miércoles, 16 de noviembre de 2011

Vaciones 2011 IV: Asturias: Quirós y Regreso.

...Amanecer en las Agüeras, desperezarse con tranquilidad, disfrutar de no tener prisa...  Deberíamos nacer para vivir muchos días así...  No es el caso,  así que mientras dejamos escapar de entre los labios el aire limpio que respiramos y nos proponemos muy enserio el no complicarnos la vida, nos centramos en lo realmente importante, la satisfacción de los sentidos en el corto plazo...

 
 El balneario de Las Caldas: Aquaxana, tiene una tarifa matutina que nos podemos permitir.   Un chorrito por aquí, otro por allá y  una música de esas que te dejan alelado.  Cuando cruzamos la puerta dirección salida, no hay ni un sólo resquicio del cuerpo que conserve  polvo del camino ni rincón en nuestras mentes donde perviva nada parecido al estrés.


Mar y Manu nos hacen una visita y desayunamos por segunda vez con la excusa de no dejar que lo hagan solos... El panadero de Teverga hace sonar insistentemente el claxon para avisar a los vecinos que ha llegado, que está en Aciera, en su sitio habitual junto a la panera  y con la furgoneta a tope de empanadas, bollos preñados y pan.

Hacemos un alto en el café y nos unimos a los vecinos que se arremolinan para pedir "uno de cada"  La excusa, esta vez, es contribuir a que prospere la economía local.

Pepa se tumba, se levanta un poco y se vuelve a tumbar...  está agotada hasta el extremo, pero la jodía no ha perdido ni un gramo del tocinillo que le sobra ni de su caracter sociable.

Estamos en Quirós sin compromisos y con tiempo por delante... Va a ser que habrá que escalar un poquito...


Iniciamos el camino a las Paredes ni muy pronto ni muy tarde, justo cuando nos da la gana.  Nos dirigimos a La Selva porque hay sombra y Pepa puede dormitar todo lo que necesite.  También porque hay un 6c+ que no he encadenado.

En Quirós la desmotivación hacia la escalada no tiene cabida.  Levantas la vista y el cuerpo te pide trepar, no hay lugar a preguntas retóricas absurdas.

Nos ponemos a ello, Gema escala de primera y encadena viejas conocidas,  yo me ocupo de la variante de 6c.   Nos aburrimos a dar pegues y  nuestros objetivos van cayendo... básicamente nos divertimos.

Repetimos el esquema durante los próximos días, holgazaneamos durante la mañana y exploramos el entorno.


Nuestra curiosidad por el pasado minero de los quirosanos nos lleva de visita el Museo Etnográfico de Quirós. El desquiciamiento lingüístico de este país se pone de manifiesto al comprobar que todas las explicaciones que se ofrecen en el museo están en bable.  Ni siquiera nos dejan quedarnos con un folleto en castellano... Sólo tienen uno, nos dicen.

Comemos pronto, queremos estar a pie de vía justo cuando la sombra comience a ganar las paredes.

Cae el 6c+ tras un número de pegues no apto para puristas.  Me da igual, no busco el reconocimiento de los demás, busco y encuentro objetivos que sólo a mi me atañen. 

Manu nos saca a rastras de La Selva para que no nos vayamos sin probar alguna de las rutas del Axteris.   Nos mete en un V+ que nos saca los colores, y lo que nos quedaba de fuerzas.  Ahora sí que ya no nos queda nada más que dar.

Lo hemos dado todo y en vez de estar vacíos ¡Estamos llenos!

Aun nos quedan un par de días de vacaciones... pero la vuelta a la realidad la queremos hacer progresiva, los pasaremos en Madrid.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Después de mucho tiempo vuelvo a evadirme de la realidad refugiandome en tu blog y encuentro una entrada redonda que me traslada a lugares y momentos maravillosos( así lo siento y así lo pongo), con frases como estas: "Deberíamos nacer para vivir muchos días así..."Lo hemos dado todo y en vez de estar vacíos ¡Estamos llenos!", gracias por el mantener vivo este blog a pesar de tu falta de tiempo!