viernes, 5 de junio de 2015

Huyendo del frío

La Folloneta de Pati
"Huyendo del frío, busqué en las rebajas de enero..." nos confiesa en una de sus canciones el gran Sabina. En otra,  Roberto Iniesta, cantante de Extremoduro, se ha hartado de decirnos aquello de "Abrid los brazos, la mente y repartíos"... Así que haciendo caso a estas importantes referencias musicales,  huimos del calor humano de Patones, abrimos la mente y nos repartimos encontrando el calor del sol y mucho espacio vital en El Vellón. La jugada nos salió redonda.

Hay una doctora que conozco, que dice que los hombros son complicados, y como yo tengo uno lesionado, y además de a los músicos hay también a veces, que hacer caso a los médicos, mejor escalar cosas conocidas donde no "duela en prenda" colgarse en cada cinta.

Escalar por el mero hecho de disfrutar, sin importar el encadenamiento, tiene también su punto, como también lo tiene repasar alguna de las vías fantásticas que conforman esta escuela y que tanto me han hecho divertirme.

La Bruja, es el 6a más raro del mundo, apreciación personal y nada científica por supuesto, pero es una vía bonita para quien sepa apreciarla y no le importe encontrarse algunos cantos con excrementos de pájaro... ¿Qué somos, marines o qué?,  La habré escalado y encadenado tropocientas veces, pero nunca he conseguido escalarla fluido; hay siempre alguna sección en la que no logro anticiparme en la que tengo que pararme a pensar. Yo a este tipo de vías las atribuyo la cualidad de tener "carácter" y a la larga, me dejan mejor sabor de boca que otras más evidentes.

Zule y Gema en La Bruja

Tío Cerdo (6b) es otra vieja conocida, una de esas vías con las que llevo midiéndome al menos una vez al año desde el principio de mi andadura rocosa. Nos llevamos bien, es una auténtica monada, no la más apropiada para un hombro pocho eso sí, y tiene el primer monodedo obligado con el que me tocó pelear en su día.

Pepetón de la Vera (6b+)  Esta vía merece una entrada específica, en Internet no he sido capaz de encontrar ninguna referencia de alguien que comente haberla escalado, y nunca se la he visto escalar a nadie;  yo la había encadenado hace un par de lustros, y me resultó tan intensa que a pesar de tantos años recuerdo que me aseguró Josito y que el impulsor de la idea de escalarla fue Alberto. De aquel entonces recordaba un equipamiento "chuchanguito" por el que resultó no haber pasado los años, estaba tal cual: Parabolt con chapas giradas o sueltas con apenas un hilo de rosca asomando por la tuerca... Parece que ninguna esprés quedase bien puesta y que el mosquetón pudiera sufrir un apalancamiento o apertura de gatillo por retorcimiento. Me di por satisfecho con ir de cinta en cinta y me cuelgo porque me toca.

En esta vía se parte de una chimenea fangosa y tienes un par de pasos antes de chapar el primer seguro, luego, otro par de pasos en travesía horizontal hasta el segundo y un apretón para coger el tercero... Rara y fea, pero con mucha personalidad. Después de mariconear un poco por las lesiones, quería probar el coco, y puedo garantizar que le dí un buen meneo, tanto en la escalada como en el desmontaje.  No la recomiendo, pero me quedé con ganas de reencadenarla... Contradicciones que tiene uno.

No Tula, no.

No hay comentarios: