miércoles, 7 de abril de 2021

Ruta MTB por los alrededores del puerto de Canencia

Recorrido basado fielmente en la ruta de Wikilock "Puerto de Canencia - Chorrera de Mojonavalle - Abedular de Canencia - El Espartal - Mirador de Cachiporrilla - Prado Toril" de David3c.

Track de la ruta pintado sobre el mapa "Sierra Norte" de la Tienda Verde

Bueno, pues éste de la foto soy yo en el parking del puerto de Canencia,  dispuesto a todo con mi bicicleta de ADN asiático y montaje personal.  Hace 23 años que no venía por aquí a hacer ciclismo, y si no hubiese estado ayer redescubriendo la zona con Gema y Pepa en nuestra faceta senderista, diría que no había vuelto a pasar por aquí para hacer nada de nada.

De aquella ruta volví encantado y con las orejas tiesas como los lobos.  Tenía  que volver aquí cuanto antes con la mountainbike.  Lo propuse y obtuve no sólo vía libre sino apoyo y cobertura.


Aparcamiento de Canencia

Son las 11 de la mañana. La hora a la que hasta hace no mucho me gustaba empezar a escalar.  Hoy también ascenderé pero en lugar de paredes de roca, las rampas de un track por el  que acumularé un desnivel mínimo de 1.180 metros.

¡Vamosss!

Ruta Canencia
Kilómetro "0" - Empezamos.

Estoy nervioso, el track que he seleccionado en Wikiloc marca unos valores a los que no sé como me voy a adaptar. 

Recapitulo internamente, me he tirado 15 años o 16 exclusivamente centrado en la escalada.  Lo dejé a finales del 2019, retomamos la montaña como senderistas en 2020, en marzo llegó la pandemia y el confinamiento. No fui capaz de hacer deporte en casa, me abandoné, engordé 7 kilos, perdí mucho tono muscular y me desmotivé de todo.

Arrancar fue duro, pero el recuerdo de lo mucho que he disfrutado en la naturaleza con Gema y Pepa me servía de guía.  Esas sensaciones tenían que volver.  Las piezas son las mismas.

En agosto añadí a la pócima algunas gotas de ciclismo y en octubre ya era un ingrediente de peso.

El 16 de diciembre me operé de dos hernias... la bici volvió a quedar aparcada pero no tardé en recuperar los paseos largos y los trekkings 

En algún momento oímos hablar de los "Diez mil del Soplao" y nos apuntamos.

El 25 de enero estrenamos rodillo, las sensaciones son buenas  y el 27 por fin vuelvo a la carretera.

Cuando inicio la ruta en el parking de Canencia aún no he acumulado 1000 kilómetros de bici este año. Esta ruta tendrá el honor de hacerme superar esa cifra.

Subo por la pista del GR 10 hacia el "Centro de Educación ambiental El Hornillo" casi en ruinas. Al superarlo cojo un desvío a la derecha y tomo el camino descendente a la "Chorrera de Mojonavalle"

Ruta Canencia
Chorrera de Mojonavalle

La "Chorrera" es una cascadita que atrae a las masas por su belleza y por su cercanía al coche...  hasta aquí me he cruzado con decenas de personas por la pista y otras tantas en el camino.  

Mi respeto hacia los senderistas es total, no dejo de ser uno de ellos que hoy ha cogido la bici. Sé perfectamente lo que les molesta y tengo claro de quien es la prioridad. No doy opción a que nadie pueda decir ni mú. 


Chorrera de Mojonavalle
Chorrera de Mojonavalle

He dicho que soy senderista, pero también ciclista. El respeto es una cosa y el deseo de alejarme de un camino tan concurrido y soltar frenos otra distinta y compatible.

Lo densidad de población se reduce exponencialmente cuanto más me alejo de la chorrera.   El camino se vuelve pedregoso. El nivel técnico sube, mis antebrazos se cargan con el traqueteo de la bici.   No fuerzo pero tampoco voy frenado, me observo desde dentro, intento hacerme una idea de lo que queda de mis habilidades.  Mi yo de hoy llamando a mi yo de "antes de ayer"

En menos de lo que me gustaría desemboco en la M-629, la carretera que une los pueblos de Canencia y Miraflores, pero sólo es circunstancialmente, en menos de 25 metros alcanzo una curva de herradura desde donde tomo una pista de subida que me devuelve al GR10. Empieza el baile.

El desnivel pica y busco un desarrollo que me permita ir cómodo. Esto va para largo y no sé de cuanto combustible dispongo, es otra de las cosas que necesito saber.

La foto que sigue, es del Collado del Hontanar. Estuve ayer aquí con Gema y Pepita. No están conmigo físicamente, pero van conmigo a donde yo vaya.


Collado del Hontanar
Collado del Hontanar

Al poco el track marca un desvío que me aparta de la pista que me llevaría al Refugio de la Morcuera y, tras abrir una cancela, me enfrenta  a un cortafuegos ciclable.   

Hace ya un rato que no veo a nadie. Me siento como un astronauta, un poco acojonado y al mismo tiempo  ávido de exploración.

Altos del Hontanar
Portichuela de acceso a los Altos del Hontanar.  Esta pista, se difumina poco más tarde, pero no es difícil de seguir.

Estoy rodando por una zona llamada los "Altos del Hontanar" coronada por  el pico "El Espartal" con sus 1733 metros. El sendero a veces se difumina un poco engullido por la vegetación pero no es difícil de seguir.

Altos del Hontanar
Altos del Hontanar - Cortafuegos ciclable.


Junto al vértice geodésico de El Espartal hay un panel informativo para interpretación de la zona. Hace tiempo que debería haber sido repuesto porqué el sol y las inclemencias lo están devorando.  No obstante, aún ofrece suficiente información como para situarme.  Frente a mí el Embalse de Pinilla y el pueblo de Lozoya. a mi izquierda parece estar bastante cerca  Pinilla del Valle.

