jueves, 21 de enero de 2010

Salomon XA PRO 3D ULTRA


Me encantan las comparativas de material bien hechas, críticas y con conclusiones finales útiles para quien las lee. Sin embargo este no va a ser el caso, pues nunca antes había tenido unas zapatillas para correr por montaña y tampoco soy experto en zapatillas para correr en general... Hasta ahora, siempre me ha valido con las playeras más chulas de Adidas que haya encontrado en el momento de obligada renovación.
Cuando compré este par, si tenía algunas cosas claras. Llevo ya algún tiempo en que cada vez me gusta más salir a correr, que no me gusta correr por asfalto y que tengo por objetivo llegar a correr por el monte.
Así las cosas y con algo de dinerillo en el bolsillo, esta vez obvié la gama Adidas y me decanté por este modelo por las "poco técnicas razones siguientes": Quería un modelo específico de trail running, que fuera de una marca vinculada específicamente a deportes de montaña y me apetecía mucho probar el sistema de lazada rápida de Salomon. Además el aspecto puramente estético de la zapatilla me gustó desde el primer momento.
Ya llevo unos pocos meses con ellas y unos cuantos Kilómetros y es hora de sacar conclusiones:
En primer lugar son lo más ligero que he tenido nunca en zapatillas, de cualquier clase y para cualquier propósito.
El sistema de cordones es comodísimo y no se aflojan jamás. En esto superan claramente a los cordones convencionales pero no en el ajuste. Tengo la sensación de llevar algo suelto el pie en la zona de los dedos y cuando ajusto los cordones para corregir esa sensación, la molestia se traslada al empeine porque el cordón es muy fino y se clava si aprietas demasiado. Esa sensación puede deberse al sistema de ajuste o quizás a que los cordones no llegan simétricamente hasta la zona cercana a los dedos, sino que sólo se extiende hasta allí un "ramal". En la práctica todo esto desaparece una vez iniciada la carrera porque el pie no baila dentro de la zapatilla y se siente protegido.
En cuanto a la comodidad corriendo es indiscutible, su ligereza y su cómoda pisada deja todo el peso de la carrera en tus pulmones, corazón y ganas de sufrir. Esta comodidad la he testado siempre en circuitos de tierra, básicamente en el parque de San Isidro. En asfalto habría que verlas, pues peso 80 kilos y he leído por ahí que son mejorables en amortiguación... El caso es que no las compré para correr por cemento ni ese es tampoco su propósito.
En cuanto a su duración no lo sé, aun presentan aspecto de nuevas (quitando el barro que las adorna), pero solo llevan conmigo 3 meses y sólo llevo dos corriendo regularmente dos días en semana. Tampoco las he probado aun (y haré una extensión a esta entrada cuando lo haga) por senderos de montaña... La verdad es que robustas no es que parezcan mucho, pero es que si lo fueran no podrían pesar lo que pesan ni ser lo cómodas que son... Yo creo que están en la línea de las de su sector y espero que eso suponga un buen compromiso que permita amortizar lo que valen... entorno a los 105 euros en Deportes Tornasol en la Calle Embajadores.

No hay comentarios: