatas por Picos de Europa, los paseos por la Pedriza o las jornadas en Patones, es otra etapa de tu propio viaje y promete ser interesante, Cora  te garantiza que no vas a estar ni un segundo sola, Almudena que no te va a faltar parque y quizás Antonio os lleve a correr.  Sí lo hace no hagas como el año pasado y no te despegues de él.  Dentro de un mes contamos contigo para seguir juntos nuestro viaje familiar.  Te vamos a echar mucho de menos y serás el aliciente más fuerte  para regresar a nuestra vida carabanchelera.   El año que viene ya está todo pensado para no separarnos de ti.

3 comentarios:

Mumu dijo...

Albertoooooo, Pepa va a estar mejor que tu.

Free dijo...

...Y efectivamente, la Pepa ha estado genial. Está delgada, le brilla el pelo como nunca y se la nota con más vitalidad. ¡Muchas Gracias Almudena y Antonio!

Anónimo dijo...

Parece mentira que haya pasado un año de nuestro periplo nepalí...una gran experiencia vital en la que el mayor de los problemas fue el extravío(temporal) de la mochila, por parte de la compañía aérea .
En estos días de agenda encorsetada me vienen a la cabeza las pausas en el camino, los plain chapata y los masala tea acompañados de conversación y paisajes maravillosos. Acompañados de la magia de los Anapurnas y de la nobleza de la gente nepali...