Al no llevar a mano la descripción de la ruta (David3c lo explica muy bien) cometo el error de entender que el track sigue la pista/cortafuegos hacia abajo, dirección a La Cachiporrilla, pero cuando llevo unos metros me doy cuenta de que el track ha cruzado la valla y que yo no encuentro ningún paso por donde unirme a él.

Aprieto con fuerza las manetas de los frenos y detengo la bici.  Imposible para mí recular sobre la bici, me toca empujar "La Cabra Negra" el desnivel descendido.  Se me hace eterno.

Voy pegado a la valla, buscando el punto en el que el track la cruza al otro lado.   Lo encuentro junto al cartel de interpretación del paisaje... pero no hay paso.

Concluyo erróneamente que la ruta ha sido realizada en un momento en el que sí se podía cruzar la valla y me vengo un poco abajo.

Estoy sólo, solísimo y dudo sobre las fuerzas que me quedan. La noche de ayer, cuando repasaba la ruta en el mapa, visualicé varias fuentes sobre el recorrido del track y pensé que con la cacharra de 750 cc iría sobrado, pero de las fuentes no he tenido noticia y ya me he bebido más de la mitad del bote.  

Me planteo bajar a Pinilla del Valle y llamar a Gema para que me recoja allí.  Me frena principalmente el no hacerla pasar por el trance de coger la furgo en una carretera estrecha y complicada con tropocientos mil ciclistas.  

También me frena el pudor de acobardarme y el picor del gusanillo de la aventura.  Decido seguir.

El Espartal
El Espartal - Cartel interpretativo del paisaje

Vuelvo a bajar por el cortafuegos tomando los desvíos que me permiten ir lo más pegado a la valla posible.    En un momento dado veo un mojón de piedra por el que me puedo valer para pasarla bici al otro lado. Me lo evita mi ángel de la guarda que me echa una mano. Resulta que justo ahí, hay un trozo de vaya cortado a rás de suelo.... ¡Bingo!

Ruta MTB Canencia
Paso bajo la valla para retomar el track

Una vez al otro lado, en la más absoluta soledad, busco el track que encuentro sin muchos quebraderos de cabeza y lo sigo hasta el mirador de la Cachiporrilla, el punto más alejado del aparcamiento de Canencia. La zona es ciclable  pero apuesto que no son muchas las bicis que pasan por aquí.

Mirador de La Cachiporrilla
Mirador de La Cachiporrilla

Después de escrutar el horizonte y hacer la pertinente foto,deshago parte de lo andado para coger un desvío por pista que me baja al Arroyo de Cebadillas.

Cuando llego a la casa de la foto bajo estas líneas,  a la orilla del mencionado arroyo, la identifico erróneamente como el refugio de Canencia.  Aprovecho la belleza del lugar y la cobertura para parar a comerme una barrita y enviar un whatsapp a Gema para que sepa que todo va bien y que voy a llegar con mucho retraso.  

Confío de todas maneras que esté informada al minuto, porque estamos estrenando la funcionalidad de "Live Track" del Garmin, que se supone que le va indicando en tiempo real mi trayecto y posición en su móvil.

Aclaro que la casa no es el refugio de Canencia.  Según Google Maps es el Diseminado los Caños, 2 .  Un diseminado es una finca urbana en terreno rústico.  Dicho de otra forma, la casa tiene pinta de ser de un afortunado propietario particular. No localicé fuentes a su alrededor. 

Diseminado Los Caños, 2
Diseminado los Caños, 2

Desde este punto llevé el racionamiento del agua al máximo y tampoco hice más fotos.  Todas mis energías se centraron en lograr completar la ruta de vuelta al puerto de Canencia.

No encontré ninguna fuente cuando no muy lejos de allí volví a la carretera M-629, carretera que enseguida abandono para tomar una pista cuya pendiente apenas va ya a darme tregua. 

No sé exactamente cuanto me queda. La ruta son 39 kilómetros pero pequeñas dudas sobre los desvíos y el error de navegación en El Espartal, me hacen suponer que, como mínimo haré 40.  En cualquier caso me mentalizo para diez kilómetros más.

Subo y subo y vuelvo a subir,  el Garmin marca porcentajes que alcanzan el 11%.  Me pongo en "modo Nepal", la estrategia que seguimos Gema y yo durante las secciones más duras del trekking de los Annapurnas, en la que  nos fijábamos desniveles mínimos antes de parar a darnos pequeños respiros.

En uno de esos "respiros" rebusco en el bolsillo de mi maillot hasta encontrar un botecito de "Energy Shot" una pócima de Isostar que me había regalado Antonio.  En mi ignorancia, creí que era un gel y esta vez di gracias por haberme equivocado, porque es un líquido que le viene genial a mi boca seca.  Tiene de todas la mierdas legales que pueden ponerte como una moto: ginseng, cafeína, guaraná, azúcar... no noto nada especial, pero mi ralentí no baja.

En otra parada para intentar recuperar el riego cerebral, conecto también la ruta en el Wikiloc del móvil y localizo dos waypoints cercanos entre sí, el más lejano se llama "Bajada final" y el anterior "Prado Toril"

Cuando llego a una pradera con un gran corral de piedra no me hace falta mirar nada para saber que estoy en el "Prado Toril", desde aquí la pendiente se suaviza mucho y a penas queda desnivel por ganar.  En este momento ya sé que voy a completar la ruta.

En el Garmin alterno la pantalla con el track con la del desnivel que me queda por recorrer, por fin este llega a la "cota cero".  He llegado al ansiado waypoint "bajada final".  Me detengo y bebo el último cuarto de sorbo de la cacharra. Ya sólo me queda dejar rodar la bici hasta enlazar de nuevo con el Centro de Educación Ambiental y la pista que me devuelve a Gema, Pepa y la pradera del Puerto de Canencia.

