lunes, 12 de octubre de 2015

Cerrando la temporada de escalada y planificando vacaciones en Nepal


Cuando el  sábado pasado encadené en El Vellón "Vaya movida de Juicio" (6c+), en la libreta de los deberes pendientes, ya sólo me quedaban por tachar la patonera "California Baby" (6c+) y la valeriana "A escape" (6c-7a según donde mires) 
Vaya Movida de Juicio 6c+

Como no tenemos previsto movernos fuera de Madrid en lo que queda de mes, de la valeriana me he olvidado por el momento y como el tiempo empieza a correr en mi contra  me quedan pocas balas que dispararle a la vía originariamente bautizada como "Arizona Baby".

Independientemente de que confluyan las variables de aptitud, climatológicas, de salud o de suerte para encadenarla, en este mes de noviembre de 2015 termina para nosotros una temporada de escalada que empezó el 1 de junio de 2013 cuando finalicé el último examen de la oposición que me dio acceso a un trabajo con el que poder dejar atrás algunos de los problemas más básicos de la vida y también, a tiempo con el que gobernar la dirección de mis pasos durante  gran parte de las tardes, los fines de semana, los festivos y las fiestas de guardar.

En estos 2 años y 5 meses hemos recuperado el valor, la fuerza y hemos vuelto a encadenar.  Gema ha convertido este 2015 en su mejor año de escaladora: Escala normalmente de primera, ha desterrado el pánico y está empezando a controlar el miedo:  Gana ella porque disfruta más (el gran reto), y también porque participa en el juego de poner negro sobre blanco en la libreta de los encadenamientos,  gana también porque  es autónoma en el suficiente número de vías como para no renunciar a salir a escalar si un día yo no puedo,  y gano yo, porqué ya no necesito tener los proyectos cerca de vías de quinto grado lo que me ha permitido poner a tiro vías y sectores, en los que antes me era muy difícil escalar.
Gema escala Pate Picante asegurada por Zulema
Este año he logrado mi primer 7a de Quirós, la Corner y también mi primero de El Vellón, El Rastro del Caracol, he escalado bastante en un sector en el que antes me arrugaba con solo estar a pie de vía como es el "Muro de los Lamentos" de Patones y me he estrenado en el Stradivarius encadenando una de las vías que más difícil me lo ha puesto: "Pedo con Premio",  pero uno de los mejores días fue cuando por fin me hice con "Rejas de Cuarzo", mi gran bestia negra, la vía que hace diez años me dijo por activa y por pasiva  que no iba a pasar del 6c+ y que, ni siquiera iba a ser capaz de encadenar todos los 6c+ que me propusiera... Pues... ¡Toma Geroma! a mis 41 palos el lugar donde se encuentran mis límites aún está por descubir.

Richar mide sus fuerzas con "La Bodeguita de Enmedio" asegurado por Bibiana.
En estos dos años Gema y yo hemos tutelado dos bautismos de escalada: En el ámbito de mi curro Mamen, su chico Raúl y David quisieron probar con nosotros de que demonios iba esto y, hace un par de semanas, nuestros amigos y vecinos de local Richar y Bibiana confiaron en nosotros para dejarse guiar por los caminos verticales de El Vellón. ¿Germinará en ellos el virus de la escalada? 

Pero tenemos ganas de descansar de todo lo que nos es habitual y rutinario, lo vamos necesitando.  Necesitamos poner distancia con todo aquello que nos gusta para echarlo de menos y retomarlo con más pasión y con más carga en las baterías.  Y es que modestamente, nuestra modesta vida nos gusta mucho.

Lo único que no tenemos ganas de dejar atrás  ni tan siquiera por un mes, es a nuestra perra Pepa, pero tenemos la suerte de que las mejores personas que podrían ocuparse de ella han aceptado acogerla durante todo un mes, y que Cora, el miembro canino de la familia de Antonio y Almudena, no tiene problemas en compartir su espacio con su prima carabanchelera.
Pepa perreando

El 31 de octubre nos vamos a Nepal, queremos ver la cordillera más alta del mundo y mezclarnos entre los nepalíes esa gente que tanto está sufriendo por el pasado terremoto y a la que tantas buenas cualidades se les atribuye.

Cuando salgamos de España nos dejaremos en Madrid nuestra piel de escaladores y nos meteremos de lleno en la de senderistas, tras Katmandú nos espera el trekkin de los Annapurnas con el paso de senderismo más alto de el mundo el Thorung La Pass  a 5.416 metros de altitud.  Si nos acompaña la suerte también visitaremos Chitwan, una de las reservas naturales de El Terai, y el tiempo que nos quede, lo gastaremos por el Valle de Katmandú.  Pase lo que pase nos pasaremos un mes entero con el botón de "REC" conectado en la memoria.

1 comentario:

Mayte GR dijo...

El proyecto es muy bonito y espero que todo salga amedida de tus deseos