miércoles, 27 de noviembre de 2013

Bitácora Vertical

Por si llegas a estas líneas de nuevas o si habías dejado de pasarte por este blog porque lo considerabas muerto y te sorprende ver una nueva entrada, puedes estar seguro que no estoy aquí con la intención de volver a desaparecer.  Bitácora Vertical despierta de su letargo para volver a ser lo que siempre ha sido.  El Blog de un tío que escala y que habla de parte de lo que le va pasando en la vida,  tenga que ver con la escalada o no.

Por si no me conoces ya, o no me has leído antes, te anticipo que no soy nada especial en este mundillo.  No hago mucho grado, soy básicamente deportivo y escalo en pocas escuelas pero que conozco bien (fundamentalmente: La Pedriza, Patones y El Vellón en Madrid, Quirós en Asturias, Leiva en Murcia y Cuenca y Valeria en Castilla La Mancha).   Me gusta repetir sitios, forzar vías y encadenar.  A los escaladores deportivos nos decían antes frikis.  Mi mayor satisfacción friki es encadenar un sector completo y no volver a él.  Sentido no es que tenga mucho, pero a mí me da gustirrinín y me hace enfrentarme a vías a las que de otro modo solo enfrentaría excusas.  Matizo que considero los sectores hasta 7a y que hoy en día estoy lejos de ese grado, así que es fácil verme repetir y repetir... Aunque ya no soy tan cabezón,  siempre algo queda.

Eso sí, considero que mis más de 700 vías encadenadas a lo largo de 9 años, algo de experiencia  aportan y aun a riesgo de equivocarme puedo hacer algunas consideraciones sobre algunos pequeños aspectos que he llegado a conocer bien. No pretendo convencer, ni mis opiniones son inmutables, que cada uno tome esas entradas como una opinión tan sólida como los argumentos que las sustenten.

Cuando esas entradas describen material... se engloban bajo la etiqueta "material", si explican una opinión "editorial", sin son puros pensamientos "desvaríos"... etc.

La entrada más habitual será la que te cuente lo bien que me lo he pasado tal día escalando en tal sitio tales vías, y con quien lo he hecho; normalmente esas entradas describirán someramente las vías en cuestión y se agruparan bajo la etiqueta del nombre del sector y de la escuela... Lo que hacen todos los blogs de escalada, vaya.

Algún día puede que cuente algo personal  y de esto siempre dudo mucho... pero esta es la historia de un escalador, y en la vida a veces pasan cosas tan intensas, buenas o malas que acaban superando todos los filtros y acaban siendo escritas... ¿A quién le importa este exhibicionismo personal?  Esa no es la cuestión, escribiendo a veces me libero y no pienso más.   Entrada escrita y publicada entrada que se suma al blog para siempre...  Aunque tampoco esto es un dogma de fe.

Nunca he mezclado la política con este blog, pero por si acaso un día se me escapa algo, aclaro que no vendo mi capacidad crítica a ninguna tendencia, que bajo distintas marcas se nos presenta un único perro con distinto collar.  Yo les juzgo por lo que hacen, no por lo que dicen que hacen.


Soy ecologista y apasionado por la montaña, pero no soy montañero.  Muchas veces hacemos buenos trekking, pero solo cuando las condiciones prometen ser perfectas... Se que me pierdo mucho, pero me gusta compartir lo que hago con mi chica y con mi perra concediéndonos amplios márgenes de seguridad.

También puede colarse alguna entrada sobre el mundo de la mountain bike, mi antigüo deporte favorito y ahora 2º deporte.   Si te digo que una pieza funciona, o que no funciona, puedes creerme también. He roto todo lo que se puede romper en una bici y he armado un par de bicis desde cero tornillo a tornillo, rodamiento a rodamiento, radio a radio.

No escribo aquí para gustarte, aunque me gustaría gustarte pese a todo.   Si sigues este blog podrás encontrar errores, pero no falsedades, ni un púlpito desde donde se exhiba un ego crecido o crítica personal.   Encontraras eso sí,  vivencias y alguna información útil. Todo ello teniendo como hilo conductor "la conquista de lo inútil" que diría Lionel Terray.

Bienvenidos de nuevo a Bitácora vertical




1 comentario:

Anónimo dijo...

Ya sabes lo que pienso referente a lo de montañero....
Me alegra ver que vuelves con energía renovada.