Son casi las cuatro de la tarde, estoy roto, contento y con ganas de pillar la cama.

Gema me pregunta que si quiero comer.  No puedo, estoy empachado de tanto azúcar. 

Conduzco hasta la salida de Miraflores y ahí nos cambiamos el puesto.  A Pepa y sus 24 kilos le da por ir en mi regazo.  Adiós quedarse frito.


viernes, 26 de marzo de 2021

Sillín EC90 ( y otras réplicas de Aliexpress) del Specialized Power . Opinión, análisis y "no-resultados" - (parte 1)

Al lío:

El sillín EC90 es una copia china del Specialized Power.  Pero mientras que el primero cuesta 15,94 € (14,66 sin incluir los gastos de envío) el segundo cuesta según la versión 99,90139,90€ o 259,90 eurazos

Tampoco el nombre de la marca china es genuino, EC90 es el nombre de una gama de componentes del fabricante estadounidense Easton.

Bajo estas líneas, unas fotos del original y de sus "hermanitos" asiáticos.

Sillín Specialized Power - original
Sillín réplica  - EC90

El EC90 no es la única copia disponible en la plataforma china y, por dar un ejemplo, si queremos una versión más ligera, con carcasa de carbono, relleno de espuma de PU y pastillas de gel de doble densidad, el vendedor Cycling Workshop Store nos ofrece esta otra réplica, a la que no han querido bautizar.
Sillín réplica sin marca de carbono
Aliexpress - Cycling Workshop Store.


El estatus quo

Hechas las presentaciones y sin querer pisar mucho el charco de lo que me parecen los tratados de comercio internacionales y sus consecuencias, lo cierto es que, este es el estatus quo en el que vivimos.

Que los sillines cuesten en torno a los 100 euros en su versión más básica, es otro tema a plantearse, quizás sea un precio justo, quizás se le ha ido la olla a los fabricantes, o quizás también, al precio ideal de venta de un producto desarrollado en occidente, hay que añadirle para ser rentables, el sobrecoste que supone competir en el mismo mercado con las réplicas fabricadas en china.

Pero volvamos al mencionado estatus quo.  Me ha pasado más de una vez gastarme un pastizal en un sillín al que luego no me he adaptado ¿Entonces qué?  

Pues o lo regalas o lo malvendes, no hay otra. La consecuencia lógia es que con estos precios no se puede estar dando palos de ciego.  Así que he pensado que es buena idea probar la copia como paso previo a comprar el original si ésta me convence.

Quizás sería interesante que las tiendas de ciclismos ofreciesen para productos como este algo parecido a un alquiler con derecho a compra.

***Nota:  Haciendo un repaso de parte de la "videográfia" y "bloggigráfia" disponible en la red llegué al canal de Mammoth donde anuncian que en sus tiendas se ofrecen sillines de prueba de este modelo.  El vídeo es del 2018 y a día de hoy no he sabido encontrar en su web las condiciones para acceder a dichos sillines de test ni tan siquiera confirmar que el servicio de prueba se sigue prestando.

El motivo del cambio

En los últimos años no ha habido otro sillín que corone las tijas de mis bicis que no haya sido el Duopower Arrow, al que ya dediqué una extensa entrada en este blog.

Sillín Duopower Arrow 2017

Llegué hasta él tras sufrir las típicas molestias que nos pasan a algunos durante y después de montar en bici, concretando: sensación de adormecimiento en mis partes nobles y también de pinchazos  y otras molestias más difíciles de definir. 

Fue montar el Duopower y finito, problema resuelto.  ¿Es entonces el sillín perfecto? Y si lo es ¿Por qué cambiar?

Pues porque perfectas hay pocas cosas y, aunque es un sillín que no produce molestias que puedan causarnos problemas de salud y en ruta es aceptablemente cómodo, siempre pensé que sus 130 milímetros de anchura eran una medida un poco límite para mis isquiones y que quizás, una base más ancha, lo haría todavía más confortable. 

Todo lo anterior no me suponía mayor problema hasta que a principios de este año compramos un rodillo y la cosa cambió. 

Mis sesiones suelen durar entre 1 hora y una hora y cuarto y es a partir de los 40/50 minutos cuando empiezan los problemas.  Manteniendo la misma postura y especialmente con desarrollos "blandos" el sillín se convierte en un tortuosa penitencia por las  rozaduras que  me produce cerca de la zona de los isquiones. 

Ha llegado pues la hora, no de descartar el Duopower en la bici de carretera, si no de abrirse a posibles mejoras

Puestos a probar otros sillines, me puse primero a investigar que sillines podrían ser dentro de un aspecto más convencional, lo más parecidos al Duopower en cuanto a protección de la salud y al mismo tiempo ofrecer más superficie de apoyo.

Con esta premisa llegué al Specialized Power, que es un sillín con "nariz", pero recortada  al menos 3 centímetros respecto a que lo que viene siendo habitual en un sillín convencional y, mientras que el Specialized Power mide 240 mm de extremo a extremo, un sillín estándard se iría como mínimo a los 270 milímetros.

Por otro lado, este sillín presenta un canal central abierto extremadamente ancho y aunque se cierra a dos centímetros de la punta, prosigue a modo de bajo relieve hasta el extremo final que además se curva hacia abajo para no cerrar el paso a la circulación y dejar lo más libres posible, las ramificaciones nerviosas de la zona del perineo.

Sillín EC90 (réplica Specialized Comp). Junto al gran canal central abierto y el remate en forma de bajo relieve puede observarse en la foto, como la punta del sillín curva hacia abajo buscando separarse lo más posible de la zona de la base del escroto.

Recepción y  primeras impresiones

Embalaje sillín EC90
El sillín EC90 me llegó en un plazo que no superó los 8 días. El vendedor fue en mi caso Riding World Store el enlace de compra de Aliexpress es  éste  y su precio con el envío 16€

También está disponible en Amazon a un precio de 26€



Sillín EC90 - cara inferior.


Las medidas del sillín que recibo son, calibre en mano, de 240x145 milímetros, que coinciden fundamentalmente con los 240x143 de la descripción del producto. El Duopower al que sustituye mide por su parte 180 de largo por 130 de ancho

Los raíles parecen de acero al cromo molibdeno pero no he conseguido confirmarlo. 

La carcasa que hace de bastidor del sillín, es de material plástico y quizás sea su talón de aquiles ya que  haciendo presión con la mano, se aprecia bastante flexión en la mitad delantera del sillín mientras que la mitad trasera, donde apoyan los isquiones, es bastante más firme.

En el sillín original, el Specialized Power, la carcasa está reforzada con carbono en todas sus versiones, y es de suponer que el resultado sea una plataforma mucho más rígida.

Veremos a ver como se porta el EC90 cuando transporte el peso de un ciclista encima.



El fabricante declara un peso para el EC90 de entre 199 y 220 gramos. Según la báscula de cocina, mi unidad entra en el rango con un peso de 217 gramos.

Este peso sorprende y mucho al compararlo con el original Specialized Power, veamos dos de sus versiones, destaco con un subrayado las que coinciden en medidas con el EC90:

Versión Comp (raíles de Cromo Molibdeno): 

Ancho 143 - 247 grs
Ancho 155 - 253 grs
Ancho 168 - 256 grs.

Versión Expert (raíles de titanio)

Ancho 130 - 230 grs
Ancho 143 - 233 grs
Ancho 155 - 235 grs


Ya tenemos dos elementos clave diferenciadores: el peso en el que la copia se come por patas al original, y la flexión, donde debería ocurrir justo lo contrario, aunque no puedo confirmarlo porque no he tenido la oportunidad de tocar el original.

Montaje


Este sillín presenta particularidades a la hora del montaje... pero lo primero es poner un poco de grasa en los raíles para evitar crujidos.


Es en la inclinación donde cambia la película.  En un sillín normal pones un libro o una regla que cubra el sillín y un nivel encima buscas el punto medio y sobre ese punto inclinas la punta uno o dos grados hacia abajo.

En este sillín el nivel hay que ponerlo desde la parte más ancha hasta la parte delantera.

En la foto que va a continuación reflejo mi primer montaje, en el que por error, utilicé el método "tradicional"

Mal: en este sillín el nivel no debe calcularse teniendo en cuenta toda la longitud

Pero Specialized ha pensado en todo y la posición de los raíles ya tiene en cuenta lo que levanta la parte trasera del sillín.  Si lo montásemos como siempre, la punta miraría hacia arriba y nos presionaría el perineo.

En la foto inferior el método correcto de colocar horizontalmente este sillín.

Bien:  El cálculo de la posición horizontal lo hacemos desde la parte más ancha hasta la punta.


Prueba de campo y "no-conclusiones"


Llegó por fin el día de pasar de las palabras a los hechos. Dos salidas de casi tres horas de pedaleo, 67 y 68 kilómetros respectivamente en un mismo recorridoo entre El Pardo y la Casa de Campo en el que se alterna el llano, las subidas y las bajadas. Una buena prueba de toque.

Quizás decepcione en este apartado porque no voy a ser concluyente, me explico:

Los primeros 500 metros de la primera salida ni me acordé del sillín, cuando por fin se me encendió la bombilla, pensé que había triunfado y que me iba a ir de maravilla, pero no.   Fué llegar a Madrid Río, empezar a pedalear fluido y empezar a sentirme incómodo. Que si me sentaba muy delante o muy detrás, que si flexaba, que si yo que sé, el hecho es que me empecé a temer lo peor.

Barrunté que la salida iba a ser un suplicio y que el sillín sería retirado de su lugar en cuanto llegara a casa con el culo echando fuego.  Entonces fueron pasando los minutos y los kilómetros y aunque no terminaba de ir cómodo, claramente tampoco iba a peor. 

El canal central abierto y su remate en bajo relieve no me producían ninguna molestia física y al ser éste tan ancho, podía comprobar con la mano mientras pedaleaba, que mi perineo quedaba libre de presión.

El apoyo del culo no lo notaba bien plantado y no sé si es por tener el sillín mal puesto longitudinalmente, porqué flexa mucho o porqué su forma  no casa bien con mi trasero.  Lo que está claro es que, aunque he intentado replicar la misma posición que con el Duopower,  posturas de manos en el manillar que antes me resultaban incómodas o cómodas, ahora se les da totalmente la vuelta y ocurre justo al revés.

En la segunda salida, todo fue más o menos igual, pero tardando algo más en sentirme incómodo y sufriendo un poco más en los últimos diez kilómetros, no por rozaduras, sino por no terminar de adaptarme o acoplarme bien.  

En esta segunda salida, a pesar de no sentir  adormecimiento durante la marcha, ni pinchazos con posterioridad a ella, si noté algo más de presión... y es que, por muy buen diseño que tenga, hay 6 centímetros de sillín ubicados bajo nuestro perineo que no tengo en el Duopower.

Una sorpresa más, es que pesar de que yo pensé que la ausencia de nariz en el Duopower no influía en mi pilotaje y menos aún en la bici de carretera lo cierto es que en las bajadas a saco, especialmente en las curvas, me he notado más sujeto y con más control.  

En "no-conclusión" después de las dos primeras salidas, con sus pros y con sus contras, el EC90 va logrando mínimos y permanece coronando la tija de la "Gata Negra".

Estoy pendiente de hacerme un estudio biomecánico para ajustar mi posición en la bici. De sus resultados espero poder cambiar respecto a este sillín mis "no-conclusiones" por conclusiones definitivas que sirvan para que todos los que paséis por aquí podáis haceros una idea lo más realista posible de las posibilidades de este sillín.  Será inminente.

Apuesto a que en ese estudio, además de la posición del sillín, la longitud de la potencia va a dar que hablar.

A esa cita con el biomecánico llevaré el Duopower, el sillín EC90 y la otra copia china de carbono del Specialized Power que estoy pendiente de recibir, aunque esta vez con una anchura de 155 milímetros.

Mientras tanto, al menos me queda una salida más con el EC90 sin variar ni un milímetro su posición actual. 

Con la nueva experiencia que vaya acumulando, con el resultado del ajuste biomecánico y con el sillín réplica de carbono, prepararé la segunda parte de esta entrada que espero os resulte intersante.  




lunes, 22 de febrero de 2021

Cubierta Continental GrandSport Race - Rodillo Zycle Pro (Bkool) y mierdas relacionadas.

Exposición de motivos


En esta entrada voy a escribir sobre algo de lo que no sé, así que puede ser una pérdida de tiempo para el visitante; lo advierto en este primer párrafo y lo detallo a continuación.

No he sido hasta ahora aficionado al ciclismo de carretera y por tanto el primer material que pruebo específico es el que tiene mi Orbea Orca de 2018, bicicleta que llega a mis manos en diciembre de 2020 y con la que aún no he sumado 1000 kms (mi "Gata Negra")

Hechas las presentaciones, si te apetece quedarte a ver como un globero neófito intenta escribir una entrada útil acerca del mundo de las cubiertas, eres bienvenido.

Puesto a ser claros, confieso también que más allá de preocuparme por encontrar la información necesaria sobre la presión a la que es lógico llevar unas ruedas de carretera y de mantenerlas hinchadas en ese rango, poca o ninguna atención más había dedicado, ni a las cubiertas ni a las ruedas ya que funcionaban como era de esperar y  he tenido la suerte de no haber pinchado hasta el momento.

Cubiertas y Rodillo Bkool /Zycle Pro


Sin embargo un tema colateral me hizo prestarlas más atención.   

Con la intención de ser constantes en la preparación de "Los Diez Mil del Soplao" compramos un rodillo Zycle Pro, el sucesor del Bkool Pro 2 ( en realidad es el mismo, ahora fabricado bajo la marca Zycle), para cuyo uso teníamos mi chica y yo una pareja de ruedas traseras extra, montadas con cubiertas específicas de rodillo: en el caso de la bici de carretera una Vittoria Zafiro Pro y en el caso de la de montaña una Btwin Home Trainer.

Al poco tiempo el rodillo empezó a dar problemas de conectividad con la aplicación Bkool dejándonos tirados durante las sesiones de entrenamiento. 

Buscando en Internet, resulta que el problema podía derivar de las cubiertas, pues la mayoría de las específicas no se llevan bien con el Zycle Pro.   Resumiéndolo a lo más simple, parece que el compuesto del que están hechas las cubiertas de entrenamiento, al rodar sobre este rodillo, generan un campo de energía estática que afecta a la señal Ant+.

En fin, que las cubiertas de rodillo no sirven para el rodillo. Tócate los huevos.  

Para más inri, en la página de ayuda de Zycle se detallaban una serie de marcas y modelos que distorsionaban especialmente la experiencia de uso con Bkool,  de tres cubiertas que acabábamos de comprar, dos estaban en esa lista negra.  

Ni queriendo hubieramos atinado más.

En el siguiente enlace tenéis la lista negra completa:

https://help.zycle.eu/hc/es/articles/360010507880-Cubiertas-a-evitar-y-recomendada

Cubiertas a evitar
Michelin Lythion 2
Michelin Pro Race 3
Continental GP4000
Continental Hometrainer
Victoria Zaffiro Pro
Tacx Training Tyre
BTWIN Home Trainer
Schwalbe Insider Performance
Cubiertas específicas para entrenamiento indoor

***Cuadro extraído de la página de soporte de Zycle, accesible desde el enlace señalado***

Según las recomendaciones del fabricante, parece que sólo son recomendables con este rodillo las cubiertas Michelin Dynamic Sport (14,06 euros en Amazon versión plegable) las mismas cubiertas Dynamic Sport en versión rígida (10,50 €)  en el caso de bicis de carretera, y las Vittoria Randonneur en el caso de bici de montaña con rueda de 26".  Estas últimas están a la venta en Decathlon a un precio de 15,99€ 

Lo curioso de todo, es que estas cubiertas no son específicas de rodillo, simplemente "se llevan bien" con el Zycle Pro/Bkool pro 2.

En el canal de Youtube de Ángel Rascón hay un par de vídeos dedicados a los problemas de conectividad de Bkool (ahora Zycle Pro) y, en el apartado concreto de las cubiertas, se recomienda usar aquellas que por desgaste haya que ir retirando de la circulación en exteriores.



Momento del cambio de cubierta - Continental GrandSport Race


Y es en este punto cuando acabo por dedicar atención al estado de mi cubierta trasera.  Como puede verse en la foto, el pérfil redondeado típico de una cubierta de asfalto ha acabado convirtiéndose en un perfecto plano. ¿Cómo no me habré dado cuenta antes?


A saber la kilometrada total que lleva esta cubierta. Lo que sí sé seguro, es que en el momento en que me fijo de verdad en ella y tomo la foto, lleva acompañándome 479,60 kilómetros.   Strava dixit.

De la conversación con el vendedor el día de la venta poco recuerdo y sin embargo si que grabé en mi memoria unas palabras en las que hacía mención a que con las cubiertas que llevaba la bici, no había pinchado nunca.

Puestos a cambiar la cubierta y no tener bagaje previo con el que comparar, queremos un buen recambio que no de problemas y, no haber pinchado "nunca" es un argumento de mucho peso para valorar su reposición.

Por otro lado, tras hacer mis pesquisas cibernéticas, constato que se trata de una cubierta muy popular y por lo tanto muy testada. 

En el momento de escribir esta entrada está disponible en Amazón con  1.376 valoraciones de las cuales sólo un 5 por ciento del personal ha salido descontento.  

El precio a día de hoy también me parece razonable, 21,95 € en medida 700x25 y el plazo de entrega 1 sólo día para los que tenemos Prime.

Con todo lo expuesto no encuentro ninguna razón para no decantarme por este modelo.  A continuación dejo el enlace de Amazón.


Un día más tarde, la recibo en casa.



Lo primero que hago es pesarla, insisto en que no sé si este peso es mucho o es poco, porque no tengo con que comparar.  La báscula de cocina arroja un peso de 272 gramos.


Montaje


Otra "primera vez" en mi historia con el ciclismo de carretera es desmontar la cubierta vieja y montarla en la rueda de rodillo y montar la nueva en la rueda con perfil que uso en ruta.

Mi amigo Antonio me había dicho que eran más difíciles de cambiar que las cubiertas de montaña, pero en este caso no veo ninguna diferencia y prácticamente la monto con los dedos sin ayuda de demontables.

A la izquierda en la siguietne foto la Mavic Aksium que uso en el rodillo montada con la Continental GrandSport Race gastada y a su derecha la recién llegada montada en una Mavic Cosmic de perfil.

A pesar de que la foto no es especialmente nítida, puede apreciarse la diferencia en el desgaste de la banda de rodadura.


Peso - Referencias


Es el momento de pesar ambas ruedas... una cosa es no saber y otra que no me esté poniendo al día a toda velocidad.

La Aksium con el cierre rápido original, un casete Shimano 105 con piñonera 11-28 y la cubierta Contiental gastada me da un peso de 1,67 kilos.


Mientras que la Cosmic de perfil (42 mm aprox.) con el cierre original, un cassete ultegra 11-32 y la cubierta nueva, arroja un peso de 1,82 kilos.


Esta diferencia de peso de 150 gramos es una sorpresa para mí.   Tenía que haber pesado la cubierta vieja al desmontarla para ver cuantos gramos se han desintegrado con el uso.  Por otro lado tampoco deja de ser razonable que el perfil de la Cosmic repercuta en un mayor peso.

Ahora toca rodar con ella.  La "Gata Negra" y yo nos metemos 66 kilómetros desde Carabanchel hasta el parking de Cantocochino en La Pedriza y, la semana posterior, otros 78 añadiendo a los mismos puntos de partida y destino el tránsito por los pueblos de Mataelpino y El Boalo. 

El primero de los días me encuentro bastante agua en las carreteras de acceso a La Pedriza por el deshielo, y en el segundo, un asfalto en perfectas condiciones... en ningún caso forcé la adherencia de la bici y tampoco sentí ningún extraño. Todo  tal cual debe ser.

Parking de Cantocochino 

Rodillo Zycle Pro


Después de la desesperante sesión en Bkool donde tardé una hora en conseguir que aplicación y rodillo se "entendiesen" y que determinó el cambio de la cubierta específica por la Continental GrandSport gastada, he de decir que, casualidad o causa efecto, de momento los problemas de conectiviad han desaparecido.

Siguiendo el mismo camino y tras varias frustrantes sesiones, mi chica sustituyó su cubierta específica por una Schwalbe City Jet de 26 por 1,50 que tenía guardada desde hace años por casa, y con el mismo resultado: de momento (cruzamos los dedos) rodillo, cubierta y Bkool parecen entenderse bien.

Por si es de interés, dejo el enlace de Amazón pegado a continuación.  En este momento la cubierta City Jet está a 20,05 €, aunque es de advertir, que según los comentarios, hay bastantes personas a las que esta cubierta no les ha salido bien.





jueves, 11 de febrero de 2021

BITACORA VERTICAL - Nuevo rumbo

El objetivo de este blog, cuando nació en septiembre de 2007, fue  contar mis aventuras y desventuras en el contexto de la escalada a modo de diario, como una unidad de memoria fuera de mi cerebro que me permitiera volver a vivir situaciones y momentos inolvidables sin que el paso del tiempo pudiera borrarl el explendor y alegría con el que fueron vividos..

Desde esa fecha tuve épocas de mayor y menor motivación a la hora de escribir, entradas mejores y peores, pero lo que no cambió durante ese tiempo, es que la escalada siguió siendo el motor de mi existencia, de mi organización familiar, de mis viajes, de mi ocio, de mi todo... y sin embargo, el tiempo pasa, y lo que vi en otros amigos y creí que nunca me iba a pasar a mí, pasó:  después de un año muy malo a nivel físico en 2019, en 2020 empecé a recuperar fuerzas y energías pero no las ganas de escalar.  Luego vino la pandemia, nos encerraron en casa, cogí peso y, mientras pasaban los días, proyectaba mil cosas en mi cabeza, pero entre ellas no estaba escalar.

¿Entonces qué?   

Esa era la gran pregunta. No viajo solo por la vida, no se trata de hacer lo que me apetezca sólo a mí, sino de hacer aquello que nos apetezca y nos encaje a la "unidad vital" que formamos mi chica, mi perra y yo.

Parece que las opciones, mientras las actividades "escalatiles" queden suspendidas hasta nueva llamada de la roca,  pasan por que la Bitácora Vertical ponga pie a tierra y vuele raso.  Seguirá hablándose de montaña, y de lo que surja, pero será desde la perspectiva senderista, ciclista y viajera.

Nosotros, que no somos de seguir modas, nos hemos sumado a una, nos hemos subido al carro de los retos,en concreto  participar en la prueba de resistencia de Los 10.000 del Soplao en Cabezón de la Sal, Cantabria. 

Si el coronavirus lo pemite, nuestro ánimo e intención inicial, es ponernos lo suficientemente en forma como para acabar las versiones más light de las pruebas de marcha y mountainbike.  Si finalmente no se celebrase, tampoco será un gran disgusto, porque lo que hay que hacer para estar en forma, es algo que haríamos de cualquier forma porque es puro disfrute para nosotros y, la fecha del 22 de mayo, una manera como otra cualquiera de motivarse.

Entrenando para "El Soplao"

El ciclismo y yo tuvimos una larga relación en el pasado y sin bien nunca  dejé de tener bici, otra cosa es que la haya usado mucho en los últimos años. A la mountain bike y sus actualizaciones, he sumado una bici de carretera y un rodillo.  Esto supone mucho material que probar  y ese es un filón para escribir entradas porque siempre he sido fan de las criticas de material, antes en las revistas y ahora de blogueros y youtuberos independientes.

Entrenando para "El Soplao"

En fin, nunca fue este un blog muy popular y, aunque como dije en el primer párrafo, no nació con esa intención eso no quita para que aquellos que os dejéis caer por aquí no os haya sorprendido el cambio de enfoque y os merezcáis una explicación.

El equipo de Bitácora Vertical

viernes, 5 de febrero de 2021

Bidón (cacharra) Elite Fly 550 ml

Vamos a dedicar esta entrada a uno de esos componentes del ciclismo, que malos o buenos, nadie saca pecho por tener, ni se flipa contemplándolo, ni se emociona al usarlo.  Hablemos de la cacharra.

La cacharra es uno de esos elementos humildes, quizás el que más, dentro de un mundo en el que gastarse 2000 pavos en un artilugio que va a pedales (y no pasa de gama media) se está convirtiendo algo en normal.

Una obviedad: sin bici se puede vivir pero sin beber agua no.  Así que, independientemente del coste monetario, concedamos tiempo a un elemento que en sí mismo, es más valioso que todas las bicis juntas.

Mi Orca vino sin portacacharras ni por supuesto bidones... siendo de segunda mano hubiera dado igual porque no están los tiempos para ni ser ni hacerse el poco escrupuloso.  

Resuelto el tema del portabidón (Véase la entrada "Portacacharras chino de carbono - Aliexpres") nos pusimos manos a la obra para encontrar una buena opción que que se adecuara a la bici de carretera.

Cacharras Elite Fly 550

Tiene su ciencia lo de los portabidones, los hay de varios tamaños y colores, incluso isotérmicos. Yo, que hasta hace poco más de un año me consideraba a mi mismo un escalador (de los de roca), no podía ni imaginar que todo el asunto escondiese tanta ciencia.   

El caso es que si bien en la de montaña monto según toca  el Camelbak o un bidón de 750 ml, la carretera lleva otra dinámica y lo que se impone en rutas o salidas largas es el doble bidón pequeño, es decir entorno a los 500 ml, de los cuales uno suele ir con agua y el otro con bebida isotónica.  

También he visto que en salidas más cortas, hay quien aprovecha el segundo portabidón para poner una "falsa cacharra" que en realidad es un contenedor para llevar herramientas, la cámara de repuesto y otros útiles para salir del paso en caso de avería.

Nos hemos vuelto todos muy pijos con el tema de las bicis, o quizás siempre lo fuimos, el caso es que además de la capacidad y el número de cacharras, está el tema del peso y por supuesto el estético. 

Una cosa es que no saquemos pecho por una cantimplora acoplada a la bici y otra muy diferente, es que le pongamos algo que distorsione su belleza.  Siempre lo digo, soy macarra pero no hortera y en el caso que nos ocupa soy de los que piensa que bici y el ciclista tienen que parecer salidos del mismo molde.

Establecidos los parámetros de búsqueda, me fui de tiendas sentado en mi silla delante del ordenador con los dedos aporreando teclas.

Es acojonante la variedad de diseños, colores y conceptos, por suerte el que más me gusta es de los más baratos y sin más le doy al enter después de comprobar en la cesta por enésima vez que mi elección era la mejor que podía hacerse.

Las cacharras Elite Fly "maridan" estupendamente con el resto de la bici de la que ya forman parte.

Según los recibí en casa me puse a mirarlos con lupa, en la parte inferior de la tapa se puede ver el número 5 dentro de un triángulo con las letras PP debajo.  Significa que el bidón está hecho de polipropileno y por tanto de un material seguro para reutilizar ya que entre otras cualidades aguanta elevadas temperaturas sin que su estructura se vea modificada; además es un material 100% reciclable. 

Por otro lado, el logotipo de la copa y el tenedor ,indica que la Unión Europea lo ha considerado apto para contener alimentos.


Y, como ciclistilla típico y tópico, lo siguiente que hice fue someterlos a la báscula:

Primero los pesé juntos, por aquello de salvar la sensibilidad inicial


Y luego confirmé el peso pesando uno solo de los botes


Así pues parece que cada unidad pesa 55 gramos y medio.  El peso oficial son 54 y no dudo que sea así, estos bidones ya se han usado y los he tenido que vaciar para pesarlos y, aunque los he escurrido bien, seguro que algo de humedad se ha quedado dentro.   También puede ser porque mi báscula del Lidl no sea tan precisa como la que usan los narcos al pesar la droga.

Los bidones venían con una caperuza plástica y de primeras pensé que era buena idea, porque a veces la tierra del suelo salta a la bici y te la acabas comiendo al beber, pero tras una única salida de 50 kms, constaté que complicaba y ralentizaba la operación de beber. 

Siendo el ciclismo un deporte en el que apartar los ojos de la carretera supone un riesgo que puede ser vital, los he pasado por el cirujano (un cuchillo de carne) y he puesto punto y final a su coexistencia.


Por último decir que de acuerdo a su ligereza, las paredes son extremadamente delgadas lo que le da un tacto de plasticucho cutre.  No lo es, es que no hace falta más.  Durarán lo que duren, pero su misión la cumplen sin problemas y sin lastrar de más.

En cuanto al color, es posible que del roce de meterlos y sacarlos del portacacharras acabe rayado y deteriorado tras unos pocos usos, pero es un suponer, porque en el momento de esta entrada no lo he usado lo suficiente como para poder constatar su evolución en el tiempo.

****Actualización en ruta***

Ayer salí con ellos e hice una ruta de casi 4 horas.  La temperatura fue de 7º y la sensación térmica, debido al viento, de 4º, es decir que no hacía nada de calor.  El caso es que me fulminé los 2 botes cuando aún me quedaban 8 ó 9 kilómetros para llegar a mi destino en Cantocochino (La Pedriza).

Bien es verdad que yo suelo beber mucha agua, pero también es para tenerlo en cuenta.  Si te molan las salidas superiores a tres horas, el tamaño de 550 ml. puede ser justo o escaso y tendrás que tener previsto un lugar de repostaje.  

Actualización 2ª

Después de unos cuantos usos hay un aspecto subjetivo que no termina de convencerme, y es que yo hasta ahora siempre había usado cacharras de la marca Zefal y quizás por eso me he acostumbrado a su sistema de apertura de boquilla y al caudal de agua que proporciona.   En el caso de los Elite, el caudal de agua es mayor y el sistema de abertura de la boquilla me resulta más tosco y menos intuitivo de saber, al llevármelo a la boca, si está abierto o cerrado.  

En ambos aspectos me siento más cómodo con el sistema y flujo de los Zefal... pero esto no deja de ser una apreciación personal.

Enlaces:


- Aquí la versión Elite Fly 550 "con caperuza" precio 10,99 € - Amazon
-Aquí la versión sin ella del Elite Fly 550 precio 9,90 € - Amazon
-Si no te importa esperar, también lo tienes en Aliexpress por 8,87 €

***Actualización:  

-Ahora mismo están de oferta en Deporvillage a 3,95 - 4,00 €dependiendo del color. A este precio, hay que sumarle los gastos de envío que rondan los 4€ más. 
-En Bulevip los tienen a 5,61€.  Esta tienda granadina tiene la ventaja de que a partir de 25€ los gastos den envío son gratuitos.


jueves, 28 de enero de 2021

Portacacharras chino de carbono - Aliexpress

El portabotellas o portacacharras,  es uno de esos pocos elementos baratos y fundamentales que nos acompañan allí donde vayamos con la bici.

Durante un tiempo se disputó su supervivencia, al menos en el mountainbike, con el auge de los Camelbak o mochilas de hidratación, pero al final se impuso la lógica de lo simple y, salvo en salidas muy, muy largas o de corte más endurero, donde la mochila de hidratación tiene una utilidad colateral como elemento de protección a la espalda, la cacharra y el portacacharras vuelven a dominar la hidratación del ciclista.

 

Mi Orbea Orca llegó a mi de segundas nupcias, con algunos extras y algunas carencias: los portabidones era una de ellas y había que poner remedio de inmediato.

Tengo mucho, demasiado despiece ciclista por casa al que por fin me he puesto a dar salida. En ese batiburrillo hay más de un portacacharras esperando su oportunidad,  pero la Orca es una niña mimada y, aunque transitoriamente hubo que recurrir a un portacacharras Zéfal, pronto acudimos a las delicatessen asiáticas y localizamos en el escaparate de Aliexpress  dos preciosidades de carbono "BBBL" (bueno, bonito, barato y ligero)

En menos de tres semanas los tenemos en casa.  Mucho se tiene que torcer la cosa para que con una protección así, el producto pueda llegar dañado.  No fue el caso.

No tardé ni 5 minutos en retirar el veterano francés Zéfal y sustituirlo por los recién llegados de China.


Portabotellas Zefal
Portabotellas de la marca Zefal usado transitoriamente

Mejorar estéticamente y  perder casi 30 gramos en la pareja de portabidones, dificilmente podrá ser más barato y rápido.

Antes de usar la báscula de cocina, probé con el peso de "colgar" pero no era lo suficientemente sensible como para pesar los 25 gramitos del artilugio.

Los portabidones vienen con dos parejas de tornillos, unos de colorines y otros convencionales cromados:



La combinación de portabidón-tornillería de colorines suma 31 gramos.

Mientras que la combinación de portabidón-tornillería cromada sumaría  29 gramos.


2 gramos arriba o abajo, ni quitan ni ponen rey. Por otro lado no soy yo muy colorista así que, ni unos ni otros, mantengo los originales de la Orca, que están pintados de negro y pesan 6 gramos. 


****Actualización

Algunas líneas más arriba dije que el peso, a estos niveles no era importante para mí.  La estética es otra cosa.  Navegando por Aliexpress di con una tornillería fresada con CNC y no pude resistirme. El precio 1,82 euros incluyendo los gastos de envío.


Pero es que además de ser chulos, no pesan nada: 3 gramos la pareja.


No daba crédito y repetí la operación añadiendo un protector de corcho y restándole su peso en la báscula, el resultado son los mismos 3 gramos.


Y puestos en la bici en combinación con el portacacharras de carbono, quedan como el uno para el otro



Enlaces y precios:


Vendedor: NV Bike Store. Rapidísimo en el envío (menos de tres semanas).  Vendedor veterano, llevan en Aliexpress desde el 2015 con una valoración positiva superior al 97%.  Me lo apunto para seguir su tienda.  Mi experincia ha sido de "diez".


Precio: 17,91€ en el momento de mi compra con los gastos de transporte incluidos.

Proximamente en esta misma entrada: prueba de rendimiento.